Un “superhéroe” a los tiros en Lanús

Menganno el "superhéroe"

Cosecha Roja. –

A las 11 de la noche, frente a la Estación Lanús, por donde a diario pasan miles de personas, un Citroën C3 color beige cruza la intersección de Eva Perón. Un auto le corta el paso. Se bajan tres personas y sin mediar discusión apuntan y disparan 14 balas. El conductor del C3 es Menganno: el “superhéroe”, el vigilante.

¿Quién es Menganno? El “superhéroe” de Lanús nació el 19 de octubre de 1969. Terminó sus estudios en la Escuela Nación de Comercio de Aldo Bonzi en 1987. Se sabe poco más que lo que salta a la visa: que patrulla las calles de su barrio desde hace más de dos años vestido como un Robocop autóctono. Dice que su traje representa “la seguridad, la justicia y otras cosas”.

Meganno va por el barrio luchando contra el crimen con un escudo de Lanús a bordo de los dos Megannomóviles –una moto y una camioneta- que parecen salidos de una película de ciencia ficción. Menganno aclara el porqué de tanta pantomima: “Yo soy solidario y bueno, pero no estoy loco”.

En el fondo, Menganno es un tipo normal. Como los superhéroes de ficción, sus familiares y unos pocos allegados son los únicos que conocen su verdadera identidad. Tiene una hija adolescente “que aprecia lo que hace y un varón que se quiere esconder de la vergüenza”. Tanto llamó la atención que su “lucha” fue reconocida por Coca Cola en el libro de las “125 Razones para Creer en un Mundo Mejor”.

Menganno dice que su salto al mundo de los vigilantes barriales -una modalidad que hasta en los comics tiene ribetes suicidas- se dio viendo la tele. “Miraba el noticiero y veía que la gente era robada o asesinada en la puerta de sus casas”, cuenta el “superhéroe”. “Me rompía la cabeza pensando qué podía hacer. El problema era cómo captar la atención y la respuesta estaba ahí. Me llamé Menganno porque es un anónimo, alguien que puede ser cualquiera. Mi objetivo es fomentar la solidaridad, por eso no muestro la cara ni tengo un nombre fashion, bien superstar”, agrega.

La noche del ataque, Menganno iba en el C3 que recibió 14 impactos de bala. El superhéroe, desde su auto, devolvió el fuego.

Fuentes policiales confirmaron el intento de asalto y aseguraron que Menganno se defendió a los tiros. Que los tres delincuentes lograron escapar y que el vigilante más celebre del lugar salvo su vida de milagro: “Hay un tiro en el capó que la peiné de cabecita y salio al corner”.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada