La Corte Suprema de Perú ratificaría la condena de 30 años para “La Reina de las Parranditas”

Por César Romero, La República.-

En dictamen entregado a la Corte Suprema, fiscalía sostiene que “La reina de las parranditas” mandó matar a Alicia Delgado por celos y para evitar que haga públicos sus excesos sexuales, su personalidad violenta –demostrada en Huari– y las reiteradas agresiones a la víctima.

La Corte Suprema debe ratificar la condena de 30 años de prisión impuesta a la cantante Abencia Meza por el homicidio de su ex pareja Alicia Delgado. Así lo pidió el fiscal supremo Pablo Sánchez Velarde.

También solicitó que se confirme la misma pena de 30 años impuesta a Pedro Mamanchura, como autor principal del asesinato, y el pago de una reparación civil de 250 mil soles.

El fiscal hizo dicho pedido en un dictamen que entregó a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, que en las próximas semanas deberá realizar una audiencia para evaluar este caso.

En el dictamen se evaluaron las pruebas e indicios que utilizó la Sala Superior para condenar a “La reina de las parranditas” y a Mamanchura, una como instigadora y el otro como actor del asesinato de “La princesa del folclore”.

Sánchez señaló que está demostrado que Abencia encargó el asesinato a Mamanchura por celos y temor de que Alicia Delgado revele a la opinión pública sus excesos sexuales y estallidos de violencia, que ya habían generado un proceso judicial en Huari.

En este sentido, anotó que está probado que el crimen fue cometido por Mamanchura, quien admitió haber recibido dos mil soles para ejecutar el asesinato, en tanto que él no tenía ningún motivo para querer la muerte de Alicia Delgado.

Al respecto, precisó el fiscal, Mamanchura no es un sicario ni tenía relación con la vida criminal limeña, lo que elimina la posibilidad de reconocer la gama de personas que de haber querido la muerte de “La princesa del folclore” hubieran podido acceder a él.

“Es razonable sostener que su accionar tuvo que ser inducido dinerariamente por alguien muy cercano a él, de tanta confianza que pudiere efectuarle libremente tan seria proposición sin temor a ser denunciado”, lo que lleva a Abencia Meza, dice el fiscal.

Agrega que Abencia Meza sí tenía motivos de orden pasional y temor a que Delgado exponga en público su vida, para instigar el asesinato. Alicia Delgado había iniciado una nueva relación con el arpista Miguel Alarcón Salas, de lo que Abencia estaba enterada por las confidencias que le hacía Mamanchura.

Abencia Meza y “su defensa han planteado –refiere el fiscal– que las relaciones amorosas que mantenía la agraviada no eran de su interés pues desde inicios de junio del 2009 había iniciado una relación sentimental con una persona más joven y agraciada, Zundy Ethel Culquimboz Vizarres”.

Sin embargo, enfatiza el fiscal, esa versión es inconsistente con las declaraciones que “La reina de las parranditas” dio en el juicio. “Una relación de tantos años no se olvida de la noche a la mañana. La relación había cambiado, no era la misma; pero no muere, sigue latente el amor, no muere, la pérdida de mi pareja me dolió mucho. El sábado 20 de junio del 2009, a horas 11.00 aproximadamente, yo desde el Cusco y por mi celular, el nuevo que tengo, poniéndolo en privado, la llamé, escuché su voz y le corté, la extrañaba”, declaró Abencia.

Finalmente, el fiscal asegura que una razón adicional y que vincula más a “La reina de las parranditas” con el asesinato son “las claras muestras de Alicia Delgado de exponer en forma pública la vida sexual de Abencia Meza Luna”.

Amenazas y agresiones

El fiscal menciona que “La princesa del folclore” se disponía a mostrar al público los mensajes de elevado contenido erótico que le envió Meza, que evidenciaban encuentros sexuales con otras mujeres, y exhibir el expediente original del proceso judicial de Huari y las dos pistolas involucradas en dichos sucesos.

El fiscal anota que ese hecho lleva a otro indicador de la culpabilidad de Meza: “las amenazas de muerte y agresiones físicas que le profirió a Delgado antes de su muerte”, de lo cual se ha recogido, recuerda el fiscal, abundante prueba testimonial e instrumental.

El fiscal anotó que, pese a la abundante prueba de las agresiones físicas, Abencia insistió en negarlas, lo que otra vez demuestra su culpa pues, de no existir relación entre ese hecho y el crimen, no tendría por qué haberlo negado, motivo por el cual solicita confirmar la pena de 30 años de prisión.

Mayor Castigo

“La imposición a Abencia Meza de la misma pena que la impuesta a Mamanchura responde al mayor reproche que implica haber procurado por medio de su poder económico la muerte de una persona con quien guardó una relación vivencial, comercial y amical, lo que supone un nivel de traición que intensifica el desvalor de su acción y orienta a fijar una pena que garantice su resocialización y readaptación social”, enfatizó el fiscal.

Dinero

250 mil soles es la reparación civil que deberán pagar Abencia y Mamanchura.
2.000 soles cobró Mamanchura por matar a Alicia Delgado.
900 soles tenía Mamanchura al ser detenido.

La Reina de las Parranditas – Estoy buscando un abogado

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada