“Van por los hijos de Milagro Sala”

“Si se pudiera hacer un cuadro cronológico de las aperturas de las causas, se podrá ver que las van abriendo cada cierto tiempo. Nos pasa a menudo. Cuando nosotros creemos que ya no se van a abrir más causas, aparece otra. La idea del hostigamiento es clara. Se puede pensar en esos términos. Primero a ella y a los dirigen”tes, luego a su esposo. Ahora van por sus hijos y no sólo los de ella sino los de otros dirigentes”, dijo a Cosecha Roja la abogada de Milagro Sala, Elizabeth Gómez Alcorta. “El eje central de todo esto es el hostigamiento. Es justamente eso que le dijo Gerardo Morales a Horacio Verbitsky, allá por el mes de marzo de 2016 y el hecho de que tienen 60 causas”.

El fin de semana, por orden de juez de Control Penal Jorge Zurueta, en plena feria, se dispuso el secuestro de autos que pertenecen a familiares y allegados a la líder de la organización social Tupac Amaru. Si bien se logró incautar cinco, la orden es por un total de 28 vehículos. La causa por la que ahora se la investiga es “supuesto lavado de dinero”. Para el Zurueta, según señala en el escrito, Milagro Sala “en su calidad de jefa suprema de la organización barrial Tupac Amaru conformó una asociación delictiva destinada a perpetrar sistemática y metódicamente fraudes a la administración pública de proporciones millonarias”.

En un comunicado, la organización explicó que el juez Zurueta “da por ciertos hechos ilícitos que la justicia debería primero investigar” y denunció que “se trata de una nueva embestida del gobierno provincial para profundizar el show mediático y extorsionar a familiares de detenidos y cooperativistas para que denuncien a la diputada del Parlasur ante la falta de pruebas que hay en las causas. No es casual que justo se haya realizado el fin de semana en el que se publicó un informe sobre los fondos que recibió por parte del gobierno de la provincia Rene “Cochinillo” Arellano, el único testigo de cargo en contra de Milagro Sala en el juicio por los huevos, y que la defensa demostró que mintió sistemáticamente durante todo el proceso”.

Para Alejandro Garfagnini, coordinador nacional de la organización barrial, “ante la falta de pruebas, buscan intimidar a las familias de los otros detenidos y cooperativistas con el fin que declaren contra Milagro. Es claro el planteo que redactó la fiscalía respecto a la organización social: dictada por Gerardo Morales, según la resolución, la Tupac Amaru y el cooperativismo constituye una asociación ilícita. La unica asociación ilícita en la provincia es la del partido gobernante: funcionarios del Poder Ejecutivo, familiares varios de ellos del contador, junto a jueces y fiscales que son la mano ejecutora puestos todos de acuerdo para detener a los opositores políticos”.

Paula Álvarez Carreras, defensora de Milagro Sala explicó que el operativo se produjo sin mediar los requisitos de urgencia. Parece una medida de prueba más bien ligada a la causa madre que investiga los fondos para construir viviendas. Zurueta hizo alusión en el escrito de diez carillas a dos expedientes que en realidad son los de la causa conocida como “Pibes Villeros”, el caso de los 29 millones que usa Gerardo Morales como latiguillo constante contra la dirigente social. En esa causa concluyó la etapa de prueba y la fiscalía la semana pasada pidió la elevación a juicio oral. Hoy las defensas están respondiendo a esa presentación. La mención de ese expediente en el secuestro de los autos da cuenta que esto empezó a investigarse en el marco de aquella causa principal. Eso significa que aunque se abrió con información de la primera causa, ahora parece entrar en una causa diferente cuando en realidad debería ser una medida de prueba de la principal”.

 

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada