Me vendieron al nacer y quiero saber mi identidad

Por 20 años dos parteras firmaron actas falsificando la identidad de bebés que eran vendidos en Ciudad de Buenos Aires. Un grupo de 50 personas encontró que sus actas coincidían y ahora pelean por conocer su origen biológico.

Me vendieron al nacer y quiero saber mi identidad

Por Cosecha Roja
01/09/2020

Por Mónica A. Sznaidman

A los seis años me dijeron que era adoptada. Recién cuando fui adolescente y vi la partida de nacimiento tuve la intriga de ir a ver qué había en la calle Jufré 140. Cuando fui me encontré con un edificio de departamentos. Toqué timbre y pregunté por el nombre de la partera que decía en la partida: Francisca Ofelia Pintos Lemos pregunté por todos lados quién era y nadie me supo decir. Muchos años después, publiqué mi historia en Facebook y se empezaron a contactar personas que habían tenido a la misma partera. Una de ellas es Mónica Balmaceda, quien me comentó sobre Ricardo Blanco, que tenía otra partera, Gregoria Agra de Pasini, pero la misma dirección: trabajaban juntas. Entonces decidimos hacer un grupo en Facebook de personas adoptadas que habían nacido en esas casas que ya no están. Hoy somos casi 50 y queremos saber nuestra identidad.

En mi familia se comentaba que el que me había traído era mi tío desde un lugar más lejos que la calle Jufré. Él ya está muerto, pero una señora que era su vecina me aportó información. Me dijo que iba a ser muy difícil que pudiera encontrar a mi madre biológica, porque esta partera era amiga de ella y trabajaba en su consultorio; lo que hacía era traer chicas del interior, de distintas provincias, “que no podían” tener a sus hijos porque eran pobres, mucamas o muy jovencitas. 

Hoy tengo 53 años y todavía no sé mi identidad biológica. Nací en 1967 y varias veces les pregunté a mis padres cómo me habían conseguido y me repetían que era adoptada, que habían pagado algunos gastos pero que eran los costos de la enfermería, de la atención, la ropita y documentación. Por ahí en el fondo sabían que estaban comprando otra cosa, pero en la voluntad por tener un hijo y con la dificultad para adoptar que hubo siempre y antes peor, quizás aceptaban ese maquillaje y asumían que no estaban haciendo nada malo.

monica 2

A partir del grupo de Facebook fuimos confirmando la amistad entre estas dos parteras y el negocio que habían armado. Gregoria Agra de Pasini también firmaba partidas de nacimiento y entregaba bebés. Hay gente que cuenta que sus padres les dijeron que pagaron por ellos valores que en esos años eran equivalentes a departamentos o autos.  

Las dos parteras fallecieron. Desde el grupo queremos saber si hay más gente que las conoce y que nos cuenten más. Sin molestar a nadie, queremos saber de dónde nos sacaban. Si hay madres biológicas, que aparezcan. Y si hay más personas que tengan a alguna de estas dos parteras como firmantes en sus partidas de nacimiento, que se sumen a nosotros.

Si contás que fuiste apropiada lo primero que te dicen es “sos hija de desaparecidos”. Y no, yo soy del 67 y también fui apropiada. Más allá de las intenciones que hayan tenido nuestros padres hubo un mecanismo para falsificar partidas y entregarnos a otras personas. 

Un reclamo que une a nuestro grupo con otros grupos de búsqueda es la ampliación de las funciones del Banco Nacional de Datos Genéticos para todos. Porque las apropiaciones en Argentina hubo antes, durante, y después de la última dictadura. Queremos tener el derecho a saber nuestra identidad.

Si dudas de tu identidad, coinciden estas parteras o tenés datos para ayudarnos podés entrar a nuestro grupo: 

Por Nuestra Identidad- Parteras F.Ofelia Pintos Lemos- Gregoria Agra

Cosecha Roja

Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales
Cosecha Roja