Venezuela: cuatro muertos y diez heridos en una fiesta callejera

muertosvenezuela

El Universal.-

Con carteles que van pegando en varias paredes del barrio Nuevo Horizonte de Catia se anuncia la fiesta que se llevará a cabo el fin de semana.

Son esas llamadas “fiestas de negocios”, una modalidad que llama la atención por la libertad que tienen los asistentes de hacer, relativamente, lo que les dé la gana. Solo tienen que pagar una entrada para disfrutar de la música.

En una de esas celebraciones públicas, el domingo a las 11 y 15 minutos de la noche, cuatro personas murieron y otras diez quedaron heridas, luego de que una balacera acabara con todo.

Es común que todas las “fiestas de negocios” terminen a tiros, generalmente con heridos.

En esta oportunidad, los hermanos Jarlenzon Enrique y Freddy José Herrera Martínez, de 18 y 19 años respectivamente, además de Michael Vega Altamar, de 29, y un hombre apodado “el Mudo”, perdieron la vida. Los diez heridos fueron por impactos de bala y politraumatismos generalizados.

Estos últimos porque corrieron desesperados para resguardarse de las balas.

Como la fiesta la realizaban en la platabanda de una vivienda, estaba toda el área descubierta, y muchos cayeron desde una altura de tres metros aproximadamente.

Estaba comenzando

La celebración empezó relativamente temprano. A las 9 de la noche comenzaron a recibir a los asistentes, que solo cancelaban 50 bolívares.

Como se llama “fiesta de negocios”, explicó un habitante de la zona, allí se hace eso: negocios. La droga, alcohol y las armas son exhibidos al público.

Quienes paguen la entrada tienen dos opciones: compran adentro lo que quieran consumir o lo llevan sin ningún problema. Lo menos que existe es la restricción.

Por esa libertad es que las balaceras son comunes.

“No hay quien controle eso, y aunque muchas veces se denuncian a la policía para que las evite, es imposible. Hay policías que están vendidos y lo que logran es que le bajen volumen a la música”, dijo.

Esa noche, cuatro sujetos fueron quienes dispararon a la multitud. Según dijeron testigos, dos de ellos: “Sair” y “Pepeto”, se ensañaron contra los asistentes.

Son miembros de la banda “los Cabezones”, que azota la zona. Ellos estaban en la fiesta y, entre las hipótesis, resaltan que se encontraron con enemigos y se enfrentaron.

Otra versión es que llegaron a disparar para acabar con la celebración.

Lo cierto es que estos cuatro cadáveres forman parte de los 37 que contabilizaron durante el fin de semana en la morgue de Bello Monte; es decir, desde la tarde del viernes hasta la mañana de ayer.

Fuentes extraoficiales del Cicpc detallaron que en lo que va de mes, 425 han sido los cuerpos contabilizados en la medicatura forense.

Familias dolidas

Los deudos de los hermanos Herrera Martínez dijeron que sus cadáveres fueron signados con los números 422 y 423 del mes de mayo.

Detallaron que no vivían juntos. Jarlenzon lo hacía con su esposa y dos hijos en el barrio, pero Freddy tenía un buen tiempo (no determinado) viviendo con su padre en Valles del Tuy.

El sábado, Freddy le dijo a su papá que iba a casa de su novia en Caracas y que se quedaría con ella esa noche.

El domingo, el muchacho se fue al barrio Nuevo Horizonte a escondidas de su padre, quien siempre estuvo en contra de que fuera para allá.

Le mintió y se fue a la fiesta, donde lo mataron con su hermano.

En cuanto a Michael, los deudos dijeron que era albañil y no conocía a los hermanos.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada