Violencia obstétrica: el relato de papá

violencia obstétrica

Cosecha Roja -.

“Mamita te comiste una milanesa con tomates”, le dijo la enferma a Lorena cuando la ingresaron al hospital el 23 de marzo. Estaba embarazada de siete meses y tenía dolores abdominales. El esposo Aldo Dianez registró en un posteo de Facebook el mes que Lorena luchó para no morir después parir a su hijo en el inodoro del cuarto donde estuvo internada. Su bebé vive, Lorena murió después de seis operaciones.

23 de marzo

Lorena sabía que eran contracciones: no era su primer parto, tenemos tres hijos más. La enfermera insistió con que eran cólicos. “Mamita te comiste una milanesa con tomates”, le dijo la mujer. Ella lloraba del dolor. La mujer la tocó y nos dijo que la tenían que dejar internada. “Todo está bien”, le dijeron después del monitoreo. Ella seguía sintiendo los dolores y sabía que el bebé estaba por venir. Después de eso no le volvieron a hacer un tacto.

25 de marzo

Hace dos días que está internada en el hospital y ningún médico se presentó. A las nueve de la mañana me pidió que la ayude a ir al baño. La acompañé y la acomodé para que se sentara y la dejé sola en el toilet del cuarto. “El bebé”, me llamó. Le dije que se tranquilizara, que era el bolo fecal después de cinco días sin ir de cuerpo. Pero ella sabía lo que le pasaba, no era su primer parto. Tuvo a nuestro hijo en el inodoro.

Estaba desesperado, salí corriendo a buscar a las enfermeras. No estaban donde suelen estar pero una partera me ayudó a sacarlo del inodoro. Los llevaron al quirófano: a ella la trajeron después de diez minutos, a mi hijo lo trasladaron a terapia de neonatología. Nos enteramos después de que tenía la placenta desprendida hacía dos horas. Si ella no iba al baño, a mi hijo no le iba a llegar oxígeno al cerebro. Por suerte ahora está bien.

26 de marzo

Le hicieron una ecografía. No aguanté más y me quejé con las enfermeras. No se había presentado un médico hasta ahora. Hace dos días que Lorena está tirada en el cuarto del hospital con fuertes dolores abdominales.

4 de abril

Después de diez días le hicieron un raspado para sacarle los restos de placenta. Me dijeron que la limpiaron y que ya estaba bien, pero yo sabía que algo andaba mal. Antes de entrar al quirófano, la tuvieron una hora y media al lado de un paciente que había muerto. Entró en estado de shock, seguía con fiebre desde hace una semana.

14 de abril

Ayer descubrieron una mancha fuera del útero. Le hicieron una tomografía que la pospusieron dos veces. Me dijeron que puede desaparecer de a poco pero la fiebre no para de bajar y de subir. Hace unos días me explicaron que podía tener un principio de neumonía pero que los análisis daban bien, que no había nada de qué preocuparme. Hoy la llevaron al quirófano. “Si tiene que sacar el útero sáquelo, puede que tenga una infección”, le dije al doctor. Había pedido una interconsulta con otro médico porque no estoy seguro de cómo se están manejando las cosas. Cuando salieron de la cirugía, el médico me tranquilizó: “Encontramos una cantidad importante de pus fuera del vientre, limpiamos bien y el útero está impecable por eso no lo quitamos”.

21 de abril

Tuvo 40 grados de fiebre ayer y hoy la llevaron de nuevo al quirófano. Le descubrieron otra vez una bolsita con líquido desconocido fuera del útero. Estuvo abierta de par en par en la sala de operaciones durante cinco horas. Los médicos me dijeron que sacaron pus de nuevo pero que esta vez había una perforación en el intestino. Casi me muero. “Se pudo haber dañado durante o antes de que ella se interne”, me dijo el caradura. Yo le dije que tenía estados febriles y que era obvio que el foco estaba en el útero. “Si usted sabía por qué no me vino a decir antes, con el diario del lunes es más fácil”.

22 de abril

Llamé a una conocida que es doctora y le conté todo. “Sacala urgente de ahí” fue lo único que me dijo. Ahora estamos en el Hospital Belgrano de San Martín, ella le preparó una cama a Lorena. Llegó con la presión muy alta y una insuficiencia renal muy avanzada. Los médicos del Belgrano me pidieron la historia clínica, pero en el otro hospital no me la quisieron dar.

26 de abril

Vengo de la comisaría 1ra de Lomas de Zamora. Tuve que hacer la denuncia porque todavía no me habían entregado la historia clínica. Ya la tengo y la estoy llevando al Belgrano así operan a Lorena. No fue fácil. La primera vez que fui con la denuncia en la mano me dijeron que el director estaba de vacaciones y que no regresaba hasta mañana. Le conté mi situación pero no les importó. Llamé a los policías y ellos intervinieron: para las 22 ya tenían el documento.

30 de abril

Es la sexta vez que la operan en un mes. Cada cirugía es más complicada para su vida, no hay cuerpo que aguante. Hace una semana que está en coma farmacológico. Los médicos ya me dijeron que es poco probable que salga de esta con vida. ¿Saben qué? El foco infeccioso al final estaba dentro del útero, como yo les dije hace unas semanas. La última operación fue hace unos días cuando empezó a perder bilis por una herida. El intestino, que había empezado a funcionar, estaba dañado y debilitado. El lunes 4 de mayo la tienen que volver a operar.

6 de mayo

No hay nada más que escribir, hoy murió Lorena, pero nuestro bebé vive.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada