Zabo, no seas tan maricón

zabo1I

Maricón. Cuando era chico eso era lo peor que me podían decir. Era como si a Marty McFly le dijeran gallina.

A mí siempre me gustaron los pibes y nunca me lo cuestioné. Podía disfrutar de las cosas hechas para chicas sin sentir culpa ni dar explicaciones. Discutía con mi hermana sobre Sailor Moon, le hacía compañía a mi vieja mientras miraba las novelas.

Nos enseñan a usar el machómetro desde muy temprano. Cuando me quejaba por algo mi vieja me decía “no seas tan maricón”. Detrás de eso estaba el “no seas tan puto”. Esa era la idea que intentaba inculcarme: ser maricón es ser puto, y ser puto está mal.

Hoy por hoy reivindico las palabras “puto”, “trolo” y “marica”. Suenan bien y se llevan aún mejor con sus complementos (“puto de mierda”, “trolo asqueroso”, “marica ridícula”). Con mis amigos nos llamamos así para quitarle el peso a la agresión que podemos llegar a sufrir por un desconocido. O por un conocido.

Cuando visito a mi vieja y se le escapa un “no seas tan maricón” le pregunto “¿por qué?” y no sabe que responderme.

II

30 de julio del 2014. Yamila Trautman me llama para contarme que vuelve MuchMusic, que el equipo está casi completo, que les falta uno, que yo sería ideal para ese puesto. Yo venía haciendo radio en FM Nacional Rock y no estaba cómodo con el rumbo del programa. Uno de mis compañeros me dijo “te pagan para hablar frente a un micrófono, no seas tan maricón”.

-Sí, Yami. Deciles que me llamen a este número.

III

Martes 4 de noviembre del 2014. Segundo día de #TuMuch al aire. Yo era “el chico de las redes”. Todos estábamos muy contentos por lo que estaba pasando, éramos los encargados de revivir una señal emblemática de la cultura joven.

Ese mismo día se discutía en comisión el proyecto para la legalización del aborto. Ni siquiera los diputados que respaldaban la iniciativa creían que iban a conseguir un dictamen favorable pero al menos el tema aparecía en los medios y por consecuencia, en las casas.

-¿Vos queres que nos levanten?
-Ustedes nos dijeron que “pidamos perdón antes que permiso”.
-Pero es televisión esto.
-¿Y eso que significa?
-Que no vamos a hablar de aborto. Pensá en otra cosa. No sé. Pregúntenle a la gente cuál es su disco favorito, algo así.

IV

Domingo 17 de abril del 2016 a la noche. Fes me escribe diciendo que con lo que pasó en Time Warp y las denuncias que están apareciendo acusando de violaciones y abusos a músicos que entrevistamos en el programa no podemos hacernos los boludos.

-¿Y si nos dicen que no nos metamos?
-No hacemos el programa y listo.

Estábamos muy angustiados y la producción se dio cuenta de eso. Nos dieron su apoyo para encarar esto de la forma que creíamos necesaria. Sin red.

zabo2

V

Miércoles 4 de mayo del 2016. Estamos haciendo un especial de dos horas sobre violencia de género con las protagonistas de las denuncias que salieron a la luz en las últimas semanas y representantes del Estado, los medios y el ambiente musical. Durante el debate se nombra el caso de Belén, la chica de Tucumán que lleva dos años presa y fue condenada a ocho por “matar a su bebé” cuando en realidad tuvo un aborto espontáneo. Ella ni siquiera sabía que estaba embarazada.

Estando al aire me comprometí a hacer un programa dedicado a la legalización del aborto. Fue una jugada bastante desleal con la producción, las personas que me habían negado la posibilidad de hablar de ese tema ya no trabajaban con nosotros. Estaba jugando una pulseada conmigo mismo.

VI

Jueves 12 de mayo del 2016. Reunión de producción de #TuMuch.

-¿Hacemos lo del aborto? Creo que es un buen momento.
-Pienso igual ¿Cómo decís que lo encaremos?

Quedé descolocado. Pensé que iba a encontrar más resistencia que prudencia. Estuvimos un largo rato estudiando cómo hacerlo hasta que llegamos a un acuerdo: el programa sería un debate con gente a favor y en contra.

VII

Miércoles 18 de mayo de 2016. Estoy temblando. Estoy cagado las patas. No tengo miedo de hacer el ridículo porque de eso vivo, tengo miedo de comunicar algo mal y darle una herramienta a la gente que está en contra de esto que creo y defiendo hace tantos años. Me preparé y estudié y aun así no me siento listo. Logré que deje de ser un debate para ser un programa que difunde las consignas de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, logré que vengan mujeres inteligentes y claras a explicar cada una de esas consignas, logré que se vaya a hablar del tema en vivo y para toda Latinoamérica ¿Entonces por qué carajo no logro salir del camarín?

VII

Martes 4 de noviembre del 2014 a la noche. Llamo a mi mejor amigo.

-Me parece que voy a renunciar.
-No exageres.
-A mí nadie me va a decir de que puedo hablar.
-Si llegas a renunciar lo que decís y pensas lo van a saber solamente los boludos que tenés en Twitter. Bancatela, pagá el derecho de piso y generá el espacio para hacerlo y llegar a más gente. No seas maricón.

VIII

Jueves 19 de mayo de 2016 a la madrugada. Recibo un mensaje de mi mejor amigo.

“Che, marica, recién pude ver lo de hoy ¿Te das cuenta que hicieron un programa de televisión a favor de la legalización del aborto para toda Latinoamérica?”

Sí, me di cuenta en el camarín antes de salir al aire.

IX

Estamos haciendo un programa que intenta ser feminista y eso no es algo que se plantea desde el día uno, sino que se construye. No es fácil hablar de abusos, violaciones, el derecho de la mujer a elegir sobre su propio cuerpo y diversidad sexual en un medio en el que el machismo lidera el prime-time, en un medio que se nutre de televidentes que en su gran mayoría parece no hacerles ruido el trato espantoso que se le da a todo género que no sea el masculino. No es fácil hacer televisión pensando en minorías y encontrar jefes que te apoyen. No voy a ser humilde: es increíble lo que estamos haciendo desde MuchMusic Latinoamérica y estoy muy orgulloso de eso.

Por eso, este viernes 3 de junio le vamos a dedicar las dos horas de #TuMuch a cubrir la marcha #NiUnaMenos con móviles en vivo y micrófono abierto para que cualquiera pueda contar su realidad en televisión para toda Latinoamérica.

X

No te quedes pataleando en casa porque no te dan el espacio, generalo.

No seas tan maricón.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada