Forros que no usan forro

Un tiktoker presumió sobre acabar adentro de las chicas sin su consentimiento. El entrevistador se rió y lo subió a Youtube. La politóloga Ana Nemirovsky escribe sobre la feminización de las tareas de anticoncepción y cuidado sexual, el falso imaginario sobre la violación y la importancia de que los chabones se paren el carro entre ellos.

Forros que no usan forro

Por Ana Nemirovsky
15/07/2021

Arte: Federico Mercante

Todo sucede en vivo en Twitch. Un joven tiktoker español llamado Naim Derrechi cuenta en una entrevista con el youtuber Mostopapi que él nunca usa preservativo y que, después de años sin dejar a ninguna chica embarazada, decidió acabar adentro siempre. 

Pero ¿las chicas no te dicen nada? le pregunta Mostopapi. 

Naim admite que sí, pero que él las tranquiliza diciéndoles que es estéril. Los dos se ríen. 

¿Y las Enfermedades de Transmisión Sexual? Parece que nunca escucharon hablar de ellas.

5gg4fi

Mostopapi sube la entrevista sin pensar que sacarse el preservativo sin consentimiento de la otra persona es violación. Y que él y su entrevistado se estaban riendo de eso.

¿Qué problemas tenemos hasta acá?

Desinformación

Que los pibes no tengan conciencia de los riesgos de coger sin forro, que incluye tanto embarazos no deseados como la transmisión de ETS, no es sólo su culpa, es la falta de educación sexual integral (ESI) en las escuelas y en las casas. Y eso es responsabilidad del Estado y de lxs adultxs que lxs criaron. Corta.

La ESI no se reduce a clases de biología ni se trata sólo de que lxs chicxs sepan cómo prevenir un embarazo o cuidarse de las ETS. Busca dar herramientas para prevenir abusos, concientizar sobre la importancia del consentimiento, construir vínculos sin violencia y generar respeto hacia la diversidad sexual y las mujeres. También sirve para que puedan diferenciar el cariño del abuso sexual y para que puedan denunciarlo. En Santa Fe, por ejemplo, en 2019 se detectaron 1000 situaciones de abuso y violencia gracias a los contenidos de la ESI.

Ahora bien, como comunicadores con millones de seguidores Naim y Mostopapi son responsables de los contenidos que generan. Reproducir chistes sobre abusos y tomar la decisión de subir el video es aportar su granito de arena a la violencia sexual contra las mujeres. El machismo también se mantiene porque estos muchachos lo sostienen. 

El falso imaginario sobre la violación

Por otro video de Naim sabemos que está familiarizado con el concepto de “relación no consentida”. Asumimos que en su imaginario, como en el de la mayoría de nosotrxs, eso es sinónimo de violación. Una violación con forcejeo de por medio y resistencia por parte de la víctima, perpetrada probablemente por un desconocido. 

Nunca en pareja, en la cama en la que también ven series y comen. Nunca alguien que en medio de una relación sexual consentida penetra analmente de prepo. Nunca un chabón que se niega a ponerse preservativo a pesar de la insistencia o que se lo saca sin avisar. Nunca alguien que acaba adentro cuando el pacto era que no lo hiciera. Nunca una femineidad que no se resiste físicamente o no puede decir que “no” porque quedó paralizada. En fin, nunca las pequeñas violaciones de todos los días. 

En Argentina, 8 de cada 10 mujeres y diversidades sexuales que llamaron a la línea 144 para denunciar violencia sexual durante 2018, lo hicieron por situaciones que pasaron en el ámbito doméstico. Además, estadísticas oficiales calcularon que sólo el 10 por ciento de las víctimas de abuso sexual logra hacer la denuncia. Según el Registro Nacional de femicidios de la Organización Mumalá en el 40 por ciento de los femicidios cometidos durante 2020 en Argentina, el femicida era la pareja de la víctima, y en el 19 por ciento la ex pareja. La violencia sexual no solo viene de desconocidos que nos atacan en la calle, también es de los hombres con quienes compartimos casa y cama. Y la mayoría de las veces esos abusos no son denunciados. 

Feminización de las tareas de anticoncepción y cuidado sexual

Naim está al tanto de los avances médicos que previenen embarazos: “Si tienes un descuido te jodes”, dice sobre el aborto. En su opinión el feto es una vida, bla bla, y solo debería ser legal cuando la vida de la madre corre riesgo o si fue víctima de una violación. Si “tuvo un descuido” que se joda. O sea: si el embarazo pasa una de las muchas veces que él acabó adentro sin consentimiento, no cuenta como una violación sino como una irresponsabilidad de la chica. Interesante dispositivo patriarcal, cuéntame más.

No es sorpresa que la anticoncepción es una responsabilidad que recae siempre sobre los cuerpos de las personas gestantes. Como tampoco es sorpresa que los hombres no se hagan cargo de la paternidad. A eso hay que agregar que muchos de los efectos de las enfermedades de transmisión sexual golpean peor en los cuerpos de las personas con vulva. Por ejemplo: el HPV puede derivar en cáncer de útero cuando los varones pueden vivir sin consecuencias y las erupciones de herpes genital son más dolorosas en las vulvas que en los penes. 

La anticoncepción, como casi todas las tareas de cuidado, fue proyectada socialmente sobre las mujeres, que interiorizamos el mandato garantizar estos cuidados mientras los hombres se los sacaron de encima.

Y las farmacéuticas ¿qué hacen al respecto? DIU, pastillas anticonceptivas, el parche, el chip, los preservativos para vulvas… La mayoría de los métodos de anticoncepción están diseñados para aplicarse en el cuerpo de las mujeres y personas gestantes. 

Las compañías no invierten en investigación y desarrollo de métodos anticonceptivos para uso de hombres, que son fértiles todos los días del mes a diferencia de otras… Y el Estado podría diseñar alguna política para incentivar a hacerlo ¿no?

Todo eso está condensado en los dos minutos de entrevista del escándalo, con un glaseado de impunidad para matarse de risa ante millones de personas sobre un abuso sexual que solo dos chabones podrían tener.

 

Chabon vs Chabon

Apenas se viralizó el video, la Ministra de Igualdad del gobierno español anunció que lo denunciaría ante la Fiscalía por abuso. Una buena: ya hay un marco legal para este tipo de agresiones.

Aparece el tercer chabón en escena:Ibai. El streamer español de 26 años ya está más que consolidado en el ecosistema de youtubers, no solo deportivos sino en general. Ibai se pronunció de forma pública en un vivo de Twitch (la cadena presidencial del futuro) sobre el contenido del video pero también sobre la irresponsabilidad de Mostopapi por subirlo.

Ibai explicó que conoció a Mostopapi un par de veces y que la mejor, pero que el año pasado empezó a sentirse incómodo con su contenido.

Paréntesis de Mostopapi: los primeros videos son cosecha 2016 en los cuales con un estilo “verdad o consecuencia” entrevista a adolescentes con típicas preguntas sobre sexo, como posición favorita, si el tamaño importa, si preferís chupar o que te chupen. A esos se suman intercalados otros con títulos como “broma telefónica a un grupo racista” o “cosas de los negros que los blancos no entienden”. Lo que se dice tener rango. 

En los últimos ocho meses, las colaboraciones con actrices porno aumentaron y la línea editorial va por el lado de “¿tragás o escupís?”. Ya no hay bromas a franquistas xenófobos. Hasta en la estética de las portadas el canal se pornificó, como debe suceder con muchos otros a los que les suben las views cuando hay tetas, culos y su respectiva portadora es una actriz porno contando sus preferencias sexuales (o lo que sea que elija teatralizar en la entrevista).

Ibai dice que le parece una barbaridad que un video como ese esté subido a redes sociales y que es responsabilidad de Mostopapi haber difundido un contenido donde dos chabones se ríen de que uno de ellos haya cometido múltiples abusos sexuales.

Y cuenta que se contactó con Mostopapi para darle su opinión sobre el contenido en general. Pero, sobre todo, para decirle por qué era grave que haya subido esa entrevista y sobre el impacto que podía tener en millones de personas. “Esto tienes que borrarlo y no puedes seguir haciendo contenido de este tipo”, le dijo. Entre sugerencias de colegas y presión pública Mostopapi bajó el video. 

Hace años que los feminismos pedimos que los chabones hablen entre ellos, que “tengan los huevos” de pararle el carro a sus amigos cuando se zarpan, que dejen de creer que porque no matan ni pegan son el aliade del año, que revisen los micromachismos y abusos de todos los días. Parece que empezaron a hacerlo. Y es mucho más efectivo que un bro te diga que estás haciendo cualquiera a que te lo diga una “feminazi”. Gracias Ibai, sos el MVB (most valuable bro).

Ojalá esto no derive en un yuteo punitivista entre chabones ni en prácticas cancelatorias. Si algo nos han enseñado estos años es que no es por ahí. Lo que necesitamos son nuevas masculinidades que al sentirse interpeladas se hagan cargo del lugar de poder que ocupan y lo usen para transformar el mundillo que habitan para que sea más amigable con las feminidades.

 

¿Qué falta?

Contenido popular, informativo y divertido que deje claro lo grave que es no ponerse preservativo, más aún cuando la otra persona te lo pide, o sacárselo sin avisar. 

Contenido que se ría del forro que no se pone el forro y descuida a la persona con quien coje y a sí misma. ¿Quienes deberían producirlo? El Estado desde la ESI, las productoras y los medios desde sus productos audiovisuales y lxs memerxs, tiktokers y youtubers de la nueva generación.

Ana Nemirovsky
Latest posts by Ana Nemirovsky (see all)