A 6 meses de #Ayotzinapa: “No puede ser que se esfumen 43 cuerpos”

AyotzinapaPizarronCosecha Roja.-

Todavía no se sabe dónde están los 43 estudiantes de Ayotzinapa. A seis meses de la masacre tampoco se sabe por qué los secuestraron. “Vivos se los llevaron, vivos los queremos” es la consigna con la que se movilizarán miles de personas en México y el mundo.

En el DF está por largarse una tormenta. Pero las calles que rodean el monumento El Ángel de la Independencia están plagadas de gente que salió nuevamente a decirle al gobierno mexicano que no le creen su “verdad histórica”. Durante los últimos meses, el ejecutivo quiso dar por cerrado el caso. Dijeron que los jóvenes fueron infiltrados por grupos del crimen organizado, que los secuestraron y mataron por rivalidades entre carteles y que quien dio la orden final fue el presidente municipal. “La marcha de hoy es importante para insistir en que los jóvenes continúan desaparecidos”, dijo a Cosecha Roja la periodista Daniela Rea. La columna de los familiares está lista para marchar.

MéxicoAyotzinapa

Otra de las exigencias es que se abran nuevas líneas de investigación. “Los familiares no quieren que se investigue como un secuestro porque eso implicaría desligar al Estado, el mensaje político es bien grave. El reclamo es que se investigue como desaparición forzada”, agregó Rea. La periodista Marcela Turati dijo a Cosecha Roja: “Eran estudiantes pobres de una escuela en la que se forman los maestros de los niños más humildes del país”.

Movilizaciones en el mundo

Hoy marcharon en Buenos Aires (Argentina), Madrid y Barcelona (España), Kansas (EEUU), La Haya (Países Bajos), Toulouse (Francia), Chiapas, Sonora y Villa Hermosa (México).
MarchasdelmundoAyotzinapa2

MarchasdelmundoAyotzinapa

Buenos Aires:
MarchabuenosAires

Fotos México DF: Daniela Rea

Fotos del mundo: Desinformémonos.

Fotos Buenos Aires: Paloma Robles.

Qué pasó

La noche del viernes 26 de septiembre los estudiantes de la normal de Ayotzinapa iban en micros a una movilización juvenil. La Policía Municipal de Iguala los reprimió: hubo 6 muertos, 25 heridos y 43 desaparecidos. La versión oficial fue que las fuerzas de seguridad locales los entregaron al grupo criminal Guerreros Unidos, que los asesinaron e incineraron sus restos en el basurero de Cocula, en el estado de Guerrero. Después los embolsaron y los tiraron al río San Juan.

En una conferencia de prensa, el ex Procurador General Murillo Karam presentó la masacre como “caso cerrado”. Pensó que así – a cuatro meses- sepultaría los más 85 tomos de expedientes y 13 anexos que tiene la investigación. Pero estallaron las críticas y los comunicados, y el foco de la disputa quedó sobre los peritos del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF). El gobierno quiso desprestigiarlos y los familiares de los 43, los dirigentes estudiantiles y los organismos de Derechos Humanos los respaldaron.

Durante la búsqueda que encararon las autoridades nacionales, los vecinos de la zona y los peritos argentinos aparecieron más de 50 fosas clandestinas: ninguna era de los 43 normalistas. “Eran estudiantes, eran pobres y eran muchos. No puede ser que se esfumen así 43 cuerpos”, dijo a Cosecha Roja la periodista Daniela Pastrana.

El de Ayotzinapa es un caso especial. “¿Por qué nos sorprendemos si han pasado cosas horribles en México? Creímos que estábamos anestesiados. Pero esto fue distinto porque eran estudiantes pobres, porque la masacre fue a la vista de todos y porque fue una desaparición forzada”, dijo Turati.


Quiénes son

“Son 43 desaparecidos, pero no son un número. Tienen vidas y tienen sueños”, escribió Paris Martínez en Animal Político cuando publicaron un perfil de cada uno de los estudiante. Jhosivani caminaba cuatro kilómetros hasta la carretera donde tomaba el bus para ir a la escuela. A Marco Antonio le gustaba el rock: grupos como Saratoga, Extravaganza, los Ángeles del Infierno. A Saúl le faltaba un dedo porque cuando era chiquito lo mordió el molino. Los amigos de Carlos lo bautizaron “el Frijolito” y contaron que era “muy amigable y humilde”. A Emiliano le decían “pilas” y a Antonio “Copy” por su sorprendente capacidad para retener información.

AYOTZINAPAilustracion1

AYOTZINAPAilustracion2

AYOTZINAPAilustracion4

AYOTZINAPAilustracion5

Las imágenes pertenecen al proyecto “Ilustradores con Ayotzinapa”.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada