Abuso y embarazo adolescente en el impenetrable chaqueño

impenetrable

Una nena wichí de 13 años del paraje El Sauzal, en el impenetrable chaqueño, fue trasladada de urgencia al hospital con un cuadro de desnutrición crónica, anemia y neumonía. La ecografía demostró que cursaba un embarazo de 28 semanas. En el hospital le practicaron una cesárea: el bebé murió; ella quedó internada en terapia intensiva en estado reservado.

El Sauzal es una de las comunidades del impenetrable chaqueño. La mayoría de los habitantes pertenecen a la comunidad wichi. Ahí el acceso a los servicios básicos es limitado: no tienen agua potable y la luz eléctrica solo funciona algunas horas por día.

“Lo llamativo es el abandono en el que vive”, explicó a Cosecha Roja la abogada Soledad Deza, de Católicas por el Derecho a Decidir. La chica estaba desnutrida, no va a la escuela, no tuvo acceso a controles prenatales ni mucho menos a educación sexual integral. “A la pobreza se le superponen otras capas de vulnerabilidad como el género, la pertenencia a una etnia. El Estado se esfumó”, explicó Deza.

“Si hubiera tenido acceso a controles prenatales debería haber sido informada, a partir de evidencia científica, sobre los riesgos que suponía un embarazo para su salud y su vida”, dijo Deza. A partir de esa información, la chica podría haber elegido continuar el embarazo asumiendo el riesgo o decidir interrumpirlo.

La chica había llegado al hospital del Bicentenario de Castelli, la puerta de acceso al impenetrable, con una infección respiratoria grave. El 2 de noviembre la derivaron al hospital Julio Perrando de Resistencia, donde descubrieron que estaba embarazada. Ayer, cuatro días después, le practicaron una cesárea: el bebé pesó 1,3 kilos y murió a las pocas horas de nacer.

Chaco es una de las provincias con mayor tasa de embarazo adolescente y mortalidad materna del país. En lo que va del año fallecieron 15 jóvenes con cuadro de desnutrición con gestación en proceso.

Desde hace dos años la nena vive con un varón de 19 años de su comunidad con el que está en pareja, lo que podría configurar una situación de abuso. “Lo que sí sabemos es que todos los embarazos adolescentes son riesgosos”, explicó Deza.

“Ahora la está acompañando una tía de 15 años que está bajo el sistema de proyección del Ministerio de Desarrollo Social alojada en un hogar de tránsito”, contó a Cosecha Roja la abogada Lourdes Polo Budzovsky. La nena sigue en estado crítico.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Comentarios cerrados