Así se tejió una red feminista internacional

actrices

Thelma Fardín se animó a hablar después de 9 años de silencio. Las denuncias públicas de Calu Rivero, Natalia Juncos y Anita Coacci le permitieron comenzar a transformar ese dolor en lucha. Thelma habló con la periodista feminista Luciana Peker y le contó que el actor Juan Darthés, el único adulto del elenco de actores del musical Patito Feo durante la gira por Centroamérica en 2009, la había violado en la habitación del Hotel Holiday Inn de Managua, Nicaragua. Thelma no sólo se animó a contarlo. Estaba dispuesta a denunciar penalmente a su violador.

Thelma mantuvo varias reuniones con Peker. Después se sumó la abogada feminista Sabrina Cartabia. Thelma quería hablar pero tenía que esperar. Denunciar tiene sus riesgos: las tres actrices que habían denunciado públicamente a Darthes, fueron atacadas en los medios y en las redes y demandadas penalmente por el actor por calumnias e injurias o por daños y perjuicios.

Durante ocho meses se fue tejiendo una red feminista internacional. En abril Thelma se reunió con la fiscal de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM), Mariela Labozzeta. Como el delito había sido cometido en Nicaragua, la denuncia debía hacerse en ese país. A través de compañeras nicaraguenses hablaron con mujeres de la red la Corriente Feminista, quienes las contactaron con el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), una de las agrupaciones de que denuncia los abusos y violaciones a los derechos humanos del Estado de Nicaragua.

La semana pasada la actriz viajó a Nicaragua. La recibieron las organizaciones feministas y las mujeres del CENIDH, quienes la contuvieron y la asesoraron legalmente. Una de las abogadas la acompañó el martes 4 de diciembre cuando declaró en la Unidad Especializada de Delitos Contra la Violencia de Género del Ministerio Público. La Justicia ordenó pericias físicas, psicológicas y también de lenguaje, para evitar confusiones idiomáticas.

Después, el CENIDH llevó la denuncia la Embajada argentina en Managua, donde la certificaron y enviaron una copia al Ministerio de Culto y Relaciones Exteriores. Hoy, el gobierno de Daniel Ortega, denunciado internacionalmente por las violaciones a los derechos humanos y la represión de la protesta social, le quitó la personería jurídica al CENIDH.

Darthés está acusado de violación, un delito que prevé una pena de quince a veinte años de prisión. Si la causa avanza podría ser citado a declarar en Managua, explicó a Cosecha Roja la abogada Sabrina Cartabia. También existe la posibilidad de que el proceso legal se desarrolle en Argentina. “La suma de casos y testimonios puede ayudar a generar prueba de contexto”, explicó la abogada en el Destape Radio.

Thelma sumó otro apoyo más: el de las Actrices Argentinas, el grupo de más de 400 mujeres que durante el último año se reunió en asambleas para apoyar la ley de aborto legal, seguro y gratuito. Anteayer anunciaron la conferencia de prensa que iban a dar en el Multiteatro de avenida Corrientes. Recibieron cientos de llamados y mensajes de periodistas que reclamaban un adelanto. Ellas cumplieron a rajatabla con el protocolo: debían respetar la voz de la víctima y acompañarla en ese proceso.

No era la primera vez que una actriz sufría algún tipo de abuso por parte de compañeros o jefes. Según una encuesta de SAGAI -Sociedad Argentina de Gestión de Actores e Intérpretes- el 66 por ciento de las intérpretes afirmó haber sido víctima de algún tipo de acoso y/o abuso sexual en el ejercicio de la profesión. Ayer, por primera vez, se animaron a denunciarlo todas juntas.

 

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Comentarios cerrados