Buenos Aires: masacre por una vivienda

Barrio Kennedy Sur, Hudson, Partido de Berazategui. Vivían en una casilla en un barrio humilde al sur del conurbano.  Los cuatro fueron asesinados a golpes y enterrados en el jardín. El asesino, dicen, quería quedarse con su terreno. El asesino es el novio de una de las víctimas.

Lorena Sosa de 21 años, su hija Jazmín de 3, su padre, Pablo Sosa  y Javier Lucce  y  un hijastro del hombre no aparecían desde el miércoles 25 de abril.

El domingo, la madre de Lorena fue a la casa de la  familia y se encontró con el novio, Diego Arbellano Perotti  de 33 años, viviendo allí junto con un grupo de familiares. Le dijeron que habían comprado la casa por 7.000 pesos. La mujer descubrió que las cosas de su hija estaban todavía ahí e hizo la denuncia por desaparición.

El lunes, Diego Román, primo de Lorena fue a la vivienda: “La puerta estaba abierta y entré. Estaba la tele y una estufa prendida. Al rato aparecieron unos hombres. Les pregunté por mi tío y me dijeron que se había mudado con su familia y que ellos compraron la casa. Al salir vi que afuera había tierra removida. Ahí llamé a la Policía.”

La Policía llegó después del mediodía pero sin el equipo científico. Los familiares y vecinos se cansaron de esperar y comenzaron a quejarse. Los policías les dijeron que cavaran, que en su condición de familiares podían hacerlo. Primero encontraron frazadas manchadas de sangre, después un pie, después los cuatro cuerpos. Estaban en el patio, bajo un contrapiso que todavía estaba fresco. Román  relató que los familiares “cavaron como un metro y medio para encontrarlos. Vinieron mis papás y mis tíos para ayudar a desenterrarlos y reconocerlos”,

Las paredes de la habitación estaban manchadas de sangre. No había signos de lucha. Las pericias indican que la familia fue asesinada el miércoles, mientras dormían. Lorena Sosa y Jazmín habrían sido golpeadas con una maza y Pablo Sosa y Javier Lucce, con un pico. Las dos herramientas fueron encontradas en la vivienda.

Los investigadores de la Policía Bonaerense están buscando a Diego Alberto Arballo Perotti , el novio de Lorena Sosa. Arballo se fugó hace 22 días de la Unidad número 9 de La Plata. Estaba condenado por “robo y abuso de armas”. Ahora se convirtió en doblemente prófugo. La familia de Lorena relata que esa noche la pareja había discutido porque Lorena le pidió a Arballo que se fuera de la casa. Vecinos y familiares creen que Arballo cometió el asesinato para quedarse con la precaria casa en la que vivían. Ayer fue detenido un presunto cómplice del crimen, amigo de Arballo, que habrían ayudado a excavar para enterrar los cuerpos. Otro posible partícipe tiene 14 años y sería el hijo de Arballa. También está prófugo.

Síntesis Página/12, Clarín, Tiempo Argentino.

 

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada