Buscan a los asesinos del periodista hondureño Anibal Barrow

honduras

 

El Heraldo-.

El Ministerio Público (MP) divulgó fotografías de tres personas sobre las que se emitió orden de captura por el secuestro y asesinato del periodista Aníbal Barrow. Los prófugos de la justicia se llaman Heber Natanahel Mendoza Contreras (24), Denis Omar Ramírez Martínez (25) y Héctor Noel Baquedano Galindo (29). Existe una orden de captura contra una cuarta persona de la que no se proporcionaron detalles de su identidad porque se trata de un menor de edad. Estos cuatro fugitivos se suman a cuatro personas más procesadas por la muerte del veterano cronista.
Las gráficas de los sospechosos fueron proporcionadas por el director de Fiscalía del MP, Roberto Ramírez Aldana, en una conferencia de prensa en la que, además, confirmó que la pruebas forenses practicadas a los restos encontrados en Dos Caminos, Villanueva, Cortés, corresponden al comunicador Aníbal Barrow.
Con la divulgación del padrón fotográfico de los tres sospechosos se pretende que las personas que los identifiquen se aproximen al Ministerio Público para que de sus paraderos “Pedimos colaboración a la ciudadanía, este es un caso que está siendo resuelto por el Ministerio Público con ayuda de la ciudadanía y pedimos que se acerque a la autoridad para que puedan brindar información”, destacó Ramírez Aldana.
El director de Fiscalía aseguró que la información que se reciba se tratará con estricta confidencialidad para proteger la integridad de los que den pistas del caso. Las ocho personas acusadas por el bestial crimen (los cuatro que ya enfrentan juicio y los cuatro prófugos) fueron los autores materiales, aseguró el director de Fiscalías. “Los ocho ciudadanos participaron directamente en la ejecución del ciudadano Aníbal Barrow”, acotó Aldana.
Ayer se celebró la audiencia inicial por el crimen contra Barrow para los primeros cuatro acusados: Gustavo Armando Durán (23), Delmer Donale Durán (21), Ibis Laurent Lara (21) y José Hernán Díaz. A los imputados se les acusa por secuestro especial, robo agravado, robo de vehículos, almacenamiento ilegal de armas y asociación ilícita. Al menor de edad sobre el que también pesa orden de captura se le piensa someter a un proceso judicial especial por esa condición.
Los sospechosos tienen antecedentes penales por los delitos de amenaza, robo, robo agravado, asociación ilícita y robo de vehículos, explicó el fiscal. Aníbal Barrow fue privado de su libertad por sujetos armadas el 24 de junio pasado cuando se transportaba en su vehículo junto a familiares a inmediaciones del estado Olímpico de San Pedro Sula.
Los delincuentes, que iban a borde de un carro marca Kia, interceptaron el carro del periodista, lo obligaron a bajarse del automotor y se lo llevaron con rumbo desconocido. Luego de varios días de búsqueda, el cuerpo quemado y desmembrado del periodista fue encontrado en la colonia Siboney, en Dos Caminos, en Villanueva, Cortés. Además de la colaboración de un testigo protegido que participó en el crimen, el Ministerio Público ha recibido una “contundente información” a través del número de celular 9679-4514 que fue habilitado para recibir testimonios sobre el caso.
Por estos medios, más las averiguaciones de campo de los investigadores, el Ministerio Público ha ido resolviendo el crimen y “ya se tienen indicios de la dinámica de cómo sucedieron los hechos”, dijo el director de Fiscalías. Se han hecho, además, pruebas de suelo de la tierra encontrada en los neumáticos del carro de Barrow que fue hallado abandonado para conocer la zonas donde fue movilizado tras el secuestro. En la conferencia se le preguntó al funcionario si existe sospecha de que un político de la zona norte fue quien ordenó la muerte del periodista, pero dijo que esa información no la podía divulgar.
“Sobre la autoría intelectual el Ministerio Público se va a reservar por el tema del resguardo de las investigaciones”, expresó. Pero dijo que hay por lo menos tres hipótesis sobre el móvil del crimen y quién habría sido la persona que ordenó la muerte del periodista. “En este momento estamos en el proceso de definir si los autores materiales tenían que ver con el proceso de toma de decisión de las acciones para llevar a cabo este crimen”, expresó el director de Fiscalías. Confirmación El director de Fiscalías reveló que una serie pruebas forenses que se practicaron al cuerpo quemado y mutilado establecen que son los restos del periodista Aníbal Barrow.
“Queremos confirmar, bajo el criterio de la prueba científica, que en un cien por ciento el Ministerio Público da a conocer que la persona encontrada es el ciudadano Aníbal Barrow”, remarcó. El peritaje lo realizó la Medicina Forense y consistió en hizo exámenes morfológicos, radiológicos, métricos y odontológicos al cuerpo. El resultado de la prueba de ADN se conocerá entre hoy y mañana. Cuando se confirmó que Aníbal Barrow era la persona encontrada en Villanueva, la Fiscalía se lo hizo saber a Aníbal Alejandro Barrow, hijo del comunicador.

Entre las 6 :00 y 7:00 de la mañana del 24 de junio, cuando aún el sol no calentaba, Aníbal Barrow se tomó un café en un hotel de la capital, mismo sitio en el que además recortó su cabello, posteriormente se dispondría a viajar a San Pedro Sula.

El viaje terrestre a la capital industrial, realizado a través de una conocida empresa de autobuses, transcurrió sin novedades. Él nunca imaginó que estaba viviendo las últimas horas de su vida.

Minutos después de la una de la tarde se comunicó con su chófer y su familia para que lo fueran a recoger a la terminal de buses.

El autobús llegó antes que su conductor. Luego de una pequeña espera le pidió a este que lo llevara a un punto cercano al Estadio Olímpico Metropolitano.

El chofer no llegó solo. Lo acompañaban la nuera y el nieto de Aníbal.

Luego de los saludos de rigor comenzó la pesadilla. El periodista ya había sido citado vía teléfono por un aspirante a diputado de un partido minoritario por Colón, según las investigaciones policiales.

Barrow y su interlocutor, según las mismas pesquisas, charlaron durante varios minutos, pues el periodista estaba interesado en comprarle una cámara.

Cuando el reloj marcaba aproximadamente las 2:30 de la tarde, cuatro hombres en una camioneta negra los interceptaron y tras forcejear con Aníbal se fueron en el vehículo del comunicador, una camioneta CRV gris.

El chofer de Barrow fue obligado a manejar. En el vehículo también iban la nuera y el nieto del periodista y dos de los captores, mientras en la camioneta de los malhechores se fueron los otros dos.

En el desvío a San Manuel, a la orilla de la carretera, el conductor y los parientes de Barrow fueron bajados del automotor tras quitarles sus respectivos celulares.

Seguidamente, los homicidas siguieron en la camioneta de Barrow rumbo a las cañeras con rumbo a la comunidad de La Sabana.

De acuerdo a lo detallado por los policías, Aníbal andaba armado y forcejeó con sus secuestradores, quienes lo iban golpeando.

Según lo expresado por los agentes que ventilaron el caso, los asesinos mataron de un balazo a Aníbal en su propio automóvil. Entre el plagio y el balazo, los expertos señalan que transcurrió una media hora.

Luego se trasladaron hacia las cañeras de El Bálsamo, Búfalo, Villanueva, donde dejaron abandonado el carro de Barrow.

El cuerpo del comunicador fue movido a otro vehículo, presumiblemente la camioneta negra que utilizaron para raptarlo.

Inmediatamente se trasladaron a la laguna de Siboney, ubicada en Dos Caminos, Villanueva, donde según testigos se encontraban unos 30 hombres fuertemente armados.

Ya en ese lugar, los asesinos procedieron con su acto macabro de desmembrar y quemar el cuerpo de Barrow, el cual fue lanzado por partes en diversos puntos de la laguna.

Dos semanas de muerto

Según fuentes ligadas al Poder Judicial, consultadas por EL HERALDO, el cuerpo de Aníbal Barrow presentaba evidencias de que tenía dos semanas de haber muerto, lo que refuerza la teoría de que se le quitó la vida el mismo día que se le privó de su libertad.

“En relación a la manera de muerte se concluye que se trata de un tipo de muerte homicida desde el punto de vista medico legal con un tanatocronodiagnóstico (tiempo de muerte) en base a los fenómenos cadavéricos mayor de 2 semanas”, dijo la fuente del Poder Judicial.

Esta conclusión se hace específicamente luego de hacer examen a la adipocira o grasa del cadáver.

La adipocira es una sustancia gris blanquecina que se desprende de un cuerpo muerto y según el grado de putrefacción se puede calcular el tiempo de muerte de una persona.

Al cuerpo del comunicador se le practicaron exámenes morfológicos, métricos, odontológicos y radiológicos por parte de la Dirección de Medicina Forense del Ministerio Público.

La necropsia bucal fue una de las pruebas que más información arrojó para corroborar que el cadáver es de Aníbal Barrow.

La noche del miércoles (día del hallazgo) y la madrugada del jueves, un destacado equipo de forenses trabajó para hacer los peritajes y los resultados fueron enviados en la mañana para ser presentados como pruebas contra los implicados en el crimen.

Posteriormente, entre hoy y mañana se tendrán los resultados de la prueba de ADN que se hizo a los restos del periodista y que servirá para reconfirmar los primeros datos forenses.

La causa y los mecanismos de muerte y demás hallazgos será información que el Ministerio Público proporcione posteriormente como prueba contra los sospechosos que han sido enjuiciados.

También se realizan exámenes microscópicos de los tejidos a fin de tener más evidencias sobre las causas de la muerte del periodista.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada