Carta de un niño fumigado

ninio-fumigadoLa fumigación de las plantaciones de nueces pecán empezó el viernes. Desde la mañana temprano la directora de la escuela 54, a orilla del arroyo Perucho Verna en Entre Rios tuvo que encerrar a los niños en la escuela y luego evacuardos.

“Dicha fumigación se realiza a pesar de que no existe ningún producto autorizado legalmente para esos fines y de que existe denuncia por problemas de salud que también afectan a los vecinos del barrio por la misma causa. A pesar del fuerte viento observable y no existir profesional responsable controlando, avanzan fumigando sobre el barrio. La municipalidad, la fiscalía y la policía se niegan a intervenir”, dijeron desde la “Coordinadora por una vida sin agrotóxicos en Entre Ríos”.

La escuela había denunciado fumigaciones en un campo cercano dos días antes. Menos de 48 horas después, la aplicación de agroquímicos obligó a suspender las clases. “La fumigación se realiza a pesar del fuerte viento observable, lo cual ocasiona una inevitable ‘deriva‘, que es la denominación técnica del fenómeno del movimiento de plaguicidas en el aire tras una aplicación aérea o terrestre, algo que sucede cotidianamente en los pueblos fumigados de nuestro país”, explicaron desde la coordinadora.

Las imágenes mostraron a niñxs llorando mientras eran retirados de la escuela. Horas más tarde, uno de ellos, Laureano, publicó una carta en las redes sociales. Este es su relato:


“Mi nombre es Laureano, se que muchos me conocen pero quiero contarles un poquito de lo que me pasa: soy un alumno de la Escuela 54 de barrio Perucho Verna. Hoy como tantas veces fumigaron y nos retiramos más temprano. Muchas veces decimos ‘qué bueno, no tenemos clases’ pero hoy fue un dia muy triste porque algunos nenes lloraban y estaban descompuestos”.


“Yo me sentía bien pero al llegar a mi casa me descompuse ya que vivo a unos 20 metros de la plantación de nueces y fue insoportable para mí respirar el veneno, así que mi mamá me llevó al doc muy descompuesto porque me faltaba el aire. Me dio una inyección y le dijo a mi mamá que en caso que fumiguen tengo que usar barbijo y dejar mi casa urgente ya que cuando nací sufrí de broncoespasmo por casi un año y el veneno me esta afectando mucho”.

“Muchas veces quiero irme a vivir a otro lugar pero es nuestra humilde casa a donde vivi siempre. Y es mi escuela a la que concurro desde mis 4 años y no se si yo podré ser feliz en otro lugar. Quiero que las personas que hacen esto piensen que somos niños y queremos vivir sanos y felices porque es parte de nuestros derechos”.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Comentarios cerrados