Chaco: la banda de los gendarmes robó más de un millón de pesos

gendarmes

Kike Ferrari – Cosecha Roja.-

Esta mañana, a poco menos de un año de asumir en sus funciones, el jefe de la Policía provincial, el comisario General Ramón Alegre, se acercó hasta el Paraje de las Maravillas, en el kilómetro 1043 de la Ruta Nacional 25, en la provincia de Chaco. En esta zona desde ayer se realiza una intensa búsqueda de los seis miembros de “La Banda de los Gendarmes”, que provocó el golpe más audaz de la década en la provincia: se robaron más de un millón de pesos en unos pocos minutos. Hasta el momento sólo se encontraron las llaves de tres vehículos.

El paraje está ubicado a unos 20 kilómetros de la ciudad de Castelli. En ese lugar ayer a las 8.40 de la mañana los dos empleados bancarios y el policía que iban en la Ford Ranger del Nuevo Banco del Chaco vieron lo que parecía un puesto de control de Gendarmería: conos anaranjados, una camioneta blanca atravesada y otro vehículo que parecía ser inspeccionado. En la camioneta llevaban entre uno y dos millones de pesos -todavía no se conoce la cifra exacta- destinados al pago de sueldos y planes en la filial del banco en Villa Río Bermejito, una localidad a 270 km de Resistencia.

Al acercarse al puesto, dos hombres vestidos de gendarmes y uno de civil les hicieron señas para que se detuvieran junto a una camioneta blanca. Detrás de la Ford Ranger se detuvo el patrullero que la custodiaba, en el que viajaban dos policías.

Uno de los supuestos gendarmes -llevaban ametralladoras FMK3, propias de la fuerza- se acercó saludando a los de la Ford. Los otros hicieron lo mismo con los que estaban en el patrullero. Cuando las ventanillas de los vehículos bajaron, los falsos gendarmes les apuntaron con las armas y dispararon al aire tres veces. Entre amenazas de muerte, ataron a los cinco con precintos plásticos, los acostaron boca abajo en la tierra y les sacaron las pistolas reglamentarias a los policías.

Los delincuentes subieron a los policías y a los empleados a sus vehículos y los dejaron estacionados a dos kilómetros de la ruta, junto a la camioneta blanca. Adentro estaba un empresario que había sido asaltado minutos antes. Las llaves de los tres vehículos fueron encontradas a escasos diez metros del alambrado perimetral, entre la maleza.  Los falsos gendarmes cargaron las bolsas con el dinero en un auto -presumiblemente un VW gris- y se fueron.

En Radio Ciudad de Resistencia informaron que al momento del asalto el grueso de la fuerza policial de la zona estaba abocada al desalojo de los docentes y padres autoconvocados que tomaron algunas escuelas y dependencias de la Dirección Regional Educativa V, como parte de un conflicto que tiene a más de dos mil chicos sin clases desde el comienzo del ciclo lectivo.

En el Banco y la Policía no hicieron declaraciones. Fuentes no oficiales señalaron a Cosecha Roja “que hay fuertes rumores de que hoy van a realizarse dos allanamientos”.

El vicegobernador de la provincia, Juan Carlos Bacileff Ivanoff, oriundo de Castelli, dijo hoy en conferencia de prensa que la custodia de la Ford Ranger era insuficiente y puso en duda el accionar de la policía. Se espera que el comisario Ramón Alegre hable esta tarde y de su versión de los hechos.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada