Chile: el ensañamiento con la comunidad LGBT+

Las persecuciones, golpes y abusos sexuales que se registraron en las últimas semanas en el país se recrudecen cuando los cuerpos no cumplen con la heteronorma.

Chile: el ensañamiento con la comunidad LGBT+

Por Cosecha Roja
12/11/2019

Foto: Dani Zárate

A un joven le fracturaron la nariz, lo dejaron inconsciente y lo penetraron con un bastón de servicio. A dos chicas lesbianas las toquetearon, mientras que a otras las dejaron tumbadas a piedrazos. “¡Cobarde, culiao!”, “Enferma, maricona”, fueron algunos de los insultos que se repitieron frente a la comunidad LGBT+ en Chile, que sufrió una violencia específica las últimas semanas: no sólo los golpes que tuvo que soportar toda la población, también otros especialmente reservados por no cumplir con las expectativas que la heteronorma le pide a las identidades.

“Violencias a cuerpos disidentes en Chile” es un reporte que surgió desde voces lesbofeministas antirracistas que invitaron a activistas, organizaciones, colectivas y redes a participar. Reunieron testimonios y casos donde la violencia haya estado mediada por el odio a la identidad sexo genérica.  

“Se consignan casos de violencia que han afectado a la comunidad disidente sexual durante las manifestaciones sociales pre, durante y post Estado de Emergencia y Toque de Queda levantados por el gobierno neoliberal de Sebastián Piñera”, dice el documento que reúne los crímenes ocurridos entre el 18 de octubre y el 5 de noviembre.

Estas violencias poseen características específicas:

  • Violencia selectiva: Por ejemplo, en una manifestación o en una detención grupal el foco de “control y orden” se concentra en lxs cuerpxs disidentes.
  • Mención de un género que no corresponde: Por ejemplo, masculino cuando es lesbiana o trans femenina.
  • Actos de humillación física y verbal que aluden a la orientación sexual e identidad de género.
  • Golpes excesivos y con elementos contundentes justificados por su orientación sexual e identidad de género
  • Amenazas que involucran violaciones con tintes correctivos y muerte por la orientación sexual o identidad de género.
  • La imposición de desnudarse frente a sus agresorxs.
  • Tortura sexual que incluye extorsiones, obligación a realizar actos sexuales; penetraciones con objetos y violaciones, entre otros.

Los relatos de la violencia 

De portar la bandera LTGBIQ+ en sus manos a portar perdigones en su cuerpo

Identidad: lésbica. 

Fecha y lugar de la violencia: 18 de octubre. Santiago, Ñuñoa, Región Metropolitana.

En una manifestación, una joven lesbiana portaba la bandera LTGBIQ+. Esta forma de manifestar que lxs cuerpxs disidentes se hacen parte de las demandas y de la lucha que el pueblo de Chile está llevando en las calles, fue determinante para terminar con varios perdigones en su cuerpx. Hacer visible su disidencia la hizo parte de una estrategia selectiva basada en los prejuicios sociales, en este caso de los aparatos de orden que, al distinguirla como tal, la transformaron en el foco de sus disparos.

“Enferma, maricona ¡Te vamos a matar!”

Identidad: lésbica. 

Fecha y lugar de la violencia: 19 de octubre. Santiago, La Florida, Región Metropolitana.

Luego de manifestarse a favor de las protestas y de criticar la violencia policial en Estado de Emergencia y Toque de Queda por su página de Facebook, una lesbiana de 29 años se transformó en el objeto de violencia de dos varones familiares vinculados a las Fuerzas Armadas. Tanto el tío como el primo la amenazaron de muerte y la señalaron como una enferma, por ser –en sus palabras- “maricona”. Las amenazas y agresiones las recibió por Facebook, Messenger y audios de WhatsApp. La Agrupación Rompiendo el Silencio recibió la denuncia y la derivó a una instancia de apoyo legal que interpondrá un recurso de amparo.


Te puede interesar:
Carabineros de cacería por las calles de Santiago


“Corre cobarde culiao”

Identidad: lésbica. 

Fecha y lugar de la violencia: 20 de octubre. San Vicente de Tagua Tagua, VI Región.

Una joven de 26 años es detenida en San Vicente de Tagua Tagua, no siendo este territorio parte del Estado de Emergencia. Pese a esto la detuvieron. Ella lo atribuye al pañuelo que llevaba en su cuello ya que el día anterior lanzaron muchas bombas lacrimógenas. Se bajaron 4 civiles de un auto. La empujaron y la insultaron. Cuando se sacó el pañuelo, estos policías, disfrazados de civiles, se dieron cuenta de que es mujer y su violencia –describe la joven- aumentó. Ella logró escapar y comenzó a ser perseguida por dos patrullas policiales. Desde el interior de los carros le gritaron “cobarde culiao”, una forma típica de agresión verbal centrada en no respetar el género. Finalmente, la atraparon las Fuerzas Especiales y la detuvieron por más de 14 horas bajo el cargo de desorden en la vía pública por encender una fogata, lo que es falso. La afectada asoció lo ocurrido a que también es pobre. No iniciará acciones legales. Denunció su caso a la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio.

“Hay un maricón aquí adentro”

Identidad: gay. 

Fecha y lugar de la violencia: 20 de octubre. Santiago, 11 Comisaría de Lo Espejo, Región Metropolitana.

Un joven gay, Alberto Fáundez, salió a comprar pan. Se detuvo a observar un disturbio en un supermercado y fue detenido por carabineros, quienes lo golpearon  con una escopeta, lo bañaron en alcohol y lo acusaron de robo con fuerza en lugar no habitado. Cuando su pareja lo fue a buscar al lugar de su detención, la 11 Comisaría de Lo Espejo en Santiago, los carabineros gritaron: “Hay un maricón aquí adentro”. Luego de esto, reinician la golpiza con pies, puños y objetos contundentes, obligándole a desnudarse y sin dejar de proferir insultos homofóbicos. No hubo constatación de lesiones, pese a que ateniéndose a este derecho lo solicitó. Al día siguiente lo llevaron a control de detención, momento en que se dicta prisión preventiva, en el penal Santiago 1. El joven estuvo privado de libertad durante 14 días. Su caso ha circulado en medios de prensa

De prestar primeros auxilios a ser abusado sexualmente con un bastón de servicio

Identidad: gay. 

Fecha y lugar de la violencia: 21 de octubre. Santiago, 51 Comisaría de Pedro Aguirre Cerda, Región Metropolitana.

Josué Maureira, estudiante de Medicina de la UC, fue detenido cuando prestaba primeros auxilios a personas heridas. Carabineros lo golpean hasta dejarlo inconsciente. Cuando se recupera –indicó el joven- lo siguen golpeando por ser homosexual, obligándolo a desnudarse. Lo indicado también ocurrió en el trayecto realizado para constatar lesiones, que pese a su gravedad –le fracturaron la nariz- fueron informadas como leves. Al regresar a la comisaría los golpes prosiguieron, a tal punto que una mujer carabinera se rompió los nudillos al hacerlo, por lo cual, al cargo de “Robo en lugar no habitado”, se agregó el de “Maltrato de Obra a Carabineros”. En este contexto fue sometido a tortura sexual. Utilizaron el bastón de servicio para abusarlo. INDH se ha querellado en este caso por Tortura Sexual.

“Pensé que me iban a matar”

Identidad: lesbiana. 

Fecha y lugar de la violencia: 22 de octubre. Santiago, Recoleta, Región Metropolitana.

Estaba en una manifestación y fue alcanzada por un grupo de carabineros en la comuna de Recoleta. Su aspecto masculino –indica- fue relevante. “Yo creo que como tengo el pelo corto me cacharon al tiro. Por eso me gritaron “maricona” y otros garabatos que incluyeron amenazas como que necesitaba ser violada para dejar de ser como era”. La joven lesbiana, que reveló su origen humilde, logró zafarse de los agresores, “al menos cuatro pacxs para mi sola” – puntualiza. Pese a lo rápido que fue todo, pensó que la iban a matar. La joven denunció el hecho a Lastre AbisaLes. Sin embargo, y pese a las orientaciones otorgadas, decidió no iniciar un proceso legal por considerar que lo ocurrido es poco relevante frente a la realidad que hoy vive el país y a las violencias habituales que afectan a esta comunidad.

“Fue horrible. La gente era muy mala, te pegaban sin compasión”

Identidad: travesti. 

Fecha y lugar de la violencia: 22 de octubre. Lugar no datado.

Organizando Trans Diversidades – OTD accedió al relato de una joven trans amiga de Melanie, persona trans que estaba desaparecida. Melanie apareció y con ello se accedió a la historia de abuso y violencia que plasmó en un audio que circula por redes sociales. Allí describe que la subieron a un camión militar, que estaba repleto de personas, incluyendo niñxs. En su relato a veces su voz se quiebra, sobre todo, cuando recuerda los vejámenes que vivió y que incluyeron golpes con palos en su cuerpo y particularmente en la espalda. También le arrancaron pelo y uno de sus pies quedó herido. La joven se refiere a la violencia, remarcando todo el rato que “era horrible”, “que nunca se imaginó”, “que la gente era muy mala” y que “nos golpearon sin compasión”. Melanie, con sus propias palabras, indica que le hicieron “de todo”. Agrega que les soltaron en un puente lejano y que corrió sin parar hasta que pudo preguntar en donde estaba. De acuerdo al seguimiento realizado por OTD, la joven decidió no denunciar y hasta la fecha no ha querido salir de su hogar.


Te puede interesar:
Carta de una marica chilena a su amiga en tiempos de dictadura


Abusadas sexualmente por Carabineros

Identidad: lesbiana. 

Fecha y lugar de la violencia: 23 de octubre. Zona Norte de Chile.

Una pareja de lesbianas que se manifestaban pacíficamente fueron detenidas por carabineros. Su detención, de acuerdo al relato, se produjo cuando los militares notaron que estaban tomadas de la mano. Este hecho desencadenó que, durante el procedimiento adoptado por carabineros, fueran objeto de abuso sexual a través de tocaciones indebidas. La pareja lésbica solicitó expresamente que no se revelara el lugar específico en dónde se produjeron los hechos, cuestión que deja en evidencia una violencia cuyos alcances no podemos imaginar y que, por lo mismo, desencadenaron que las jóvenes se querellen al respecto.

Por daños en el metro, 10 años de prisión

Identidad: gay. 

Fecha y lugar de la violencia: 29 de octubre. Santiago, San Joaquín, 11 Juzgado de Garantía de Santiago, Región Metropolitana

Roberto Campos Weiss es una persona gay de 32 años, reconocida y cercana a la comunidad migrante, ya que su pareja es mexicana. Roberto ha sido procesado por Ley de Seguridad Interior del Estado por los desmanes ocurridos en las evasiones al pago de la tarifa del metro en la estación San Joaquín. Acusado de romper un torniquete del metro, arriesga diez años de cárcel. Se ha decretado un plazo de investigación de 90 días, los que deberá pasar recluido en la Cárcel de Alta Seguridad. Campos es el primer detenido por destrozos. Su caso es relevante por el cruce de violencias que aparecen.

“El único bloque que recibió la violencia fue el bloque disidente”

Identidad: trans/no Binaries. 

Fecha y lugar de la violencia: 30 de octubre. Temuco, IX Región.

En un llamado a marchar pacíficamente convocado por organizaciones de Temuco, los agentes policiales se dejaron caer con fuerza solo sobre el Bloque Disidente, antes de que la manifestación se realizara. Su acción implicó el uso de fuerza excesiva, vulnerando el legítimo derecho a manifestarse e insultos homofóbicos, tales como “Huecos culiaos”, “Fletos culiaos”. Lo señalado resultó en la detención de 4 jóvenes estudiantes. A unx de ellxs le asfixiaron cuando le mantenían retenido en el suelo, lo que originó su pérdida de conciencia y una herida en la cabeza producto de los golpes. Estx joven, en particular, expuso públicamente que mientras carabineros le apretaba el cuello para que perdiera la respiración, le insultaron constantemente por su orientación sexual. La denuncia fue pública y lxs cuatro estudiantes destacaron cómo fueron insultadxs y amenazadxs por la misma causa. Analizan pasos a seguir con abogadxs de Derechos Humanos.

Para mariconcitos como vó, ¡NO!

Identidad: gay.

Fecha y lugar de la violencia: 04 de noviembre. Alrededores de la Plaza de Armas, Santiago, Región Metropolitana.

Un joven gay se dirigía a su casa después de su trabajo. Las calles estaban cerradas, por lo que fue a un punto específico que se había habilitado para que la gente pasara. Cuando llegó al lugar e intentó ingresar un Carabinero agarró su brazo y comenzó a apretárselo fuerte, tirando su piel. El joven dijo que no entendía nada y que solo veía su cara de odio sobre él. Explicó en su relato que no le hizo ni dijo nada que justificara su actuar. El carabinero, bajo esas condiciones, le dijo que la calle estaba cerrada para el tránsito, cuestión que el joven respondió manifestando su molestia: “No son formas de actuar para entregar una información pegándole a la gente”. De manera burlesca y humillante el carabinero dejó pasar a unas niñas por el lugar y riéndose junto a otro carabinero que estaba junto a él, le indicó: “Ya te dije, no está habilitada, menos pa´ un mariconcito como vó”. Su rabia e impotencia, circularon por Twitter.

Bollera de mierda. Ándate a tu casa conchetumadre

Identidad: lesbiana. 

Fecha y lugar de la violencia: 05 de noviembre. Valdivia, Región de Los Lagos.

Una joven lesbiana, llegada la noche, se encontraba sola en una plaza agitando su bandera, una unión entre la bandera del arco iris y la de su equipo de fútbol. En ese instante fue acosada por 6 carabineros. Uno de ellos la llamó “bollera de mierda”; otro se le pegó al cuerpo y la amenazó con rociarle gas pimienta si no se retiraba. Esta persona lesbiana comenzó a filmar lo que ocurría, momento en que el carabinero que la amenazaba con el gas pimienta se retiró. Esto no significó que dejaran de obstruir su derecho a manifestarse. En sus declaraciones, que hizo circular por Twitter, comentó: “Me echaron de una plaza pública sin ningún motivo…No estaba haciendo nada más que flamear una bandera; no incité a la violencia, no robé, no rompí nada, ¡ni si quiera rayé!”. El “bollera de mierda” y los alcances del Toque de Queda, resuenan en su expulsión del lugar.

No hay futuro para mí

Identidad: travesti. 

Fecha y lugar de la violencia: Santiago Centro. Fecha no datada.

Una persona travesti participa de una manifestación pacífica. La violencia la agobió profundamente. “Me sentía perseguida. De pronto sentí que nada cambiaría, que la violencia no pararía jamás. Sentí que no había futuro para mí”. Fueron tan profundas sus emociones que tomó la decisión de suicidarse. Así es como se lanzó desde un puente de la capital. No cumplió con su objetivo, pero quedó en estado de gravedad internada en un centro de salud de la Región Metropolitana, donde compartió su historia a sus compañerxs y a lxs activistas de la Corporación Chilena de Personas Trans Amanda Jofré que la han estado acompañando.

PDI ingresa sin permiso, las apuntan con un revólver y les quitan todo

Identidad: travesti. 

Fecha y lugar de la violencia: Santiago centro. Fecha no datada.

Después de un saqueo ocurrido en Santiago Centro dos personas travestis ecuatorianas fueron objeto de violencia por parte de la PDI. Sin ninguna razón, causa o evidencia que lo ameritara, personal de esta institución ingresó violentamente al lugar en donde viven. Allí, víctimas de una operación selectiva, las puertas de su departamento fueron tumbadas por los golpes. Una vez adentro les destrozaron sus maletas, incautándoles todo, incluso los lubricantes que hacen parte de su oficio como trabajadoras sexuales. Durante todo momento hubo violencia que incluyó que las apuntaran con un revólver. Una de las compañeras tiene problemas de movilidad con una de sus piernas, cuestión que hoy resiente, pues durante todo el tiempo que las tuvieron retenidas no les permitieron sentarse. Denunciaron lo ocurrido a la Corporación Chilena de Personas Trans Amanda Jofré, quienes las apoyan y orientan en el camino de estampar la denuncia en instancias formales, para que entre otras cosas, puedan recuperar lo que arbitraria, ilegal y violentamente les fue sustraído

Soy trans, tengo vulva, tengo tetas, que pasa si tengo que sacarme la ropa

Identidad: trans masculino.

Fecha y lugar de la violencia: 05 de noviembre Maipú. Región Metropolitana.

Organizando Trans Diversidades – OTD, nos entregó un registro audiovisual de la violenta detención de un joven trans masculino que denunció lo ocurrido por redes virtuales. El joven describe la angustia que sintió por la agresividad policial, por las torceduras con las que asolaron su cuerpo y por amenazas como “Cállate, te vamos a sacar la chucha”, que le llenaban de impotencia. Dicha impotencia se convirtió en terror, cuando una pregunta acaparó sus pensamientos “Soy trans, tengo vulva, tengo tetas. ¿Qué pasa si tengo que sacarme la ropa? Con esa inquietud ardiente y en silencio soportaba las burlas y el acoso homofóbico: “Tan maricones que salen ahora, eres gay? Le trasladaron a la 25 Comisaría de Maipú, inventaron cargos falsos y a empujones lo ingresaron sin dejar de burlarse “Indio culiao, el Catrillanca” –se mofaban. El joven fue detenido con muchos menores de edad, personas baleadxs, “un chiquillo –agrega- con la mano deforme de tantos lumazos”. Esto, así lo defiende- le ayudó a ser liberado y le permitió hablar con una persona de DDHH que fue al lugar, a quien le explicó que había entregado su nombre social, que tenía miedo, porque ellxs creían que era cisgénero, pero no, que elle era trans.

Amenazas en los Muros de un Centro Cultural de Disidencias Sexuales

Identidad: lesbianas, trans, gays, queer, no binaries.

Fecha y lugar de la violencia: 30 de Octubre. Santiago, Región Metropolitana.

La violencia a este Centro Cultural de Disidencias Sexuales es de larga data, pues son reconocidas sus actividades dirigidas a la comunidad. “‘Inmorales’ es la ofensa que más les han dirigido”, planteó unx de sus integrantes. Esto cambió durante las manifestaciones sociales que incluyeron el Estado de Emergencia y Toque de Queda. Lxs activistas, dadas las condiciones políticas, no pudieron asistir al Centro por algunos días. Cuando pudieron llegar se encontraron con un rayado en su muro que decía “Fletos”. Esta palabra es habitualmente utilizada para humillar a disidentes sexuales, pero dicha humillación no representa preocupación para lxs artivistas. Sus temores y miedos – plantean- refieren a que ésta puede ser una forma de marcar el lugar para propiciar ataques lesbotranshomofóbicos.

Cosecha Roja

Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales
Cosecha Roja