Conflicto armado en la frontera Colombia-Ecuador

col

El Comercio-.

Los militares escuatorianos ya habían identificado al grupo de armados el miércoles pasado. Ese día, con el apoyo de dos equipos de combate de refuerzo, lograron en horas de la noche cercar el sitio en donde estaban los armados, ubicado en la Cooperativa 18 de Noviembre, en el sector de Puerto Mestanza (Sucumbíos, frontera con Colombia).

Los militares pidieron a los desconocidos que se entregaran voluntariamente. Pero, la respuesta fue que comenzaron a disparar con armas de alto calibre cerca de las 05:45 de ayer. Por esa razón, los gendarmes ecuatorianos abrieron fuego “en defensa propia”. En cambio, otro grupo de sospechosos que se ubicaron del lado colombiano del río San Miguel atacó a los ecuatorianos con francotiradores y granadas por dos horas. Luego, el Ejército de Colombia se presentó en la zona y los armados huyeron.

Así reza el informe preliminar del enfrentamiento de ayer en la frontera norte con un presunto grupo ilegal armado de Colombia, en el cual seis personas fallecieron.

Pero esta no es la primera vez que se realiza este tipo de incidentes con supuestos presuntos grupos irregulares en ese sector. El 26 de marzo pasado, también en la Cooperativa 18 de Noviembre, una patrulla de militares ecuatorianos repelió con fuego a “posibles integrantes de los Grupos Armados de Colombia“, según informó el Comando Conjunto en un comunicado oficial.

En esa ocasión no se registraron muertos. Los sospechosos escaparon y los uniformados pudieron recuperar explosivos, equipos de comunicaciones, medicinas, etc.

Justamente Puerto Menstanza es calificado como un sector “crítico”, en el que se han incrementado los patrullajes y controles viales para impedir el tránsito de armamento, municiones, explosivos y precursores químicos.

Así sucede también con otras poblaciones de la provincia de Sucumbíos como Santa Rosa, Yanamaru, Chanangue, General Farfán, La Bermeja, Sansahuari y Puerto El Carmen, Teteye y Piñuña Blanca, entre otros. Estas localidades son también fronterizas con el departamento de Putumayo (sur de Colombia).

Los patrullajes a lo largo de los 720 kilómetros de la frontera se realizan todos los días las 24 horas. Así lo señaló ayer el jefe del Comando Conjunto de las FF.AA., general Leonardo Barreiro. Él dijo que son más de 8 000 uniformados los que participan en los controles de la frontera norte.

Pero cuatro días después del enfrentamiento de marzo, en el sector de Real Cuembí (también en Sucumbíos), otro cruce de balas permitió el decomiso de armas de fuego y otros objetos que supuestamente pertenecían a integrantes de grupos ilegales armados.

El 10 de abril de este año se produjo un nuevo episodio. Esta vez fue en el sector Palma Seca. Durante una operación militar de control en la zona, dos equipos de combate recibieron los disparos.

Como resultado del incidente -según informó el Comando Conjunto a través de un comunicado- se produjo una perforación al fuselaje del helicóptero de combate de las Fuerzas Armadas, pero no ocasionó lesiones a los ocupantes ni tampoco una avería en la nave.

En el enfrentamiento de ayer intervinieron más de 60 uniformados de las unidades especiales de las FF.AA. y dos helicópteros. El fuego se extendió por cerca de cinco horas.

El canciller Ricardo Patiño pidió ayer a Colombia que se refuerce la presencia militar en la zona de frontera con el Ecuador. “Sabemos que lo han estado haciendo, pero también estos hechos indican que es insuficiente”.

Patiño también solicitó a cualquier persona que haya cruzado la frontera y que sea miembro de un grupo irregular a entregarse. “Seremos implacables en la defensa de nuestro territorio”.

Las víctimas del combate

El teniente Diego Maldonado murió ayer durante el choque entre un presunto grupo irregular y miembros de las FF.AA. .

Además las autoridades reportaron cinco fallecidos, quienes serían miembros del supuesto grupo subversivo. Autoridades de la Fiscalía se movilizaron hasta la zona del conflicto para realizar el reconocimiento del lugar.

Además se detuvo a dos personas, quienes están “bajo la protección” de las FF.AA., según informó ayer el general Barreiro.

Estos dos sospechosos aún no habrían sido identificados. El Ministerio de Defensa informó que serán puestos a órdenes de las autoridades de justicia.

El Frente 48 de las FARC, presunto responsable del ataque armado

El diario colombiano El Tiempo, que cita fuentes de la región y se refiere a testimonios conseguidos en la frontera colombo-ecuatoriana, reveló que el enfrentamiento que se desarrolló ayer en la zona fue protagonizado por una columna del Frente 48 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Esta opera en el sureño departamento fronterizo del Putumayo (Colombia).

El rotativo señala que miembros de la Brigada 27 de Selva del Ejército de Colombia combatieron con un reducto de la guerrilla en la zona fronteriza. Los choques se registraron en el sitio conocido como La Pederegosa, en el departamento de San Miguel (Putumayo), en el límite común entre las dos naciones.

Las fuentes que cita el rotativo bogotano también aseguraron que el rebelde conocido como ‘Manuel el Político’ está a la cabeza del comando de la guerrilla de corte marxista que se enfrentó con los uniformados ayer.

En su versión digital, El Tiempo asegura que, según fuentes en la región, los armados confundieron a las unidades de seguridad de frontera del Ecuador con tropas colombianas y hostigaron al grupo de militares.

El rotativo destacó que en esa zona de la frontera entre ambos países, que es conocida como ‘la bolsa ecuatorial’, fue eliminado en marzo del 2008, alias ‘Raúl Reyes’, quien en ese entonces era el número dos de las FARC.

El escenario de los combates se halla a pocos kilómetros del Municipio de Puerto Leguízamo, en el departamento de Putumayo, en la frontera con el Ecuador.

Hasta el cierre de esta edición, las autoridades del Ministerio de Defensa de Colombia no proporcionaron información sobre el episodio de violencia.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada