Dengue o coronavirus: qué nos atacará primero

El foco está puesto en el Covid-19, pero la epidemia por la enfermedad que transmiten los mosquitos no para de crecer. Como algunos de los síntomas son similares, genera desconcierto en los casos positivos.

Dengue o coronavirus: qué nos atacará primero

Por Matias Máximo
08/05/2020

Ilustración Federico Mercante / Fotos J. M. Rueda

Por instinto de supervivencia el barrio Padre Mugica, también conocido como Villa 31, empezó a juntar agua en tachos y baldes: como la presión baja durante el día hacen reservorio en la intimidad de sus casas. Ahora al problema del coronavirus -que ya tiene 410 casos confirmados en barrios populares de la Ciudad según cifras oficiales-, se le sumó el dengue, un viejo conocido que reaparece. Este año resistente incluso al frío.

“Las personas cargan baldes del camión que trae Aysa y los guardan por las dudas, porque no saben cuándo van a volver a tener agua con el camión para reponer. La problemática del dengue se corrió por el Covid y no se están tomando las medidas necesarias”, dijo a Cosecha Roja Mónica Córdoba, referente de Barrios de Pie en el lugar.

El dengue es una enfermedad que se transmite vía mosquito. Si un mosquito sano pica a una persona con dengue, ese mosquito se contagia también. Si luego pica a una persona sana le transmite el dengue. A pesar de las fumigaciones, que ayudan con los mosquitos, basta con que haya quedado una larva en la tapa de una botella de gaseosa para que el ciclo empiece de vuelta.

WhatsApp Image 2020-05-08 at 15.58.26

“En la mayoría de los casos viven familias enteras en un ambiente y seguimos sin un protocolo específico para barrios populares. ¿Cómo evitas que se propague el dengue o el coronavirus en el hacinamiento? Hace más de diez días que escasea el agua y la gente tiene que salir si o si a buscar agua de algun lado ¿Cómo le decís  que se quede en su casa”, dice Mónica.

En la villa 1-11-14 la primera muerte por coronavirus fue el 12 de abril. Pero cuando falleció Andrea Gómez -49 años, trabajadora del Senado- lo primero que dijeron fue dengue. Recién se supo que era Covid-19 con los análisis post mortem.

“El problema es que se sobrecarga el sistema de salud por dengue frente a pandemia y que como el síntoma de fiebre es el mismo, y está naturalizado, la gente piensa eso en lugar de llamar para control de covid”, explica Agustina Eroles, profesora de la Escuela N° 23, que también activa con Barrios de Pie en el Bajo Flores.

WhatsApp Image 2020-05-08 at 15.54.54Para Agustina cuando fumigan no sólo logran matar a los mosquitos, sino que a través de políticas públicas se genera una conciencia de que existe el problema. “Venimos haciendo un trabajo territorial con promotores de salud y para dar a entender que el dengue no se fue. Olvidate de repelentes y mosquiteros: eso venimos pidiendo y nada. Al principio se fumigaba todo el interior de las casas donde alguien tenía dengue y toda la manzana. Ahora se achicó a fumigar sólo las casas”. 

El tema no es sólo en barrios populares o de viviendas con servicios básicos precarios. Alejandra Laera es docente y vive en Coghlan, uno de los barrios porteños de clase media al norte de la ciudad, pegado a Palermo y Núñez. Cuando empezó la cuarentena por el coronavirus su hijo de 15 años levantó 40 grados de fiebre. A los dos días le diagnosticaron dengue.

“Fueron 5 días de fiebre imparable y ningún otro síntoma. Es un virus caprichoso, se te puede ir la temperatura y volver a los tres o cuatro días. Se testea por análisis de sangre, así que hay que esperar que den esos valores”, dice.

En la cuadra de Alejandra, que está en el corazón de Coghlan, habían fumigado. Sin embargo hubo cinco casos en la misma semana. Cuando su hijo estaba saliendo del cuadro febril ella se empezó a sentir con un poco de fiebre. Al principio no le prestó atención porque eran 37 grados y se mantenía estable. Pero empezó a dolerle el cuerpo y en la guardia la ingresaron con el protocolo por coronavirus. El examen dio positivo en dengue.

dengue

“Nunca me sentí tan mal en mi vida. Al cuarto día tuve 38, pero la fiebre no subió más de eso. Sentía como un ardor interno, como si tuviera mucha fiebre y no tenía. Mucha sed también y no me podía levantar de la cama”, cuenta.

Según el boletín epidemiológico publicado por el Ministerio de Salud de la Nación esta semana, desde agosto de 2019 hasta abril de 2020 hubo 52594 casos con sospecha de dengue u otros arbovirus, que son las enfermedades transmitidas por mosquitos. También se registraron 22320 casos sin antecedente de viaje confirmados y probables (confirmados por laboratorio y por nexo epidemiológico autóctono) y 1475 que viajaron.

La provincia de Misiones registra la mayor incidencia acumulada del período con 236,5 casos por cada 100 mil habitantes, seguida por Jujuy, La Rioja y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con tasas de 225,8; 198,5 y 158 respectivamente.

Las campañas que hicieron de manera conjunta Nación, Ciudad y las provincias pide ser revisada, porque aunque empezó el frío los mosquitos no se van. Se hicieron resistentes.  

Matias Máximo

Matias Máximo

Periodista - Autor del libro "Que el mundo tiemble: Cuerpo y performance en la obra de Effy Beth", disponible en PDF aquí
Matias Máximo