(Des)gobernadas, violadas y abusadas

Foto: Pandilla Feminista
Foto: Pandilla Feminista

El ministro de Desarrollo Social de la provincia de Misiones, Lisandro Benmaor, presentó lo que a su parecer es un plan “revolucionario”: “motivar” a chicas con riesgo de embarazarse a temprana edad a que elijan “otros caminos” en su vida.

Al mismo tiempo, informó lo que ya todxs conocemos sobradamente: que el embarazo en la niñez tiene una causa mayoritaria en violaciones intrafamiliares, de larga data en muchos casos. La diferencia la hace la anatomía. Tras la menarca (primera menstruación) pueden ser embarazadas. Antes no.

Como lxs ministrxs suelen ser muy afectos a las estadísticas, agregó que en su provincia “201 niñas menores de 15 años” fueron obligadas a parir, aunque Misiones tiene Protocolo de atención a víctimas de violación, que incluye el uso de anticonceptivos de emergencia como el aborto no punible. 201 niñas y sus familias no parecen haber sido informadas de sus derechos.

Luego reveló que hubo aproximadamente en su provincia “5000 partos de chicas menores de 19 años”. Pero no nos deprimamos: parece que antes de su gestión eran un poco más, unos 6000. Reconoció que muchos de ellos eran productos de “abuso sexual” ¡Qué sorpresa!

Tenemos, pues, en un mismo anuncio: 201 niñas embarazadas violadas en la gran mayoría de los casos, 5000 partos de menores de 19 años abusadas y violadas en muchos casos. Pero la noticia con que el ministro nos convoca es el plan “revolucionario”.

Pregunto:
• ¿Cómo elige una nena violada intrafamiliarmente “otros caminos” en su vida?
• ¿Cómo elige una nena que supongamos cree estar enamorada y queda embarazada tras una relación sexual con un par si no tiene accesibilidad a sus derechos a la anticoncepción?
• ¿Por qué 201 niñas en sólo un año en una misma provincia desisten de utilizar su derecho a ser informadas del Protocolo de atención a víctimas de violación?
• ¿Cómo se llegan a 5000 partos anuales de menores de 19 años si el ministro trabaja tanto en el tema?

Hasta acá queda claro que el cuerpo-envase es de las niñas y adolescentes, que no serían envase ni portarían embarazos no deseados si no hubieran sido violadas y/o abusadas.

¿Qué cifras hay de esos hombres que pusieron la semilla en esos cuerpos-objetos? Dado que han inflingido gravemente la ley ¿cuántos están cumpliendo condena por el delito?

Les va a costar creerlo pero de eso no hay registro ¡ni datos! Por eso el plan “revolucionario” es para ¡las niñas/adolescentes! ¡Sí! Las mismas que han sido violadas/abusadas por períodos que no podemos poner en estadísticas.
¿Cómo se previene vía un “proyecto alternativo” una violación sistemática?

Algunas ideas de nuestros gobernantes:
1- Marcela Campagnoli, diputada nacional, propuso “sacar al feto en la semana 20, ponerlo en incubadora y luego ser dado en adopción a familias que se hubieren anotado previamente en un registro de adoptantes”.
2- Juan Manuel Urtubey, gobernador de Salta y candidato “presidenciable”, nos informó –vía el programa de Mariana Fabianni- que con su Ministerio “de primera infancia” lanzarían un programa de Inteligencia Artificial para prevenir el embarazo en niñas y adolescentes “con una conocidísima marca de software del mundo” con la que estaban haciendo “un plan piloto” que consistía en una base de datos “con nombre, apellido y domicilio” de niñas “que tengan un 86% de probabilidades” de cursar embarazos en niñez y adolescencia. Porque las niñas y adolescentes se embarazan con autonomía, claramente. El proyecto no tuvo más pantalla: fue TT en Twitter casi una semana. Y no por su seriedad.
3- Elisa Carrió, diputada de la Nación, se quejó amargamente de que se iba a utilizar “el aborto como método anticonceptivo”. O sea: abortarían sin estar embarazadas. Muy diferente a lo que sucede actualmente, que “a pesar de haber sido preñadas por sus padres, padrastros, hermanos, tíos, patrones, no abortan: tienen a sus hijos”.
4- Gabriela Michetti, vicepresidenta de la Nación, no se tomó el trabajo investigativo de lxs anteriores: se opuso hasta al aborto no punible en casos de violación –que data de 1921, hay que decirlo- y propuso “dar al niñx en adopción” y “tener entrevistas con un psicólogo”. Hubo muchas críticas por su frialdad pero capaz no la entendimos bien: sos violada, te embarazan, te obligan a llevar a término ese embarazo, cuando parís te lo sacan y lo que no me quedó claro es si para el turno psicológico habría prioridad, ya que en lo público suele demorar la accesibilidad al tratamiento.
5- El plan “revolucionario” de Misiones.

¿Saben qué es lo más absurdo? Para prevenir hay que estar un paso adelante. Revisemos los indicios que dan violadores y abusadores. Capaz baja un poco el índice de niñas-madres. Capaz podamos dejar de pensarlas como porcentajes, envases, estadísticas. Capaz podrían tener una vida un poco menos peor.

Miriam Maidana
Miriam Maidana

Psicoanalista, investigadora UBACyT en Consumos Problemáticos.

Sin comentarios

Comentarios cerrados