Desmienten que en La Salada vendan ratas drogadas en vez de caniches toy

Algunos medios señalaron que es una “nueva modalidad de estafa”, esta vez protagonizada por roedores drogados. En las leyendas urbanas, las ratas son cada vez más exitosas. Unos comentan, siempre en voz baja, que las venden en los tenedores libres como si fueran pollo. Otros, que se orinan en las latas de comida y causan enfermedades mortales. Pero esta vez, fue más allá: las acusan de hacerse pasar por caniches toy para ser vendidas en feria más grande de Argentina, La Salada.

Están diciendo por ahí, en redes sociales, en portales de internet en noticieros porteños, que en la feria donde se puede comprar ropa de marcas falsificadas, también venden roedores drogados con esteroides como si fueran caniches toy o chihuahuas. Las ratas, aunque también se refieren a hurones, serían vendidas por 300 o 400 pesos, en una aparente ganga que termina en la estafa. El valor comercial de los perros de estas razas supera los 1.200 pesos.

Jorge Castillo, administrador de la feria Punta Mogotes, se rió a carcajadas cuando Cosecha Roja le preguntó qué opinaba de ese rumor. Luego, tajante, negó que fuera real: “Nunca he visto que vendan una rata como si fuera un cachorro. Aquí las autoridades están verificando constantemente la mercadería”. Castillo agregó que en su zona no está permitida la venta de animales: “En donde no está prohibida se piden muchos requisitos, y siempre hay algunos vendedores en la vía pública que ofrecen cachorros ocasionalmente, pero esos no tienen que ver con la feria oficial”.

“Lo leí en Facebook esta semana. Están locos todos. Esos rumores los inventa gente envidiosa, que no quiere que la gente trabaje honradamente, a lo legal, como lo hacen quienes venden animales aquí en la feria”, dijo Quique Antequera, administrador de la Feria Urkupiña.

El rumor circula, da vueltas, aparece, desaparece y vuelve a llegar a la agenda de distintos círculos.

La feria más concurrida del Gran Buenos Aires ha sido lugar de residencia de múltiples mitos, y este de las ratas-cachorros ya había surgido alguna vez. No es nuevo.
Lo raro, dicen vendedores de la feria, es que los medios que hacen la denuncia nunca entrevistan a un comprador estafado, sino que repiten esa voz de me dijeron, me contaron.

Aquí, un ejemplo:
[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=bOWVAEa9je4&feature=player_embedded]

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada