Dos docentes reclamaron clases virtuales y las echaron

Mariana Sampaiño y Violeta Sznaider trabajan en la sede Almagro de la Escuela ORT. Adhirieron al paro convocado por los gremios porteños para exigir la suspensión de la presencialidad en las escuelas, debido al gran aumento de casos en la Ciudad de Buenos Aires. Las despidieron sin motivos. El Ministerio de Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria y, mientras dure este proceso, las docentes podrán volver a sus puestos de trabajo.

Dos docentes reclamaron clases virtuales y las echaron

Por Cosecha Roja
20/04/2021

El miércoles 14 de abril las docentes Mariana Sampaiño y Violeta Sznaider, que dan clases en la sede Almagro de la Escuela ORT, adhirieron al paro convocado por los gremios UTE-Ctera, Ademys y AMET. La medida de fuerza, que se tomó un día antes de que el presidente Alberto Fernández anunciara la suspensión de las clases presenciales, fue para exigir la vuelta a la virtualidad en las instituciones porteñas por el aumento de casos en la Ciudad. Tuvo un acatamiento del 90 por ciento.

Al otro día, Mariana quiso entrar al campus virtual de la ORT y no pudo. Tampoco al mail ni al zoom. El viernes 16 tenía que ir a dar clases. “Cuando llegué, me estaban esperando. Me hicieron pasar a un salón y me comunicaron que estaba despedida”, cuenta a Cosecha Roja. 

Las autoridades argumentaron que fue “una decisión institucional” y le dijeron que tendría que haberle llegado el telegrama. “Todavía no llegó y no me dieron razones del despido”, dice.

A Violeta le pasó lo mismo. Desde el jueves no puede acceder a nada asociado con la escuela. Tampoco le llegó telegrama y, como recién hoy le tocaba dar clases, se enteró de su despido de la misma forma que Mariana. 

Sacha Unamuno, docente y delegado de la institución, contó la situación en un hilo de Twitter que se viralizó e incluso fue retuiteado por el presidente Alberto Fernández en el medio de la pelea con el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta.   

“Tomamos una medida de fuerza reconocida por la Constitución Nacional (Art 14bis) como un derecho de lxs trabajadorxs. Y recibimos como respuesta de la dirección de la escuela dos despidos ilegales y persecutorios”, tuiteó Unamuno, quien tampoco tiene acceso al campo virtual desde la semana pasada pero no fue despedido por su condición de delegado gremial.  

La ORT Argentina es una institución judía con más de 70 años en el país. “Abierta a la sociedad, pluralista e inclusiva en las dimensiones académica, social, económica, religiosa e ideológica”, según data en su página web.  

En la sede de Almagro, trabajan alrededor de 400 docentes. “Como en el resto de las escuelas medias de CABA, ningunx de lxs docentes estamos vacunadxs”, cuenta Mariana. “En la Ciudad de Buenos Aires, iniciaron un ciclo de vacunación por grupos. El único que comenzó fue el 1, que incluye maestras y maestros de Inicial, primer ciclo de la Primaria y directivxs, y todavía no lo completaron”. Lxs docentxs de la escuela media están en el último grupo, el 4. 

Mariana trabaja hace 8 años en la ORT. Da clases de Historia, Geografía y Formación Ética y Ciudana. Además es docente en el Liceo 5 del distrito 11, en el Bajo Flores, en el Agustín Tosco, de Villa Pueyrredón, y en la facultad de Filosofía y Letras, de la Universidad de Buenos Aires (UBA). 

Violeta tiene una antigüedad de 10 años en la ORT. Dicta clases de Historia y Formación Ética y Ciudadana.

No es la primera vez que la ORT despide a docentxs activxs gremialmente. En 2019, por primera vez, lxs trabajadorxs iniciaron un proceso histórico y formaron la primera comisión interna. A fin de año, cuando terminaron las clases, las autoridades despidieron a 10 personas, también por una “decisión institucional”: todas ellas habían formado parte de las acciones gremiales. Y un dato más: nueve de las diez eran mujeres. 

“Esta escuela no tiene tradición de paro, pero tuvimos una adhesión relativamente grande cuando murieron Sandra y Rubén, vicedirectora y portero de la escuela N° 49 de Moreno, víctimas de la explosión en esa institución”, dice Mariana. “A partir de ahí, hay un hostigamiento feroz a quienes participamos activamente de las luchas gremiales”.   

Antes de adherir al paro de la semana pasada, la comisión interna de delegadxs le había advertido a las autoridades que las clases presenciales no podían sostenerse más: según cuentan lxs docentxs, hay aislamiento de burbujas todo el tiempo porque con que haya un solo contagio, se aísla toda la burbuja. Y eso también hace que haya falta de personal.

“Por supuesto que las clases virtuales no son lo mismo que las presenciales. Pero en esta escuela en particular, todxs lxs alumnxs tienen acceso a computadoras y a wi fi. El pase a la virtualidad no arruinaría el proceso pedagógico”, apunta Mariana. 

Este lunes, los gremios UTE, Ademys y Sadop denunciaron los despidos de Mariana y Violeta y reclamaron su reincorporación. 

En la cuenta de Instagram @docentesort se puede firmar el petitorio para denunciar los despidos y reclamar por la reincorporación.

Actualización: el jueves 22, el Ministerio de Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria y dejó sin efectos los despidos “por el plazo que dure el procedimiento conciliatorio”. Esto significa que por 15 días hábiles (y con posibilidad de ampliación de hasta 5 meses) las docentes podrán volver a sus puestos de trabajo.

Cosecha Roja

Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales
Cosecha Roja
FUTUROS AUMENTADOS_Banners_1920x1080