El asco

 

Una chica, de apellido famoso, escribe una carta sobre una violación. Dice en ella haber llamado al 144, dice haber leído la carta que otra chica conocida escribió sobre su experiencia de violencia de género.

Dice haberse animado.

Han compartido la misma cama y el mismo hombre. Lo han pasado mal.

¿Tienen importancia los testimonios?

Yo creo que sí: de hecho en mis notas en Cosecha Roja suelo ponerlos. Suelo pensar que alguien que está del otro lado se siente identificada, acompañada, y animada. Y consigue romper el silencio, que es lo peor en estos casos.

Lo que me sacudió acá fue la aparición de un victimario que –por cierto- no fue quién golpeó ni violó. No. Fue quién intentó convertir una denuncia de violación en un show público.

Entre muchas barbaridades, publicó una encuesta: “Malena Guinzburg: Vot Si, o Incogible”.

Porque antes, minutos antes, se preguntaba: “Foier se violó a Malena Guinzburg? Cerrá todo!”.  A 115 personas les “gustó”. Nada: tiene 130.000 seguidores. En la encuesta votaron –hasta las 23.30 hs del lunes- 6386 personas. Sigue siendo nada. Luego siguió posteando sobre mujeres “gorditas”, se burló de María Rachid, y recomendó a una chica: “Hacete coger, te hace falta”.

La encuesta sobre el Kun Agüero y sus “gorditas” (Yanina Maradona/Karina) y Foier (Carolina Aguirre/Malena Guinzburg) ya bajaba su adhesión: solo 1566 votos. Con los futbolistas no se jode, pienso.

El “Ni una gorda menos” tuvo 78 me gusta.

Ante la falta de adhesión, se envalentonó: “La policía del pensamiento prohíbe decirle Comegordas a Foier”. Ahí 204 corazones se alzaron.

Y como todo victimario, terminó víctima: “Te imponen el miedo a decir lo que pensás. Son patrullas de la SS moralínica. Me los banco a todos, solo. Dicho esto: Foier comegordas”.

Aclaró: “Nunca fui al psicólogo, la chancleta acomodó todo de arranque”.

¿Recuerdan a Miguel del Sel? Bueno: es similar.

Por último –por lo menos para mí- alguien que en su perfil es “Ex” (Clarín, The Guardian, Canal 26, “me aburrí y ahora hago Internet”) dice: “Si buscas respeto, no entres a las redes sociales”. Tiene 65.8 K tweets publicados. ¿Pagan por tweet?

Hace ya un tiempo me pidieron que escuche a una chica: su ex pareja, padre de su primera hija, había ingresado a su casa a las 4 AM, cuando la madre de su ex ya se había ido a trabajar. Rompió la puerta a patadas, encerró a la hija en el baño y violó a la chica. Luego hizo que le cebe mate y se fue. La chica hizo la denuncia: no se la quisieron tomar, porque el hombre era el padre de su primera hija. Habló conmigo porque temía haber quedado embarazada como resultado de la violación. Habló, hablamos, hizo la denuncia en otro lado, se la tomaron.

La chica, como la niña de once años embarazada de ocho meses tras una violación, no tiene twitter. Nadie las lee, nadie sabe de ellas.

Hace apenas días llorábamos a mares por Lucía: drogada, violada, empalada, asesinada. Tomábamos las calles.

El mismo gobierno nos “pide” que combatamos la violencia de género “entre todxs”.

No hay problema: ¿ustedes garantizaran que les tomen las denuncias y acompañaran a las víctimas, en vez de revictimizarlas y maltratarlas? No hay problema.

¿Y qué hacemos con personas que con total impunidad se burlan de una situación que puso en riesgo la vida de una mujer? ¿Qué hacemos con personas que con total impunidad se burlan de “las gorditas incogibles”?

Si las “gorditas” son “incogibles” pensemos casos más extremos: con solo googlear “violación de ancianas” aparecen varias noticias, entre ellas destaca una mujer de 78 años que sufre del Mal de Alzheimer .

¿Hacemos una encuesta sobre ancianas? ¿Son “cogibles” o “incogibles”?

¿Y lxs niñxs sordos?

Muchas personas “aconsejan” no hablar de los tweets del “Ex Clarín Ex The Guardian Ex Canal 26”. No hay que darle fama.

A mí me disculpan: yo creo mucho, mucho, mucho en el uso de las redes para frenar a siniestros personajes que se suponen Trump en livings con sillones de cuero ecólogico mientras se hacen los machitos “delgados”.

Freud decía que el odio es la pasión del sujeto que busca destruir a su objeto. También que el asco es un mecanismo de defensa.

Por eso el título: es siniestro pensar que habito la misma ciudad donde un tipo se pregunta si Malena Guinzburg es “cogible”. Y donde 6386 personas votan.

En cuanto a “darle fama”: no conocía a Bracesco ni a Foier. Ahora sí los “conozco”.

Claramente, no serán invitados a ninguno de mis cumpleaños. Pero sí me gusta saber a quién tengo enfrente.

Muy enfrente.

 

Miriam Maidana
Miriam Maidana

Psicoanalista, investigadora UBACyT en Consumos Problemáticos.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada