El caso Luz y Diego: movilización en Morón por una causa armada

Cosecha Roja.-

El próximo 21 de diciembre Luz Gómez y Diego Romero cumplirán su primer año de encierro. En julio de 2011 cuando se olvidaron la mochila con un certificado de vacunación en un remis mientras hacían compras. Meses más tarde la mochila apareció en la casa de un colectivero asesinado en Castelar. La fiscal Marcela D´ Ascencao los acusa por el crimen.  A  pesar que otros dos detenidos, que confesaron ser parte del hecho, aseguran no conocer ni a Luz ni a Diego.  Hace unos meses Cosecha Roja publicó su historia.  Luz espera el juicio con prisión domiciliaria junto a su hija Zaira en una casa de José C. Paz. Diego está detenido en el penal de Ituzaingó.

Esta mañana familiares y amigos de la pareja se movilizaron hasta los Tribunales de Morón para exigir que se avance en la investigación y la inmediata libertad de Luz y Diego. La causa está enla Unidad Fiscalde Investigaciones número 7 de ese Departamento Judicial.

“Todo el proceso está repleto de irregularidades- dijo a Cosecha Roja Laura Lombardo, dela Coordinadora Antirrepresivadel Oeste- No podemos tener acceso a la causa. La familia pagó hace más de 20 días $1600 por las fotocopias del expediente y  todavía no se las dieron”.

A pesar de que el sol ya se sentía con fuerza, un numeroso grupo de personas se congregó en la puerta de los Tribunales. Mostraban sus carteles y repartían volantes con información sobre el caso a quienes entraban y salían de los juzgados. “Nadie está exento de que le pase esto. Por perder una mochila en un remis, Luz y Diego están presos hace un año. Le puede pasar a cualquiera”,  gritaba un militante social desde un megáfono.

“Luz y Diego son inocentes. Busquen a los culpables” decía el cartel que Amalia Ortega, la mamá de Luz, llevaba en el pecho. En la mirada se notaba su estado de cansancio. Amalia es oriunda de Jujuy. Todas las semanas viaja para poder acompañar a su hija y cuidar a su nieta.  Amalia es la encargada de visitar la fiscalía en búsqueda de novedades sobre la causa.  Siempre vuelve con las manos vacías.  Pero Amalia no baja los brazos.

“Todo esto ha sido muy malo para mi familia, pero a pesar de eso conocimos a un montón de gente que nos acompaña”, dijo Amalia.

Las pericias de la causa avanzaron gracias a los pedidos del abogado  Eduardo Suarez. “A Luz le sacaron sangre para hacer la comparación de ADN. Falta que le saquen a Diego. El 10 de diciembre se hacen las comparaciones. Nosotros esperamos que antes de la feria judicial puedan salir en libertad y no tengan.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada