Drogas: el drama de la prohibición

marihuana camionetaCosecha Roja.-

La Comisión Global en Política de Drogas presentó el informe “Asumiendo el control: caminos hacia política de drogas eficaces”. El sistema internacional de fiscalización de drogas, escribieron, “está fracturado”. En el documento recuerdan que en 2011 instaron a los líderes globales a sumarse al debate abierto sobre la temática. “Pedimos a los tomadores de decisiones que rompieran con el tabú vigente desde hace cincuenta años y conversaran sobre maneras más humanas y efectivas para manejar las drogas”, dijeron. Tres años después, festejan que existen debates nacionales y regionales, y proponen una “hoja de ruta” con propuestas de pasos a seguir.

El paradigma que se busca dejar atrás es el “punitivista” o “prohibicionista” y en el informe se subrayan los principales problemas de la concepción que imperó desde la 1970. El origen fue en Estados Unidos y fue Richard Nixon el que inventó el concepto “guerra contra las drogas”.

Además de delinear una serie de recomendaciones fundamentales, en el informe mencionan tres experiencias nacionales de los últimos años:

En 2013, Nueva Zelanda aprobó la Ley de Sustancias Psicoactivas, que permite que algunas nuevas sustancias psicoactivas de “bajo riesgo” sean producidas y vendidas legalmente dentro de un estricto marco regulatorio. La nueva ley asigna a los productores la responsabilidad de establecer los riesgos de los productos que desean vender y fija la edad mínima de compra en 18 años; prohíbe la propaganda, excepto en el punto de venta; determina los locales que pueden vender productos y establece criterios para las etiquetas y embalajes. Se estipulan sanciones penales —que incluyen hasta dos años de prisión— en caso de infracciones a la nueva ley. El gobierno de Nueva Zelanda afirma: “Estamos haciendo esto porque la situación actual es insostenible. La legislación actual no es efectiva para lidiar con el rápido crecimiento de las sustancias psicoactivas sintéticas, que se pueden alterar para estar un paso adelante de los controles. Se están vendiendo productos sin ningún control de sus componentes, sin que pasen las pruebas requeridas y sin control de los lugares donde se pueden vender

En 2013, Uruguay se convirtió en el primer Estado en aprobar una legislación que legaliza y regula el cannabis para uso no medicinal. El modelo uruguayo implica un nivel mayor de control gubernamental que el de los modelos más comerciales de los estados de Washington y Colorado en EE. UU. Bajo el control de un organismo regulador de reciente creación, sólo se permite la producción de productos de cannabis específicos por agricultores autorizados por el Estado. Únicamente se permiten las ventas a través de farmacias autorizadas a residentes uruguayos mayores de edad registrados y a precios establecidos por el nuevo organismo regulador. Está completamente prohibida toda forma de marketing y los ingresos tributarios serán utilizados para financiar nuevas campañas educativas sobre los riesgos del cannabis.

En la década de 1980, Suiza enfrentaba una grave crisis de salud pública relacionada con el uso de heroína inyectable. En lugar de apelar a las fracasadas respuestas punitivas, el gobierno suizo formó parte de la ola pionera europea de reducción de daños e implementó una variedad de medidas, como los programas de intercambio de jeringas y agujas y el tratamiento de sustitución con opiáceos. De hecho, Suiza fue pionera al innovar con un nuevo modelo de terapia de heroína asistida en la que a los usuarios de largo plazo que habían fracasado en otros programas (junto a otras formas de apoyo psicosocial) se les prescribía heroína farmacéutica que podía inyectarse bajo supervisión médica en clínicas locales de día. Los impactantes resultados de una variedad de indicadores clave de salud y justicia penal hicieron que otros países comoPaíses Bajos, Alemania, Reino Unido y Canadá iniciaran programas similares.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada