Caso Araceli Ramos: encuentran el cuerpo e investigan a un ex prefecto

araceli

Infojus Noticias-. La tarde del lunes 30 de septiembre Araceli Ramos dejó su casa de Loma Hermosa para ir a una entrevista laboral en la calle Púan al 3700, Caseros. Quería juntar unos pesos para irse unos días de vacaciones a San Luis con su novio, Federico. Tenía 19 años y buscaba algo de tarde, porque de mañana cursaba en la media 10 de su localidad. Tendría que haber vuelto a las 18:30. A las 19:15, preocupada, su mamá la llamó y atendió el contestador del celular. Con el correr de las horas comenzó la búsqueda. Las investigaciones se centraron en la casa de Púan. El recorrido de su tarjeta SUBE y la señal de su celular indicaban que había llegado allí. Los cruces telefónicos mostraron que se había comunicado con Vinader. La detención del exprefecto, su negativa a declarar y las contundentes pruebas en su contra fueron el preludio del peor final.

Adentro de un bolso tirado en el medio de un descampado, ahí encontraron el cuerpo de Araceli Ramos. Estaba maniatada con alambres y envuelta en una bolsa de polietileno. La encontraron en medio de un rastrillaje realizado durante la madrugada en la zona de San Justo, en la esquina de General Paz y Crovara, en el partido de La Matanza. El sitio queda a doce cuadras de la casa del exprefecto Walter Vinader, único detenido por la causa y que ayer se negó a declarar frente al fiscal Enrique Veñazco Cerviño. El jefe de la Policía Bonaerense Hugo Matzkin confirmó que se trata del cuerpo de Araceli Ramos.

Al domicilio de la calle Puán, Araceli fue vestida con jean negro, remera y zapatillas grises. La casa, como se comprobó en allanamientos posteriores, estaba deshabitada pero cerrada con llave.

Es el eje en el que se centran las investigaciones por la desaparición de Araceli y dos casos más a los que estaría vinculado el ex prefecto Walter Vinader, de 39 años, el único detenido por la desaparición de la joven. El lugar es propiedad de Aída Amoroso, la madre de un amigo de Vinader que está muerto y al que el ex prefecto conoció mientras cumplían una condena en la cárcel. La mujer está desaparecida.

¿Quién es Vinader? Es un ex cabo primero del grupo Albatros de la Prefectura. Fue dado de baja en 2006 tras haber sido denunciado por delitos graves. En su Facebook aparece como propietario de la empresa de seguridad Vinader S.A., con domicilio en el barrio Mataderos, especializada “contra incendios y brigadas de riesgos especiales”.

Así da cuenta en la red social de su paso por la Prefectura: “Comandante Retirado (G.EO.N) Grupo Especial Operaciones Navales”. Y aclara: “Me retiré, en fin ahora me hicieron un monumento en puerto madero, pero ya fue” (sic). Además asegura ser graduado en la Universidad de la Marina Mercante. En marzo compartió el siguiente comentario: “Soy el tipo de amigo que hasta te ayudaría a esconder un cadáver, pero si me traicionas, recuerda, sé cómo esconder un cadáver”.

Cuando un remisero de Mataderos llevó a un hombre hasta el predio de Jabón Federal, en Villa Madero, no sospechó de la versión que le dio el pasajero. Le contó que llevaba un bolso hasta ese lugar porque tenía que tirar unas antenas viejas. Pero cuando ese remisero vio en televisión el caso de Araceli Ramos reconoció al hombre que llevó en el asiento de atrás. Era Walter Aníbal Vinader. Ayer a la noche fue hasta la DDI de San Martín y contó lo que había pasado. El remisero condujo a los investigadores al lugar adonde había dejado al ex prefecto. Los policías comenzaron un rastrillaje que terminó de la peor manera: con el hallazgo del cuerpo de Araceli Ramos. Hoy se supo que el cuerpo fue arrojado 36 horas después de la desaparición.

En paralelo otro hombre acercó un video a los investigadores. Era el jefe de Vinader en la empresa de antenas donde trabajaba. El video estaba en un bolso que el ex prefecto había olvidado en su trabajo. Allí se la ve a Araceli relatando el crimen de una prostituta en Vicente López. En esa zona están realizándose ahora los rastrillajes que podrían dar con el paradero de Aída Amoroso. Amoroso es la madre de Emilio Rezzónico, amigo de Vinader desde aquellos tiempos en que ambos estuvieron en prisión. Rezzónico murió en julio. Su cuerpo fue cremado por pedido de Vinader, quien desde entonces prometió hacerse cargo de Aída, desaparecida desde agosto.

Las condiciones en las que fue encontrado el cuerpo de Araceli Ramos y el de Verónica Celeste Fernández, asesinada en noviembre del año pasado, se parecen mucho. Las manos estaban maniatadas con un alambre muy similar. Las bolsas que las envolvían, también. “El cuerpo que apareció en noviembre –el de Fernández- tenía el mismo tipo de alambre que el de Araceli, estaban en la misma posición y metidas en bolsas similares”, dijo a Infojus Noticias una alta fuente de la investigación.

Ante la complejidad del caso, el fiscal general de San Martín, Marcelo Lapargo, decidió que a la Unidad Funcional de Instrucción 6 de San Martín, encabezada por el fiscal Enrique Velazco Cerviño, que interviene desde la denuncia de la desaparición de Araceli, se sumen el fiscal Héctor Scebba de la UFI 1 y Edgardo Ledesma de la UFI 9 de Delitos Complejos. El equipo se dividirá para poder investigar el homicidio de Araceli, la desaparición de Aída Amoroso, la muerte y cremación de su hijo Emilio Rezzónico y todo lo vinculado al imputado Walter Vinader.

Los rastrillajes se centran ahora en la zona donde apareció Fernández. “Creemos que es un dato relevante el hecho de que apareció en una zona que él por su profesión conoce muy bien”.

Cuando la tarde del 25 de noviembre el cuerpo de Verónica Celeste Fernández apareció en un arroyo nadie sabía quién era. De hecho su desaparición recién fue denunciada por una tía suya, su familiar más cercano, los primeros días de diciembre. Verónica tenía 32 años y trabajaba como prostituta. La última vez que la vieron fue dos días antes de que apareciera su cuerpo. Cuando la encontraron estaba violada, desnuda y muerta a golpes. En un principio fue erróneamente identificada. Como su desaparición no había sido denunciada, cotejaron con el registro de desapariciones de mujeres. La mamá de una chica platense de 14 años que faltaba de su hogar vio las fotos que le mostró la policía y dijo que era su hija. En la morgue, el padre de la adolescente negó que fuera su hija y entonces comenzó el cotejo de huellas. Detectives de la División Búsqueda de Personas de la Policía Federal recibieron un pedido de colaboración para intentar encontrar a Verónica, a partir de la denuncia radicada unos días antes en la comisaría 12a. del barrio de Caballito. En los primeros días del mes de enero se supo que el cadáver encontrado era el de ella. Ahora la trama que rodeó su muerte podría comenzar a esclarecerse.

Ayer, Vinader iba a ser indagado por los fiscales Ernesto Farber y Enrique Velazco Cerviño, encargados de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº 6 de San Martín. Pero la defensa pidió que se pospusiera para hoy. Los fiscales hicieron lugar a este pedido. Hoy lo iban a indagar, pero el ex prefecto se negó a declarar.

La escritura de la propiedad de la calle Puán estaba en la casa de Vinader y fue encontrada durante el allanamiento que la policía realizó en el lugar. El ex prefecto se presentó de forma espontánea en la Policía. Fue cuando se enteró que lo buscaban como sospechoso de la desaparición. Quedó detenido. El cruce de llamados telefónicas y el recorrido del que dio cuenta la tarjeta SUBE de Araceli Ramos se convirtieron en pruebas claves en la investigación.

La indagatoria de la fiscalía, aseguran desde la oficina de San Martín, apuntará a las cinco llamadas comprobadas que hubo entre el acusado y la joven horas antes de su desaparición. Los trascendidos indican que dentro de la casa deshabitada a la que había sido citada Araceli podría haber huellas del ex cabo. También, en un allanamiento realizado en su vivienda, habrían encontrado documentos de Aída, la abuela dueña de la casa de Caseros que está desaparecida.

Una Loma no tan hermosa

Loma Hermosa tiene 18 mil habitantes y está en el partido Tres de Febrero, rodeada por el “Camino de Cintura” y cerca del río Reconquista. Es una cuna de futbolistas: el más famoso es Lucas Viatri, que jugó en Boca Juniors. Su nombre, sin embargo, es un engaño. La Loma no tiene mucho de hermosa: es una zona que, según periodistas especializados, está dominada por el narcotráfico, el desempleo y la informalidad laboral.

Allí vivía la joven Araceli Giselle Ramos, de 19 años. Cursaba el sexto año en la escuela media N°10 y el 30 de septiembre salió rumbo a una entrevista laboral en Caseros, a media hora de su lugar natal. No se la vio más.

No es la primera vez que una chica de bajos recursos sale a buscar trabajo y no regresa después de la entrevista. Hay desenlaces que ningún familiar quisiera imaginar, como el de Sandra Ayala Gamboa, una joven peruana de 21 años que cayó en la red de un violador serial en febrero de 2007 en La Plata.

Los familiares de Araceli crearon un Facebook que dice “Busquemos Araceli Ramos de Loma Hermosa”, en el que hay fotos, información y comentarios. Una vecina de Araceli escribió: “Por favor difundan este grupo, si tenemos suerte podremos ser muchos y la policía busca a esta chica de Loma Hermosa tan rápido como buscan a otras que viven en Barrio Norte o Palermo”.

 

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada