Esclavas 2.0: una muestra de fotos sobre la trata de mujeres

Cecilia Antón

“A mi hija la drogaban con pastillas y la inyectaban a diario… la sacaron una noche, encapuchada y apareció en un galpón, vestida con una pollerita corta y una remera escotada. Al lado de ella había varias chicas, todas asustadas. Estaban paradas ahí, en una rueda de hombres; las ponían allí a la venta y ofertaban plata… ella se acuerda de todas sus violaciones”.

Silvia, madre de Milagros, secuestrada a los 14 años. Logró escapar.

La trata de personas adquiere variadas formas, aunque el fin siempre es el mismo: producir dinero sin que importe la condición humana. El cuerpo de la persona pasa a ser el medio por el cual se consigue el rédito buscado.

Esclavas 2.0 es un trabajo que aborda la trata de mujeres con fines de explotación sexual en parte del territorio argentino. Trabajé con seis casos: varias familias que han sufrido el secuestro de sus hijas por parte de las redes de trata con fines de explotación sexual, y a la par me acerqué a sobrevivientes de este macabro delito. Algunas de esas niñas/mujeres lograron escapar, otras murieron y otras tantas continúan desaparecidas.

Las imágenes fueron realizadas entre los años 2009 y 2014 por la fotógrafa Cecilia Antón y se expondrán desde el sábado en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, en Av. Del Libertador 8151, CABA.

La esclavitud del Siglo XXI

Según OIT (Organización Internacional del Trabajo) casi 21 millones de personas son víctimas del trabajo forzoso en el mundo. Este delito genera una ganancia aproximada de 150.000 millones de dólares anuales. Las dos terceras partes de esta cifra son producto de la explotación sexual.

Argentina se ha convertido en un país de origen, tránsito y destino de víctimas de trata. Mujeres y niñas dominicanas, paraguayas y peruanas ingresan al país para ser explotadas en todo el territorio. Las argentinas forman parte de este mercado o son trasladadas, principalmente a Europa.

Si bien Argentina desde el año 2008 cuenta con una ley contra la trata (ley 26.842), los avances son lentos y existe gran corrupción.

Cecilia Antón(…) la policía me hizo ir a reconocer el cuerpo de una niña… cuando la vi les dije que no era mi hija. Me hicieron pasar a ver el cadáver diez veces. Hasta que la pusieron de espaldas y el lunar de nacimiento no estaba… luego me llevaron a una comisaría y el comisario me quiso obligar a firmar una declaración donde yo asumía haber matado a mi hija en un “aborto casero”. Me negué y me puso un arma en la cabeza para obligarme. Yo le dije: ¡máteme, total yo ya estoy muerta!

Teresa, madre de Peli, secuestrada a los 13 años. Continúa desaparecida.

La contención a las víctimas todavía es muy pobre, dejándolas expuestas nuevamente a ser cooptadas o no ayudándolas en su recuperación.

La discriminación por género lleva a que nuestra sociedad conciba el cuerpo de las mujeres como un producto. La TV y las publicidades alimentan esta idea. La cultura del macho y del consumo refuerza sus pilares.

Desaparecen niñas y mujeres. Con su ausencia aparece la lucha de sus familias quienes se convierten en investigadores, detectives; en personas que jamás pensaron que serían. Casi en soledad caminan oscuros senderos, marcados por datos que van recopilando. Ya no temen a nada.

Cecilia Antón(…) no saber que hacían con tu hija te hace sentir que no podes quedarte quieta, sin nada. Hay que luchar para que esto no exista más.

Margarita Meira. Madre de Susy, asesinada en 1990 en Buenos Aires.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Comentarios cerrados