Mariano Ferreyra: a la espera de la sentencia

[imagebrowser id=5]

María Florencia Alcaraz – Cosecha Roja.-

Después de 75 audiencias de debate, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) Nº 21 dará a conocer hoy el veredicto por el crimen del militante del Partido Obrero (PO) Mariano Ferreyra, ocurrido el 20 de octubre de 2010 en una protesta de empleados tercerizados del ferrocarril Roca. Además se juzgará a los responsables de causar heridas a Elsa Rodríguez, Ariel Pintos y Nelson Aguirre, militantes del Partido Obrero. Se espera que alrededor de las 5 de la tarde los jueces comuniquen el fallo sobre la responsabilidad de los 17 acusados. La familia espera un veredicto “ejemplar”.

En una audiencia breve que duró 40 minutos, cuatro de los 17 acusados dijeron sus últimas palabras antes del veredicto pasadas las diez de la mañana. Luego se pasó a un cuarto intermedio.

El primero en hablar fue Pedraza que entró con la actitud de los derrotados. “Seguramente ya tienen el fallo redactado y firmado”, dijo el ex líder sindical al comienzo de su discurso.

Después habló durante 10 minutos sobre la historia del sindicato de ferroviarios y aludió que en ese recorrido nunca habían tenido un “enfrentamiento” de este tipo, desestimando el hecho de que los manifestantes fueron atacados por una patota ferroviaria.

“El día de la muerte de Mariano Ferreyra estaba como un imbécil, como siempre, acomodando y firmando cheques para los afiliados”, dijo Pedraza sobre la mañana de octubre de 2010. En ese momento, se escucharon algunas risas en la sala por la alusión a la firma de cheques. Inesperadamente hizo alusión a Néstor Kirchner: “La bala que rozó el corazón de Kirchner también rozó el de todos los ferroviarios, sobre todo el mío”-

También habló sobre el resarcimiento económico que se reclama: “Lamento muchísimo que esa bandera de Justicia por Mariano Ferreyra se haya convertido en la miserable bandera de Perpetua para Pedraza. Lamento también que haya reclamos económicos.  Quería preguntar si los 5 millones de pesos que pedían los vamos a tener que pagar cada uno de los 20 notificados”, manifestó el ex líder de los ferroviarios.

Pedraza se dirigió directamente a Beatriz Rial, madre del joven asesinado. “No tuve absolutamente nada que ver con el crimen de su hijo. A mí como padre me ha dolido tanto como a usted”.

Para cerrar el hombre de la Unión Ferroviaria dijo: “Estoy seguro de mi inocencia pero sé del riesgo mediático y político que corro”.

Tras las palabras del ex líder sindical,  el presidente del Tribunal le contestó a Pedraza: “Queremos aclararle que el veredicto no está resuelto, ni redactado, ni firmado”.

En la sala, además de la familia y amigos de Mariano Ferreyra, se encontraban las  Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Elia Espen y Mirta Baravall, y algunos referentes políticos.

Después de Pedraza habló Cristian Favale, acusado de ser quien disparó contra los militantes que se manifestaban la mañana del 20 de octubre de 2010. “Quiero repetirles que soy inocente”, dijo el barrabrava.

También hablaron Gabriel Fernando Sánchez y Daniel González que alegaron su inocencia. Ambos se dirigieron directamente a la madre de Mariano Ferreyra que se mostraba firme y entera.

Durante el cuarto intermedio Beatriz Rial, la madre de Mariano Ferreyra, interrogada sobre su impresión de las últimas palabras de los acusados dijo: “Fue muy chocante pero sabía que por algún lado iban a atacar. Después de ocho meses de juicio ya no les creo nada. Estaba preparada para eso. Yo estoy entera”.

Los abogados del CELS también cuestionaron los dichos del ex líder de la Unión Ferroviaria. “Pedraza hizo un discurso político que no va a servir para modificar la sentencia. Fue desagradable la mención a la cuestión económica para las víctimas. Fue inoportuno pero es su derecho así que lo escuchamos”, dijo a Cosecha Roja Maximiliano Medina, abogado de la familia de Ferreyra.

“La única pena posible para Pedraza como instigador del crimen es perpetua. Las pruebas fueron robustecidas durante el juicio. Quedó demostrado que se trató de un plan criminal”, agregó Medina.

Claudia Ferrero, abogada del PO, también repudió los dichos del ex líder sindical. “El discurso de Pedraza fue muy cínico, se presentó como un defensor de los trabajadores desde hace 30 años, cuando fue cómplice de la privatización de los ferrocarriles en los ´90 y el despido de miles de trabajadores en la era menemista. La defensa del negociado de la tercearización llevó a Pedraza a instigar este crimen”, dijo Ferrero a Cosecha Roja.

Después de escuchar a los imputados el Tribunal anunció un cuarto intermedio hasta las 17hs.

Las penas solicitadas

El debate oral empezó el 6 agosto de 2012. El juicio cuenta con dos querellas. La familia de Ferreyra fue representada por dos abogados del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), mientras que los heridos fueron representados por abogados de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi) y de la Asociación de Profesionales en Lucha (APEL). Se juzga la responsabilidad de diez ferroviarios sindicados  como instigadores o integrantes de la patota responsable de los delitos y siete policías federales imputados “liberar la zona” y permitir que se produzca el crimen.

En la etapa de alegatos, la fiscal María Luz Jalbert reclamó la pena de prisión perpetua para el ex secretario general de la Unión Ferroviaria José Pedraza y su adjunto, Juan Carlos “Gallego” Fernández, ambos acusados como “instigadores de homicidio calificado”. También pidió perpetua para los sindicados coautores, el barrabrava Cristian Daniel Favale, Gabriel Fernando Sánchez y Pablo Marcelo Díaz. La fiscalía solicitó 10 años para el ferroviario Gustavo Alcorcel, como  “partícipe secundario de homicidio agravado” y 9 años para Daniel González y Salvador Pipitó acusados de “partícipes de homicidio simple”.

Jalbert solicitó la absolución de Juan Carlos Perez y Guillermo Uño, acusados por la querellas de sacar las armas del lugar y amenazar a periodistas.

En cuanto a la actuación policial, la fiscalía acusó a los policías por “abandono de persona”. Pidió 10 años de prisión para Hugo Lompizano y Luis Mansilla, 9 años para Jorge Ferreyra, 8 años para Luis Echavarría y 7 años para Rolando Garay y Gastón Conti. También exigió la absolución para el oficial David Villalba, que era el quien filmaba desde central de operaciones y apagó la cámara en el momento del crimen.

La querella que representa a la familia de Ferreyra solicitó perpetua para 14 de los 17 imputados. Mientras que la CORREPI, organización que representa a los heridos, pidió 25 años para los 17 imputados. Por su parte, las defensas de los acusados reclamaron la absolución de los acusados.

 Fotos: Leo Vaca.-

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada