“Haga el ruidito del caballo”, la tortura de un policía tucumano a un detenido

caballitoCosecha Roja.-

El martes se viralizó un video en el que un policía tucumano tortura a un detenido y otro lo filma. Ayer detuvieron a dos efectivos a los que acusan de “apremios ilegales” y que declararán ante la fiscal Mariana Rivadeneira.

“Haga el ruidito del caballito. Caballito, va de nuevo. ¿Cómo relincha el caballo? ¿Cómo hace la gallina? ¿Cocú? A la noche dan Gokú”

El video lo difundió el periódico local La Gaceta. El oficial le hace imitar sonidos de diferentes animales, lo agarra de los pelos, lo sacude, le da la cara contra el piso. El hombre responde lo que puede: guau, miau, cucú. Se cree que fue filmado el 21 de septiembre.

 “Quiqui riquí, ¡no! Ese es el gallo, no la gallina”, lo retan y lo vuelven a sacudir.

A través de un comunicado, la Policía de Tucumán había informado el mismo martes que “ordenó que se inicie una investigación para que se llegue hasta las últimas consecuencias, a fin de esclarecer la situación”. Dante Bustamante, Jefe de la Policía contó que trabajaron tres dependencias en la investigación. “Han sido individualizados, aprehendidos y puestos a disposición de la justicia dos efectivos que estarían directamente vinculados con el hecho investigado”, agregó.

“Desde la Institución Policial lamentamos y repudiamos estos hechos, los cuales perjudican la imagen institucional, el trabajo profesional y responsable que realizan los integrantes de la fuerza día a día”, habían publicado en el sitio de la Secretaría de Prensa y Comunicación de la provincia.

En abril dos pibes fueron capturados por policías del Sistema de Emergencia 911 de Tucumán por mostrar una “actitud sumamente sospechosa”. Los esposaron y los pusieron boca abajo en la vereda, al lado de cuatro agentes y una manada de curiosos. Era una escena montada para la exhibición.

En junio, el Centro de Estudios Legales y Sociales difundió fotografías de maltrato en la comisaría de San Luis: aparecen jóvenes desnudos, arrodillados, con las manos en la espalda y la cabeza contra el piso. En Buenos Aires, el juez de La Plata Luis Arias ordenó a mitad de septiembre que el gobierno de la Provincia de Buenos Aires suspendiera las detenciones en comisarías.

Entre los múltiples problemas de los detenidos en las comisarías están los del hacinamiento, el maltrato, estar en contacto con personal no capacitado para esa función y la incomunicación. Los organismos de Derechos Humanos reciben menos denuncias de comisarías que de cárceles por la imposibilidad de usar el teléfono.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada