Mano dura: la FIFA se está comiendo la pelota

Fuera FIFA. Protestas anti Copa Cosecha Roja.-

Los 23 jugadores argentinos ya llegaron a Brasil. Hoy es la primera práctica abierta y ya hay cola para ver al equipo. Mientras el clima mundialista penetra todos los poros de Brasil y todas las luces apuntan hacia el mismo punto del mapa, aparece el lado B del mundial: la política de la FIFA. Como dijo Diego Maradona: “la multinacional se está comiendo la pelota”.

Esto pasa hoy en Brasil. Pero también pasó en Sudáfrica y Alemania. Y va a pasar en Rusia en 2018. “La FIFA impone un estado de excepción y presiona para que se violen derechos”, dijo a Cosecha Roja Felipe Altenfelder, de Midia Ninja, un medio de comunicación independiente y autogestionado que cubre las protestas a través de las redes sociales. Se refiere a la ocupación del espacio público, a la prohibición de poner pantallas en las calles para que todos y todas vean el mundial, a la regulación de la venta ambulante por la que pierden los comerciantes más humildes, a los desalojos en las favelas desde que se supo que serían sede del mundial de fútbol y de las Olimpíadas y a la represión social. “Las resoluciones de la FIFA ponen al Estado contra la población y presionan para que cualquier manifestación democrática sea reprimida”, dijo Altenfelder. Grafitis anti FIFA en Brasil

El gobierno invirtió mil ciento setenta billones de reales en el área de Seguridad para el Mundial 2014. Según el informe de Megaeventos y Violaciones a los Derechos Humanos en Río de Janeiro elaborado por el Comité Popular de la Copa y Olimpíadas de esa ciudad. Entre las compras, se incluyeron 2691 kits de armas de bala de goma y municiones para combatir protestas. Ya van más de veinte muertos en favelas y centenares de heridos. Hubo conflictos con los pueblos originarios, los Sin Tierra, los gremios y los AntiCopa.

***

UPP ocupa la favela Nogal Alison comía un pancho en Jacarezinho, una favela en Río de Janeiro. A su alrededor los vecinos se movilizaban en contra de la Unidad de Policía Pacificadora (UPP) que había llegado al barrio en enero de 2013 para “garantizar la seguridad” del mundial. Marchaban porque a un pibe de 10 años le había explotado una bomba de estruendo en la cara y porque se habían llevado presos a dos vecinos por “socavar la autoridad”. La pacificación fue así: a Nogal le golpearon la cabeza y murió en el lugar. Los vecinos lo rodearon porque querían asegurarse que se hicieran bien las pericias, que no se lo llevara la policía y diera otra versión. Hacía 5 años que el joven vivía en la favela, tenía 21, trabajaba en un galpón de reciclaje y esperaba un bebé con su novia.

A Wellington Sabino Vieira, de 20 años, lo ejecutaron de tres tiros: uno en la pierna, otro en la panza y un tercero en el brazo. Le adjudican el crimen a la Policía Militar del Estado de Río de Janeiro. Fue el 20 de enero de este año y la versión oficial es que era narco, que estaba a los tiros. “El discurso de la droga es una excusa para criminalizar la pobreza”, dijo Felipe. En la marcha de los vecinos hubo, de nuevo, spray pimienta, bombas de estruendo y disparos.

Represión con gases en Brasil *** UPP en la favela

Hubo muertos en manos de las UPP en Pavão-Pavãozinho, Morro do Fogueteiro, Manguinhos, Cidade de Deus, Jacarezinho, Providência, Morro do Querosene, Rocinha, Parque Proletário, Morro do Cantagalo, Morro do Juramento y Morro do São João. “Hay que salir de la idea de que solamente existen dos opciones: la derecha conservadora en contra de la presidenta Dilma Rousseff o el gobierno sin autocrítica. Mientras cada partido aprovecha para sumar votos para las elecciones, el que se beneficia es la FIFA”, dijo Felipe. De contar lo que queda en el medio se ocupan los sitios independientes, colaborativos y autogestionados brasileros. Cubren los levantamientos contra la Policía Pacificadora, difunden campañas en contra de la prostitución infantil porque preocupa que aumente el turismo sexual durante el evento deportivo, acompañan al movimiento Anticopa, visibilizan los desalojos y los conflictos gremiales. “Las arbitrariedades son todavía más duras en las protestas en las favelas: esta parte de la población tiene el derecho a la libertad de expresión vetado”, denuncia el informe. Este video que muestra la tensión de convivir con la UPP circuló por las redes sociales:

Río de Janeiro no solamente es sede del torneo sino también de las Olimpíadas de 2016. Por eso, en 2011 se creó la Secretaría Extraordinaria de Seguridad para Grandes Eventos (SESGE). Eso inició una nueva etapa en Brasil: circulan discursos de mano dura, combaten la violencia con más violencia y buscan disciplina y control usando fuerza y militarización. La única opción, proponen los Midia Ninja, es “una Copa del Mundo sin FIFA”. Por ahora, con todos los focos apuntando a Brasil el objetivo es uno: “queremos una victoria: que nunca más haya un calendario deportivo mundial sin un debate sobre las contradicciones del capitalismo”, dijo Altenfelder.

Midia Independente Coletiva MIC

Leé el informe completo del Comité Popular acá.

Fotos: Terra y Midia Ninja, Midia Independente Colectivo

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada