En las cárceles protestan porque quieren endurecer las penas

“Quieren tapar el sol con una mano. Le quieren hacer creer a la sociedad que la inseguridad se va a reducir con penas mayores, No buscan ver el fondo de todo esto”, dijo a Cosecha Roja Pablo, desde la celda de un penal federal. “Que Garavano diga que somos únicos en el mundo, eso ya nos pone en primera plana, en un montón de lugares. Seremos únicos pero no los primeros que se manifiestan de esta manera”. Así Pablo le contestó al ministro de Justicia de la Nación.

“Creo que no existe en ningún otro lugar del mundo una situación como ésta”, había dicho Garavano horas antes. En declaraciones a la televisión, el funcionario relacionó a los internos del penal de Devoto y a su reclamo de “No a la reforma de la Ley 24.660” con una agrupación política que hacía trabajo social al interior de la Unidad 1 de Ezeiza.

“Se están robando todo, la comida, no llegan los alimentos, No hay una organización adecuada para salir a estudiar”, contó a Cosecha Roja Gonzalo desde la celda de una cárcel de la provincia de Buenos Aires. “No puedo estudiar porque no nos quieren sacar a las aulas. Estoy perdiendo el año. Fui operado dos veces y tampoco me ayudan para llegar al hospital. El tema de las visitas es cada vez peor”.

Mañana la Cámara de Senadores tratará la reforma de la Ley 24.660 de Ejecución Penal. Y si la reforma tiene lugar, quienes conocen las cárceles predicen que la medida sólo provocará superpoblación en los edificios y hacinamiento de los detenidos. Creen también que las penas perpetuas pondrán a las prisiones en una cuenta regresiva que las hará explotar como institución.

“Nos oponemos a la reforma de la Ley 24.660. El discurso político es hacerle creer a la sociedad que aumentando los montos de las penas, se disminuye la inseguridad”, dicen los miembros de La Resistencia, una organización que redactó un comunicado en el que explica a los legisladores por qué la medida que se va a discutir no aporta nada al tema penal y al problema de la inseguridad. La nota fue enviada al Congreso y hoy, desde la Comisión de Justicia y Asuntos Penales de la Cámara de Senadores, avisaron que fue recibida “satisfactoriamente” y que “será elevada a la presidencia de la comisión para su análisis”.

En Florencio Varela, detenidos del Pabellón 11 de la Unidad 31, la mayoría alumnos universitarios, comenzaron anoche una protesta en repudio de la ley: Batucada, banderazo y comunicados. “Este es el comienzo de la lucha por nuestros derechos. Seguiremos con una huelga de hambre para repudiar la sanción de proyectos que tienen por fin la restricción de las salidas anticipadas, transitorias, asistidas y condicionales”.

También en la Unidad Penitenciaria Nro 1 de Olmos, las personas privadas de su libertad redactaron su comunicado: “Sostenemos que una mayor represión sobre el sistema penal no es una solución a la inseguridad: las medidas sólo incrementarían la situación de caos en la sociedad. El nivel de delincuencia es consecuencia de una política implementada en 1990 que priorizó a los sectores más poderosos y dejó afuera a los más necesitados. La delincuencia juvenil es consecuencia de generaciones de desocupados. Chicos que crecieron con sus padres sin trabajo y sin la posibilidad de tener lo básico para sobrevivir y ser felices. A eso se suma una cultura en donde para pertenecer hay que tener cosas. Te crean la necesidad y el deseo pero no te dan la oportunidad de tener lo que venden. Eso crea un sentimiento de frustración y resentimiento en las nuevas generaciones víctimas de la injusticia y desigualdad social, por lo que se ven obligados a tomar por la fuerza y recuperar la dignidad que el Estado y todos como sociedad les hemos robado a ellos. No es casual que los delincuentes sean cada vez más jóvenes y violentos ya que están devolviendo a la sociedad la violencia con la que han sido tratados y al Estado por su indiferencia e indolencia”.

***

“Los que más se levantan son aquellos que tienen acceso a la educación, a la universidad. El resto son personas aisladas y que lamentablemente no tienen apoyo ni organización. La educación es la punta de lanza de cualquier persona que no se deja”, dijo a Cosecha Roja Ada de Hurlingham desde la radio abierta que agrupaciones como La Resistencia, Sin Reversa, Los Liberados, Cooperativas de Trabajo, entre otras, realizaron en la puerta del Congreso. “La protesta comenzó en Devoto con una huelga de hambre y luego se sumó Olmos. Una federal y otra de provincia”.

Fernando es ex convicto y lucha por conseguir trabajo. “La reforma de la Ley 24660 sólo hará que el preso pierda su estímulo principal que es la búsqueda de su propia rehabilitación psicosocial. Cuando finalmente quede en libertad, entonces no habrá tenido la oportunidad de cambiar. Saldrá peor, con más rencor hacia la sociedad”, dijo a Cosecha Roja.

La comisión de Justicia y Asuntos Penales, Derechos y Garantías comenzará a debatir el proyecto que contempla un nuevo régimen de excarcelaciones y establece una modificación integral del sistema que debe seguir el preso hasta alcanzar su libertad.

Las principales modificaciones planteadas son:

-La limitación de las excarcelaciones de los procesados

-Un protocolo que deberán cumplir los jueces para liberar a los imputados cuando se encuentre en peligro la víctima del delito.

-La evaluación del historial criminal completo: los informes médicos y psicológicos actualizados y la opinión de las víctimas.

-La creación de un registro nacional donde cada juez deberá ingresar y actualizar las detenciones, libertades, rebeldías, fugas y capturas, que permitirá al Poder Judicial saber cuántas personas están realmente presas y cuántas son buscadas por las autoridades.

-La modificación del artículo 14 incluye que la libertad condicional no considere a los reincidentes.

-La libertad condicional tampoco se concederá cuando la condena fuera por homicidio simple y homicidios agravados previstos en el artículos 79 y 80 del Código Penal; delitos contra la integridad sexual previstos en los artículos 119, 120, 124, 125, 125 bis, 126, 127, 128 primer y segundo párrafo, y 130 del código penal; privación ilegal de la libertad coactiva, si se causa intencionalmente la muerte de la persona ofendida; tortura seguida de muerte; secuestro extorsivo si se causara la muerte de la persona ofendida, entre otros delitos previstos en diferentes artículos del código penal.

María Sucarrat
María Sucarrat

Periodista.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada