Ley Trans Ya: el grito amarillo por la diversidad

Uruguay ley trans

Por Mariana Cianelli en La Diaria/Fotos: Mariana Greif

Media hora antes de la hora fijada para que comenzara la Marcha por la Diversidad, el stand de la campaña nacional “Ley Trans Ya” se había quedado sin pañuelos amarillos: las pequeñas tiras de tela adornaban los cuerpos, las bicis y las mochilas de las personas que se preparaban para caminar por la Avenida de 18 de Julio.

“¿Firmaste ya?”, preguntaba con la planilla en mano la activista trans Daniela Buffa a una adolescente que transitaba por la calle que rodea la Plaza Independencia. “En este rato levanté 14 planillas”, dice satisfecha, y agrega: “El promedio es bueno”. La recolección de firmas y el pañuelazo forman parte de las iniciativas que desarrolló la campaña nacional para que el proyecto de ley integral para las personas trans se convierta en ley a la brevedad. “Las personas trans somos marginadas, hemos pasado de todo, por eso queremos que se apruebe ya”, dice Buffa.

La multitud se amontona en la calle, y ya no queda casi espacio para moverse. Al frente, las colectividades LGBTI comienzan a caminar y se levantan las letras con brillantina que forman la consigna de esta marcha: “Ley Trans Ya”. Otras manos levantan carteles que dicen: “Con el tiempo, nuestro amor vencerá”; “Poder ser”; “Furia Travesti”. En el medio, el escenario móvil se abre paso mientras las canciones de Gloria Trevi, Madonna, Thalía y Lady Gaga suenan con fuerza.

tapa-marcha-201800928_-mg_072_1200w

En el recorrido hasta la explanada de la Universidad de la República hay baile, saltos, banderas de arcoíris revoleándose, brillantina y papeles picados. También algunos cánticos que, de a ratos, se entonan con fuerza: “Trans / consciencia / memoria / y resistencia”, así como un coreo por la aprobación de la ley trans.

La vocera de la campaña nacional por la ley trans, Josefina González, cuenta que durante la primera semana de octubre irán hasta el Parlamento a entregar las firmas que juntaron estos meses para mostrar que se trata de una “acción política” y para generar “presión social” que “devenga en el buen tratamiento de la ley”. La activista trans siente que lograron generar un “efecto” y un “impacto” que “nos hace dar cuenta de que no estamos solas, que sí lo estuvimos en el pasado, pero que hoy estamos generando más conciencia social”. También rescata que por primera vez en la historia de nuestro país “las identidades trans hablamos en primera persona, nos apropiamos de nuestra voz y lideramos un frente discursivo. Eso a nosotras nos ha empoderado muchísimo”.

tapa-marcha-0-201800928_-mg_021_1200w

Al llegar al final del recorrido, las organizaciones sociales que integran la Coordinadora de la Marcha por la Diversidad leen la proclama. Se exige la rápida aprobación de la ley integral para las personas trans, el acceso al “trabajo digno” no sólo en el sector público, sino en el privado también; que los trámites de cambio de nombre y sexo dejen de ser judiciales y pasen a ser administrativos y que “cada persona pueda tener el nombre y apellido que elige”. Se reivindica el “derecho a ser” y se llama a luchar por un ambiente libre de racismo. Se sostiene que la Marcha por la Diversidad viene a defender lo conquistado frente a las voces reaccionarias que se levantan por estos días. “La marcha es un acto profundamente político”, dicen. La fiesta continua, desde el escenario proponen abrazar a la persona de al lado, besarla y sacarse una selfie. Los celulares se levantan y registran esos abrazos, esos besos.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Comentarios cerrados