Liberaron a Pitu Salvatierra

Libertad pitu salvatierraAlejandro Salvatierra estuvo veinte días preso. La madrugada del 21 de junio un patrullero de la Federal lo paró a unas cuadras de su casa. Los oficiales le secuestraron cinco mil pesos, tres gramos de cocaína, nueve gramos de marihuana y un picador que tenía en el asiento del acompañante. A pesar de que la tenencia simple es excarcelable, el juez Claudio Bonadio había decidido dejarlo en prisión. Hoy la justicia lo liberó, pero lo procesó por el mismo delito. “Vamos a apelar. Ahora la Cámara Federal tiene que determinar si era para consumo personal o no”, dijo a Cosecha Roja el abogado Adrián Albor.

Pitu volverá a su casa en unas horas. La próxima audiencia estaba prevista para mañana. Bonadio se adelantó: decidió hoy al mediodía ponerle fin a la prisión preventiva y decretó el procesamiento por tenencia de estupefacientes. Todo indicaba que la droga que tenía el militante no era para comercializar, sino que había recaído una vez más. Cuando allanaron su casa, encontraron algunos envoltorios vacíos. Lo contó a los medios: desde los 14 años tiene un problema con las adicciones. Hace tiempo lo asumió e hizo tratamientos en la SEDRONAR y en la ex Cenareso y consultó con psicólogos para dejar de consumir.

Pitu Salvatierra estaba preso en Ezeiza. Hace días lo visitaron referentes del Movimiento Evita: pedían que lo trasladen al Centro de Rehabilitación de Drogadependencia de la cárcel.El único tipo que está preso en Argentina con nueve gramos de marihuana y tres gramos de cocaína, soy yo. No encuentro otro caso”, dijo Pitu a Tiempo Argentino. La causa se hizo visible a través de la puja mediática: los medios replicaron su historia de vida el tiempo que llevó detenido. Hoy a las seis de la tarde, organizaciones de derechos humanos tenían previsto un acto en el teatro “El Picadero” para exigir su libertad. Pero lo suspendieron después de la decisión de Bonadio. Iban a estar presentes referentes de la cultura, el juez Raúl Zaffaroni, familiares y amigos.

***

El 21 de junio, Pitu discutió con su familia y se fue de su casa. A las dos de la madrugada frenó de inmediato cuando el patrullero le hizo luces. Los agentes de la Federal dijeron que hacía “maniobras” con el auto para escapar; él dijo que esquivaba los pozos del asfalto. “Hacía varias cuadras que me venían siguiendo. Vieron cuando estacioné en la casa de mi nuera y cómo ella me dio los cinco mil pesos que necesitaba”, declaró.

Estuvo preso desde 2003 hasta 2008 por liderar una banda que asaltaba bancos. Cuando salió, terminó la secundaria y sus vecinos lo eligieron como un referente barrial. Pero nunca pudo alejarse del todo de sus adicciones. En una lucha contra él mismo, volvió a consumir después de estar dos años limpio. Intentó recuperarse en varias oportunidades por consumo problemático de sustancias psicoactivas. Pero la justicia lo trató como un criminal aún teniendo conocimiento de su enfermedad.
En el merendero comunitario de la manzana 26 bis casa 12 de la Villa 15 funciona “La Jauretche”, la agrupación política que fundó Alejandro Salvatierra en 2010. El trabajo solidario que realiza no termina allí. También coordina el Salón de Usos Múltiples, un espacio en el que funciona un comedor, un vacunatorio y una salita médica. Se da apoyo escolar y hay talleres de formación profesional y actividades culturales para todos los vecinos. Con 35 años, es responsable político del “Frente de Villas Padre Mugica”, que integra a todas las organizaciones políticas villeras de la Ciudad de Buenos Aires.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada