“Lo maté porque él me iba a matar”

“Lo maté porque él me iba a matar”

Paola Córdoba denunció siete veces a su pareja por violencia machista. La justicia nunca la escuchó. Hace nueve días él intentó golpearla y ella lo asesinó de 185 puñaladas con ayuda de su hija. El juez ordenó la libertad de las dos mujeres.

Por Cosecha Roja
23/3/2019

Paola Córdoba tenía 15 años cuando conoció a Alberto Naiaretti, ocho años mayor que ella, y se pusieron de novios. Tuvieron tres hijos. En los 23 años que estuvieron juntos ella lo denunció siete veces por violencia machista. La justicia nunca la escuchó. La madrugada del 9 de marzo Paola lo asesinó de 185 puñaladas en la casa que compartían en Jose C. Paz.

Paola avisó al 911. Cuando llegó la policía la mujer confesó el crimen. Los investigadores sospechan que la chica ayudó a matarlo. Madre e hija quedaron detenidas por el delito de “homicidio agravado por el vínculo“.

“Yo maté a mi marido porque sabía que él me iba a matar”, declaró la mujer en la indagatoria. Según la versión, la noche del viernes él amenazó con matarla a ella y a los hijos. Cuando él se durmió ella fue hasta la cocina y agarró varios cuchillos que guardó en el baúl de la cama. “Esperé un rato, me levanté, agarré dos cuchillos y le clavé uno a la altura de la costilla, abajo de la tetilla del lado izquierdo. Le clavé uno de ellos, una sola vez. Se despertó, se dio vuelta y le empecé a clavar el cuchillo en toda la panza”, declaró la mujer, según publicó el diario Crónica.

El hombre logró levantarse y se le fue encima. La mujer contó que su hija los vio forcejeando y se metió a ayudarla. Paola y su marido se cayeron al piso y ella volvió a apuñalarlo hasta que dejó de de respirar.

Milagros confirmó el relato. Contó que era común que el padre maltratara a su mamá. Dijo que el viernes a la noche discutieron y el intentó golpearla. Ella le escribió varios mensajes a su tía: le contó que su papá estaba “sacado” y que amenazaba con pegarle a su madre delante de sus hermanitos. Después se quedó dormida. Entre la una y las dos la despertaron los gritos su papá. “Me levanto de mi cama y voy a la pieza de ellos. Ahí veo que mi mamá lo estaba apuñalando a mi papá. Lo estaba apuñalando con un cuchillo, uno o dos, me acuerdo que lo estaba apuñalando”, contó la joven, según Crónica.

La chica contó que vio al papá intentando sacarle el cuchillo a la madre. “Parecía que él la iba venciendo en fuerza y yo tenía miedo porque no quería que la lastime a mi mamá o a mí. Yo agarré uno de los cuchillos que estaba en el piso y lo clavé a mi papá, no sé si una o dos veces y después lo solté de nuevo. Mi mamá siguió, ella lo seguía apuñalando”, declaró.

El defensor oficial Javier Bernabé Chirinos pidió que el caso sea analizado como homicidio en legítima defensa y que se valore el contexto de violencia de género. Además, pidió la liberación de las dos mujeres. “No existe peligro de fuga toda vez que mis defendidas fueron quienes llamaron al 911, no modificación de la escena del crimen y expusieron los hechos”, explicó el abogado en el escrito que presentó ante la Unidad Funcional de Investigaciones 23 de San Martín, a cargo de la fiscal Silvia González Bazzani. También aclaró que “no existen pruebas a producirse que mis asistidas puedan modificar ni en el curso de la investigación”.

La primera vez que Paola denunció a su pareja fue en 2003. Siete años después volvió a hacerlo. En 2012 lo denunció dos veces. También en 2016, 2017 y 2018. Según el diario Clarín “en algunos casos se notificó a Naiaretti, que siguió ejerciendo violencias que Paola denunciaba una y otra vez. También se dictaron medidas como perimetrales que no podía cruzar y hasta exclusión de hogar, que tampoco respetó”.

Paola contó que su marido la obligaba a prostituirse. Contó que la última vez que lo hizo fue el 8 de Marzo. Mientras miles de mujeres marchaban en todo el país reclamando derechos para mujeres, lesbianas travestis, trans y personas no binarias, Naiaretti la llevó hasta la ruta, donde la obligó a tener sexo con otros varones a los que él lo cobró. La hija de la pareja confirmó esa versión.