Los fascistas atacaron otra vez en Mar del Plata

fascismomardelplataarroyoCosecha Roja.-

Dos militantes del Colectivo Antifascista terminaron internados por los golpes con caños de PVC rellenos de cemento y patadas que recibieron el sábado en la zona de Plaza España. Los agresores son los mismos que la semana pasada amenazaron a un militante LGBT y que tiraron abajo las rejas de la Catedral durante la marcha de cierre del Encuentro Nacional de las Mujeres. Anoche su líder Carlos Pampillón, conocido militante fascista, festejó en la puerta del búnker PRO de Mar del Plata el triunfo del nuevo intendente, Carlos Arroyo.

“Ganamos distintos tipos de ‘buenos’ para que pierdan distintos tipos de ‘malos’. Obvio que habrá gusanos que mutarán y seguiran en el poder, pero la gran mayoría de los peores funcionarios de la historia ahora deberán laburar. De pie, otra vez. Poder convivir los que pensamos distinto y en paz. Gracias a dios”, escribió Pampillón en el muro de Facebook. El líder del Foro Nacional Patriótico (FONAPA) y “La Giachino” está procesado en la Justicia Federal por escribir “Fuera Bolivia de Salta” en la entrada de la Casa de Residentes Bolivianos y por escrachar el monumento a la memoria de la ciudad.mardelplataencuentromujerespampillon

El sábado al atardecer había una movilización contra Monsanto en Mar del Plata y el Colectivo Antifascista esperaba que se hiciera la hora en Plaza España. “Llegó la hija de Pampillón con otra chica, los patoteó y se fue para que la siguieran. Era una emboscada: alrededor de ocho personas los esperaban  en la entrada de un edificio”, contó Lozada. El Colectivo contó lo que pasó: “El hecho estaba pactado y bien organizado, aparecieron corriendo 15 individuos con palos de acero y en la punta una bola de cemento. Agarraron a un compañero entre 15 personas y empezaron a darle patadas, piñas y palazos en la cabeza. Estaban decididos a matarlo”.

La pareja de la hija de Pampillón reconoció el ataque pero contó su versión: “Mi novia fue increpada junto a dos amigas por alrededor de 20 antifascistas, luego de recibir insultos y amenazas. Fue pateada y golpeada en la nuca con un puño Americano […] Cuando estas ratas cobardes nos vieron llegar comenzaron a correr en todas las direcciones dejando atrás a muchos de los simios que participaron de la cobarde golpiza a una joven menor de edad. A algunos de ellos se los encontró a unas pocas cuadras y recibieron lo que merecen lacras de este tipo”.

atacado por neonazis (1)

El líder de ATEOS, Fernando Lozada, desconfió. “Para ser espontáneos, es raro tener caños de PVC”, dijo a Cosecha Roja. Según denunciaron los militantes atacados, los agresores son siempre los mismos. La semana pasada uno de ellos amenazó a Javier Moreno, referente de la Asociación Marplatense de Derechos por la Igualdad (Amadi) en Balcarce y Salta: “Cuidate porque te voy a acuchillar”, le dijo un joven conocido como “El Rusito”.

– Los nacionalistas y los ateos no nos llevamos bien – dijo Lozada.

– ¡Ustedes son la lacra de la sociedad! – respondió Pampillón a los gritos, refiriéndose a ellos y a la agrupación HIJOS.

El diálogo entre Lozada y Pampillón fue durante la marcha del 24 de marzo de 2014. El fin de semana del 12 de octubre, durante el 30° Encuentro Nacional de las Mujeres, el grupo de choque empezó las agresiones frente a la Catedral. A la noche, la provocación terminó en represión policial, gases lacrimógenos, balas de goma y tres mujeres detenidas de forma irregular.

Pampillón y su séquito esperaron las 65 mil mujeres que viajaron al Encuentro  parados en las escalinatas. Después bajaron y empujaron la reja hasta que la tiraron, de adentro hacia afuera. La Coalición Argentina por un Estado Laico (CAEL) denunció que grupos neonazis ya habían violentado los murales que le daban la bienvenida a la ciudad costera a las militantes. “No era un grupo inocente preocupado por la iglesia, sino varones reconocidos y autodenominados fascistas”, escribió la CAEL.

Quién es Pampillón

En julio de este año, la Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata confirmó el procesamiento de Pampillón. Está acusado de provocar daños contra el monumento a la memoria ubicado en la Base Naval de Mar del Plata y al Centro de Residentes Bolivianos.

Según la justicia, Pampillón instigó a los integrantes del FONAPA a dañar el monumento  “Memoria Verdad Justicia” ubicado en la Base Naval en la noche del 7 de septiembre del 2011. El ataque fue una respuesta a la decisión del Concejo Deliberante de retirar el cuadro del ex capitán Pedro Giachino, un marino fallecido en la Guerra de Malvinas que estaba acusado de cometer delitos de lesa humanidad.

En febrero de 2014 tres integrantes de FONAPA y “La Giachino” pintaron el paredón del Centro de Residentes Bolivianos de Mar del Plata. Escribieron “Fuera Bolivia de Salta. La Patria no se negocia. Ojo… arderá el escarmiento. FONAPA – La Giachino. Viva la Patria carajo” e incendiaron el portón de entrada. “Estoy orgulloso de haber hecho la pintada, aunque a la gente esto le choque, que mi agrupación sea patriota y nacionalista”, dijo Pampillón en ese momento.

Durante la toma del Colegio Nacional de Buenos Aires, en septiembre de 2013, un grupo de hombres y jóvenes con banderas y palos aparecieron en las escalinatas para amenazar a los estudiantes por lo destrozos de la iglesia provocados la semana anterior. “Entre ellos estaba Pampillón”, contó Lozada.

Por esos actos, por participar en el amotinamiento de la policía local, irrumpir violentamente en el Concejo Deliberante y amenazar públicamente, Pampillón fue declarado persona no grata de la ciudad. El hombre se siguió mostrando en fotos con Emiliano Giri, jefe de campaña de Arroyo -que ganó con un 47,5 por ciento de los votos-. Anoche Pampillón estuvo en la puerta del búnker PRO en Mar del Plata. “Muchos de ellos con el triunfo sienten que van a tener apoyo político y complicidad para actuar”, dijo a Cosecha Roja Fernando Lozada, de ATEOS.

Las bandas fascistas

Todos los actos fascistas en Mar del Plata llevan la firma de alguna organización que los nuclea. “Pampillón tiene Fonapa (el nombre que usan para lo político) y la agrupación La Giachino”, contó Lozada. Rosas Rojas es una banda de rock en la que alguno de ellos tocan y es la firma que usaron para los escraches que hicieron en los días previos al Encuentro Nacional. Allí y en Bandera Negra se agrupan la hija de Pampillón (que es menor de edad) y su novio Alan Olea. Además, se juntan para practicar artes marciales.

“Resistimos y protegimos la casa de dios en nuestra ciudad de la horda de ateos, lesbianas, antifas, travestis, zurdos y demás lacras.Ni aun 60.000 mil lograron cumplir con su repugnante cometido. Bandera Negra Mar del Plata se hizo presente y resistió junto a organizaciones católicas y autoconvocados”, firmó Olea su publicación en Facebook después del enfrentamiento en la Catedral.

El Rusito, el mismo que amenazó a Javier Moreno, se llama Oleksander Levchenko. El lunes a la tarde, antes de la represión en la puerta de la Catedral, la policía local lo detuvo. A las pocas horas lo liberaron  y apareció en frente a la iglesia junto a Pampillón y compañía. El Rusito tiene denuncias por golpear mujeres trans en el barrio La Perla. En septiembre de 2014 Tamara, una chica trans que trabajaba en la zona roja, recibió una paliza. En aquel momento, Moreno contó a los medios locales que el rusito “le abrió la cabeza, le hizo dos cortes muy grandes con una botella”.

“¿Qué nuevos vientos soplan para que estos grupos se hayan envalentonado de esta forma? ¿Cuándo perdimos la capacidad de asombro ante la violencia por odio racial o por razón del género? Yo no me resigno”, escribió José Luis Zerillo, director General para la Promoción y Protección de los DDHH de Mar del Plata.

***

Foto movilización Mar del Plata: Mariana Leder Kremer Hernández

Nota publicada el 26/10/2015.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada