Los seis millones que Farré oculta de sus hijos

-Los chicos no lo visitan. No quieren hacerlo.

A casi dos años de su asesinato, los tres hijos de Claudia Schaefer y de Fernando Farré están a cargo de Sandra Schaefer. Desde entonces, no volvieron a ver a su padre, el femicida que asesinó a Claudia de 74 lesiones: 66 puñaladas y ocho golpes que le provocaron hematomas. “No quieren. Ellos no quieren”, dijo a Cosecha Roja Jorge Sandro, el abogado de representa a la familia.

Desde el 21 de agosto de 2015, los chicos viven con su tía y no reciben ningún tipo de sostén económico por parte del padre ni de la familia paterna . Aunque los alimentos están decididos judicialmente, no se pagan. “Farré se quedó con toda la indemnización que cobró cuando lo despidieron. Son casi seis millones de pesos. Y los tiene escondidos. Lo sabemos y también lo declaró en la audiencia del martes el abogado José Cárdenas, que lleva la parte civil”.

Meses antes del crimen, Farré cobró una indemnización de $5,8 millones. Su patrimonio era de 177 mil dólares, un departamento en Avenida del Libertador, una camioneta Audi Q7 y un BMW. Sus últimos movimientos de dinero fueron: un millón y medio de pesos fue a un plazo fijo a nombre de sus padres, un millón y medio de pesos fue a la bolsa. Además, abrió otra cuenta a nombre de su hermano y retiró los 177.000 dólares.

Hoy, en el Tribunal Oral Criminal 2 de San Isidro, declaró Sandra Schaefer, acaso la testigo más importante presentada por la querella. Dijo que su hermana en 2014 ya pensaba en separarse de Farré. “Tenían una relación muy violenta, de mucho maltrato y él no demostraba ningún tipo de cariño con la familia”. Dijo que Claudia le tenía pánico y que estaba segura que nunca le iba a perdonar que lo hubiera denunciarlo por violencia de género. “Los maltratos eran delante de mí. Para él, ella era un objeto más. No le importaba la cuestión afectiva”. Se puso a llorar al recordar el 21 de agosto. Su hermana le había dicho que iría a buscar sus cosas a la casa del country Martindale y ella le contestó que le parecía absurdo que fuera hasta allá ya que Farré iba a darle lo que ella quisiera.

“Las audiencias son favorables a la acusación. Todas las declaraciones que se recibieron son una abrumadora demostración sobre los maltratos que recibía Claudia, de la actitud persecutoria y cruel del marido”, contó Sandro. “Hasta ahora, ninguno de los testigos se pronunció a favor de Farré”.

En relación a la figura de emoción violenta que la defensa trata de demostrar Sandro explicó que si hay femicidio “queda excluida conceptualmente la emoción violenta. La defensa de Farré apunta a esa figura pero los motivos son completamente ficticios”.

En la audiencia del martes, como parte de una estrategia, los defensores de Farré sacaron a la luz unas fotografías de Schaefer junto a un hombre. “Se quiso introducir la supuesta relación de Claudia con una persona, en un momento en que estaba ya separada hacía más de un año y mucho antes de la fecha del hecho. De todos modos, eso no justifica ni el hecho ni la supuesta emoción violenta. Yo creo que, en relación a la defensa esta táctica la va a perjudicar”, dijo Sandro.

Además de Sandra, hoy declararon los peritos. Todavía no se sabe qué testigos presentará la defensa en las audiencias que se prolongarán, al menos, hasta el lunes.

Sandro es uno de los penalistas más renombrados del país. Fue abogado defensor de Gregorio Ríos, jefe de seguridad del empresario Alfredo Yabrán, en la causa por el crimen del fotógrafo José Luis Cabezas. Coordinó la defensa del sacerdote Julio César Grassi, en las causas en las que fue condenado por abuso de menores.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada