A los tiros contra el juez que condenó a Los Monos

losmonos

El Ciudadano.- Foto: Juan José García

Dos motociclistas bajaron un cargador de 9 milímetros contra una vivienda de Cerrito e Italia, en Rosario. Allí vivió hasta hace 50 días el juez Manfrín, quien presidió el tribunal que condenó a Los Monos; también integró el que absolvió a Bassi por el crimen del Pájaro Cantero.

Desconocidos en una moto enduro acribillaron a tiros pasadas las 21 de este martes el frente de una vivienda ubicada en Italia 2118, a menos de cincuenta metros de la comisaría 5ª. Según trascendidos de fuentes policiales y judiciales, hasta hace al menos 50 días en la casa vivía el magistrado Ismael Manfrín, quien presidió el tribunal (que también integraron) Marisol Usandizaga y María Isabel Mas Varela), que condenó el pasado 9 de abril con penas de 3 a 37 años de prisión a diez civiles acusados de integrar la banda de Los Monos por conformar una asociación ilícita con múltiples fines delictivos y, en algunos casos, por homicidios.

También sentenció a nueve policías por encubrimiento y violación de secreto mientras que absolvió a otros cuatro integrantes de fuerzas de seguridad por el beneficio de la duda.

Manfrín y Más Varela también integraron el tribunal junto con magistrado Julio Kesuani que absolvió por el beneficio de la duda razonable a Luis “Pollo” Bassi como instigador del crimen de Claudio “Pájaro” Cantero, líder de Los Monos, ocurrido el 26 de mayo de 2013. La misma decisión alcanzó a Milton Damario y a Facundo “Macaco” Muñoz, a quienes se señalaba como los sicarios contratados para completar el trabajo.

El ataque, a metros de la 5ª

Según voceros relacionados con el caso, alrededor de las 21.15 un policía que estaba en la puerta de la seccional 5ª, ubicada en Italia 2153, vio pasar a dos hombres con cascos en una moto enduro blanca que abrieron fuego cuando llegaron a la esquina con Cerrito. Personal policial inició una persecución hasta que los perdieron de vista en inmediaciones de Moreno y Amenábar, se informó.

Algunos vecinos de la zona contaron que la casa recibió al menos media docena de impactos, pero que las detonaciones fueron muchas más. Voceros del caso dijeron haber constatado 15 impactos de bala, al parecer calibre 9 milímetros, a juzgar por las vainas servidas incautadas en el lugar.

Guille y Ema, al borde del traslado

El lugar de detención para alojar a Ariel Maximo “Guille” Cantero y Jorge “Ema” Chamorro es una disputa que por estas horas se dirime en los tribunales. Ambos fueron condenados en la mega causa Monos por la Justicia provincial, sentencia que aún no está firme porque fue apelada. Pero también están procesados en la causa Los Patrones por la venta de estupefacientes en el fuero Federal, lo que motivó una vez más que Servicio Penitenciario santafesino disponga el traslado de ambos a un penal federal, es decir, a otra provincia. La medida es un agravamiento de las condiciones de detención para la defensa, que adelantó que este miércoles va a presentar un habeas corpus en los tribunales Federales.

La semana pasada, el Tribunal Oral Federal Número 3 le dio lugar a un pedido del Servicio Penitenciario de Santa Fe y dispuso el traslado de Cantero y Chamorro a un penal federal. El argumento de la peligrosidad de los detenidos. Sus abogados Carlos Varela y Fausto Yrure presentaron un habeas corpus en los tribunales provinciales que resolvió el juez José Luis Suárez. No obstante, el magistrado no se expidió sobre la cuestión de fondo porque entendió que la decisión correspondía al fuero Federal, pero suspendió el traslado por cinco días hábiles para que la defensa tenga tiempo de hacer la presentación en los tribunales federales. Y así fue. La presentación fue realizada pero la respuesta fue negativa, ya que los federales rechazaron el recurso de reposición presentado en nombre de Cantero y Chamorro, sobre la decisión del tribunal oral 3.

Los abogados adelantaron que el próximo paso es la presentación de un habeas corpus en el Federal sobre el agravamiento de las condiciones de detención de sus defendidos. Entre los argumentos recordaron que la única vez que ambos detenidos fueron trasladados a penales federales, en 2016, fue por un supuesto intento de fuga que terminó siendo desestimado. Luego, ya trasladado a una cárcel de Neuquén, Chamorro recibió cinco puñaladas por la espalda que lo dejaron al borde de la muerte por lo que dijo que si firman de nuevo su traslado están firmando su pena de muerte. Por su parte, Cantero perdió a su sobrina en un siniestro vial ya que murió en la ruta cuando viajaba a Rawson a visitarlo.

Los abogados dijeron que hay un “ensañamiento” contra ellos ya que otros presos de “alto perfil con causas federales no son trasladados”.

Guille fue condenado a 22 años de cárcel como jefe de una asociación ilícita y como autor del homicidio de Diego “Tarta” Demarre, ocurrido el 27 de mayo de 2013, pocas horas después del crimen de su hermano Claudio Pájaro Cantero.

En tanto “Ema” Chamorro fue condenado a 12 años por ser miembro de esa asociación ilícita y partícipe secundario del crimen de “Tarta”. El fallo, que tiene las firmas de los jueces Ismael Manfrín, Marisol Usandizaga y María Isabel Más Varela no está firme ya que fue apelado.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Comentarios cerrados