Marchan por la mujer que quemaron para ocultar el femicidio

El cuerpo de Fernanda Pereyra, mamá de dos niños y embarazada de seis meses, apareció quemado en un camino lateral a la Ruta Nacional 6 en Rincón de los Sauces, Neuquén. De la autopsia surgieron tres hipótesis: que la apuñalaron, que le dispararon o las dos cosas. Luciano Hernández, Osvaldo Castillo y Diego Marillán fueron acusados de homicidio doblemente agravado y continúan con prisión preventiva. Hoy a las 16:30 Laura Pereyra, hermana de la joven asesinada, encabezará la marcha en reclamo de justicia por Fernanda y su bebé.

*

quemada femicidio
A Fernanda la mataron el 20 de julio. Para ocultar el crimen, los acusados acostaron el cuerpo en el centro de una hoguera construida con leña de álamo, palet y cuatro cubiertas a la vera de la Ruta 6, a tres kilómetros de Rincón. Después, la rociaron con combustible para borrar las evidencias. El cuerpo se quemó en un 90 por ciento.

El juez Lucas Yancarelli dictaminó seis meses de prisión preventiva para todos los acusados: Luciano Hernández, Osvaldo Castillo y Diego Marillán están imputados por homicidio doblemente agravado. Si bien todavía no se sabe cómo la mataron (por el estado del cuerpo después de prenderlo fuego) sí se comprobó que la quemaron.

La justicia los detuvo después de analizar las cámaras de seguridad de la ciudad: en las imágenes se la ve a Fernanda entrando a una camioneta en una plaza de la ciudad.

Ahora la justicia maneja varias hipótesis. La primera es que el bebé que esperaba Fernanda no era de Hernández (su expareja) y que por eso se habían separado hacía unos meses. La otra está vinculada a la supuesta actividad narco de Hernández, que tenía una pinturería como pantalla. Suponen que Fernanda habría estado vinculada de alguna manera a ese negocio y que había decidido salirse. “Había una hipótesis de ritual satánico pero se descartó porque era insostenible. Ahora están investigando una teoría relacionada con el narcotráfico”, dijo a Cosecha Roja Laura Pereyra, hermana de Fernanda.

En la marcha de hoy, el punto de encuentro es el Monumento a la Mujer, frente a la Clínica de Rincón de los Sauces. La movilización recorrerá seis kilómetros por la ruta hasta llegar al lugar en donde se encontró el cuerpo. “En el lugar pintarán una estrella roja con el dibujo de una mujer embarazada dentro para simbolizar nuestro pedido de verdad y justicia”, dijo Pereyra.

Después harán un minuto de silencio, repartirán velas con la inscripción “Ni perdón ni olvido. Justicia por Fernanda y su bebé” y lazos formados por una cintita negra (por el luto) y una roja (por el femicidio). Pasado el momento de reflexión terminará la marcha.

En el encuentro participarán distintas organizaciones como la Unión de Obreros de la Construcción de la República Argentina (UOCRA), gremios petroleros, las iglesias, los maestros, y miembros del municipio que levantarán firmas para exigir más seguridad, la instalación de más cámaras, y más destacamentos. “En el pedido de justicia nos unimos todos. Es un reclamo del pueblo”.

“Se trata de un caso de femicidio por Fernanda y de un homicidio por su bebé”, dijo a Cosecha Roja Laura Pereyra, la hermana de la víctima. Uno de los tres imputados, Diego Marillán, se presentó ante la Suprema Corte para terminar de cumplir la prisión preventiva (que finaliza en enero) en su domicilio, pero la justicia le anuló todos los pedidos. “Está también la posibilidad de que Hernández haga lo mismo. Esperamos que la respuesta de la Corte sea la misma, pero hasta ahora estamos de acuerdo con el desempeño de la justicia. El 20 de julio apareció muerta Fernanda y a los ocho días ya tuvimos una audiencia con la formulación de los cargos”, contó.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Comentarios cerrados