Murió la mujer a la que le amputaron la pierna equivocada

Hace dos semanas, Magdalena Leguizamón fue noticia primero porque le cortaron la pierna equivocada y después porque, en realidad, no debían cortarle ninguna de las dos. El Sanatorio Berazategui suma dos casos más de mala praxis y otros ocho están en investigación.

Murió la mujer a la que le amputaron la pierna equivocada

Por Cosecha Roja
07/08/2019

Magdalena Leguizamón tenía 66 años. Hace dos semanas entró al quirófano del Sanatorio Berazategui para que le amputaran una pierna por un problema de diabetes. Cuando se le fue el efecto de la anestesia descubrió que los médicos le habían amputado la pierna equivocada. Ayer Magdalena murió en el Sanatorio Güemes de la Ciudad de Buenos Aires. 

Afiliada al PAMI, la mujer había ido al sanatorio por una infección. Una década atrás ya le habían amputado parte del pie y había perdido la vista a causa de la diabetes. El domingo 21 de julio los médicos le dijeron que debían amputarle la pierna derecha hasta la altura de la rodilla. Al día siguiente la operó el traumatólogo Gonzalo Cardozo. El médico dijo que amputó la pierna que le había señalado el cirujano vascular Rafael Rico Núñez, quien había firmado la derivación. 

Después de la operación la mujer fue trasladada a la Clínica Ceni de Quilmes. Ahí se enteró de que además de amputarle la pierna equivocada, en el Sanatorio de Berazategui le habían hecho un mal diagnóstico: no era necesario amputarle ninguna pierna. 

La familia de la mujer hizo una denuncia por mala praxis. El traumatólogo y el cirujano vascular fueron imputados por el delito de lesiones culposas y la fiscal Karina Santolín de la UFI Nº7 de Berazategui ordenó el allanamiento del sanatorio. Ahora, tras la muerte de la paciente, la carátula podría cambiar a homicidio culposo.

Tras la difusión de la noticia se conocieron otros casos de mala praxis en la misma clínica. Teresa Angiletta, de 71 años, había entrado al quirófano para una operación del píloro, la válvula que conecta el estómago con el duodeno. Los médicos se confundieron y le extrajeron la vesícula. 

Un mes después, Angiletta murió por una complicación derivada de la extracción de vesícula que no deberían haberle practicado. “Tenía 70 años. Se equivocaron de operación, claramente jamás se hicieron cargo. La mataron”, contó su nieto Gonzalo.

La abogada Paola Stekloff, especialista en casos de mala praxis, presentó una denuncia penal en representación de la familia de Angiletta. El cirujano Fernando Javier Palladino quedó imputado por homicidio culposo y la fiscal Santolín ordenó un nuevo allanamiento. 

Stekloff también representa a la familia de Dionisia Caballero. El año pasado la mujer fue derivada por la obra social PAMI para operarse en el Sanatorio de Berazategui por una fractura expuesta de cúbito. Según los médicos tuvo un paro cardiorespiratorio. Estuvo algunos días en coma y murió. La abogada apunta a la responsabilidad del anestesista durante la intervención. 

Mientras avanzan las tres investigaciones penales, la abogada analiza otros ocho posibles casos de mala praxis en el mismo sanatorio. Al conocerse estas denuncias el PAMI suspendió “de manera preventiva” todas las cirugías programadas en el Sanatorio y abrió un proceso de investigación interna para evaluar responsabilidades.

Cosecha Roja

Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales
Cosecha Roja