#NoCuentenConmigo

David Moreyra linchado en Rosario
Cosecha Roja.-

David Moreyra declaró ante el fiscal Florentino Malaponte en la Unidad de Flagrancia y turnos de Rosario. Lo acusan de haberle robado una cartera a una joven que caminaba con su hija por el barrio Azcuénaga el sábado 23 de marzo cerca de las seis de la tarde. Por robo simple, según el artículo 64 del código penal, recibiría una pena de prisión de entre un mes y seis años que debería cumplir en los calabozos de la Unidad Regional II de Rosario.

Esa es la noticia que debía ser y no fue. Y entonces hubo que titular que, después de estar cuatro días internado en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez, murió el pibe que los vecinos lincharon porque les pareció que había robado una cartera. El sábado, en Página 12, el rosarino Javier Nuñez escribió en la contratapa: “No cuenten conmigo. No. Ni para salir a matar a golpes ni para celebrar la muerte”. La frase se viralizó y le dio nombre a la campaña de la Asociación de Pensamiento Penal para juntar firmas y viralizar el hashtag #NoCuentenConmigo. Ya tienen más de cuatrocientos firmantes en la página y una mención cada cinco minutos en Twitter. También juntan firmas pidiendo justicia por David Moreyra en otras páginas.
El mismo sábado estalló en las redes el relato de @diegogrillotrub sobre un intento de linchamiento en Palermo. Hubo varias versiones sobre el episodio y algunos cruces entre usuarios de la red social.

Charcas y Coronel Díaz. Ahora. La gente casi lincha a un carterista. pic.twitter.com/Ydq9jB14sR

— Diego Grillo Trubba (@diegogrillotrub) marzo 29, 2014

 

En un segundo David se quedó sin derechos. Cada trompada que le dieron, cada patada en la cabeza, cada pucho que le tiraron, cada festejo en las redes sociales, cada “le hubiéramos cortado las manos”, cada minuto que hicieron demorar la ambulancia para que no lo socorrieran, destrozaba, en vivo y en cámara lenta, un pedazo de la Constitución. De pronto, en una vereda, no tuvo más derecho a la vida ni a la libertad ni a la seguridad ni la posibilidad de recurrir a un tribunal. Fue torturado, no se presumió su inocencia ni tuvo garantías para su defensa. Tenía 18 años y, culpable o inocente, no se recuperó de los traumatismos ni de la pérdida de masa encefálica.
La causa del robo y del asesinato de Moreyra se unieron en la división Homicidios de la Fiscalía Regional de Rosario a cargo Florentino Malaponte. Entrevistaron a los policías y a la joven a la que le robaron la cartera, que confirmó que reconoce a David como el autor del hecho. También se pidieron las imágenes de la cámara de seguridad más cercana para confirmar si alcanza la zona del linchamiento. La fiscalía, además, solicitó a los medios y a todos aquellos que tengan información para esclarecer el hecho, que la acerquen.

Foto: Infogei

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada