Otra vez, muere una trans en prisión

“El día de hoy recibimos la noticia del fallecimiento de nuestra compañera Angie Velasquez Ramirez, detenida el 18 de Febrero de 2017 en la Comisaría 11° hasta que, luego de denuncias por parte de nuestra organización, fue trasladada a la Unidad 32 de Florencio Varela, donde permaneció hasta el día de ayer. Luego fue trasladada a la unidad 22 de Olmos donde murió”, denunciaron desde la organización Otrans en un comunicado.

angie

Angie  la segunda trans que muere en lo que va del año en prisión. En ambos casos se trató de militantes de Otrans. Las dos estaban a disposición del mismo juez y el mismo fiscal. Las dos eran chicas jóvenes con una enfermedad crónica, que estuvieron primero detenidas en una comisaría donde deterioró su salud. A las dos, cuando esto sucedió las trasladaron a una unidad penal, donde murieron.

“Además de recibir insultos, agravios, humillaciones y todo tipo de violencias por parte del personal policial durante su detención, a Angie nunca le fueron provistos los medicamentos que necesitaba y sumado a las condiciones de detención deplorables fue como su salud se deterioró en menos de un mes”, sigue tel texto de la organización.
Angie “tenía una enfermedad crónica, le habíamos avisado al fiscal, estaba al tanto su defensora, estaba al tanto el juez”, agregaron luego en un audio que circuló por Whatsapp.

“En el caso de Angie, por lo que sabemos la detención fue por una requisa ilegal en la vía pública, con una requisa de desnudo total, con una inspección anal. En alguna parte de su cuerpo supuestamente encontraron un envoltorio con menos de dos gramos de cocaína. Por esos dos gramos le pusieron que era para venta. En La Plata no importa la cantidad, ellos dicen que todas las travestis venden droga y a cualquier movimiento lo llaman maniobras de venta. Eso lleva a que luego le den prisión preventiva de cumplimiento efectivo”, explicó la abogada de COPADI Luciana Sanchez.

La primera en morir en prisión este año fue Pamela Macedo Panduro, de veintinueve años. Pamela era peruana y hace casi diez años que vivía en Argentina. Era la hermana mayor de una familia de la que era sostén. Residía en Capital Federal pero, al igual de Angie, militaba en La Plata junto a OTRANS. En 2014 fue elegida como Miss Latinoamérica Trans.

Su recorrido fue similar. El 9 de noviembre, luego de que su casa fuera allanada, fue detenida en una comisaría de Ensenada y derivada un mes después a la Unidad 32 del Servicio Penitenciario Bonaerense de Florencio Varela, donde estuvo alojada hasta el 23 de diciembre, cuando fue internada en un hospital de esta localidad. El 1º de enero de 2017 falleció.

Ambas trans estuvieron a disposición del juez Juan Pablo Massi, del Juzgado de Garantías N° 4 y del fiscal Alvaro Garganta. En ambos casos, desde Otrans se presentaron para denunciar que estaban vulnerando sus derechos.

“Una vez más vemos como nuestras compañeras privadas de su libertad son víctimas de los crímenes de odio y como se agrava por la complicidad del poder judicial (quien tiene rienda suelta en los armados de causa), el poder ejecutivo (que dice contar con políticas de protección hacia el colectivo Trans y Travesti) y el aparato policial que persigue y hostiga a nuestras compañeras que se encuentran en situación de prostitución”, denunciaron desde la agrupación.

“Angie era una piba que tenía muchos sueños, que tenía un proyectos de vida: se había comprado su casa en un barrio humilde, estaba muy feliz. Quería entrar a estudiar una carrera. Era una militante muy activa. Tomaba la palabra y tenía en claro siempre cuestiones que involucraban a todo el colectivo trans”, recordó su compañera Claudia Vazquez Haro.

Distintas organizaciones convocaron a concentrarse hoy a las 10 de la mañana convocaron a concentrarse en calle 7 entre 56 y 57, en La Plata.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada