Perpetua para el femicida de Julieta Mena

Esta tarde, a un año y medio exacto del femicidio de Julieta Mena, el Tribunal Oral en lo Criminal N° 5 de La Matanza condenó a su femicida, Marcos Andrés Mansilla, a prisión perpetua, la pena máxima posible a la que aspiraban tanto los fiscales Carlos Arribas y Carlos Luppino como la familia de la joven.

julieta mena 2

Los jueces determinaron que el imputado fue autor de homicidio calificado por el vínculo y aborto, ambos en concurso real de femicidio. Es decir que tuvieron en cuenta la figura de femicidio como agravante para dictar la pena de 35 años de prisión y consideraron “la potencial peligrosidad de Mansilla por atentar contra su propia descendencia”, explicó a Cosecha Roja Matías Bernal, el abogado que acompañó a la familia de Mena durante el debate, en representación del refugio para mujeres víctimas de violencia de género Uguet Mondaca. Julieta estaba embarazada de dos meses y medio cuando su pareja la mató a golpes en el baño de su casa de Pasco 289, en Ramos Mejía, la madrugada del 11 de octubre de 2015.

“Es una condena ejemplar, estamos muy satisfechos. Este fallo sienta jurisprudencia y demuestra que la Justicia supo escuchar y que se puede trabajar bien. Ahora, vamos a seguir luchando para que se replique”, dijo Marcela Morera, la mamá de Julieta.

Durante el debate oral, que sólo tuvo una jornada por la contundencia de las pruebas presentadas, el perito forense había acreditado que los golpes de Mansilla, que produjeron el estallido del hígado y los riñones de Julieta, se concentraron en su abdomen y su vagina. Para el médico, y también para los jueces que dictaron la sentencia esta tarde, quedó demostrado que la intención del femicida era producirle un aborto a Julieta.

Julieta mena 1

“La fiscalía y el Tribunal actuaron de manera impecable. Así como muchas veces nos quejamos de la Justicia, sobre todo después de enterarnos de omisiones judiciales como las que conocimos el fin de semana con el asesino de Micaela García, estas condenas son una especie de aliciente”, dijo Bernal.

Otro de los puntos a destacar fue que los jueces dejaron en evidencia durante el fallo que Mansilla tenía un “trato cosificante” en la relación con Julieta. “Eso generó que ella, por ejemplo, empezara a cambiar su conducta con la familia y ocultara el maltrato físico que vivía, o lo justificara diciendo que era su culpa. Es importante que la Justicia entienda que la violencia también es psicológica y que eso tiene consecuencias”, dijo el abogado.

La familia de Julieta no estuvo sola. En las puertas del Tribunal, ubicado a pasos de la sede del Poder Judicial de La Matanza en San Justo, más de cien personas esperaron pacientes la salida de Marcela, quien entró a la sala de audiencias escoltada por su marido y sus dos hijas. También la acompañó Jimena Aduriz, la mamá de Ángeles Rawson, otra víctima de femicidio. Dos horas después del inicio de la lectura de la sentencia, ambas salieron del Tribunal abrazadas y llorando. Afuera, agitaban carteles con la cara de Julieta acompañados por una sola consigna: #NiUnaMenos.

Marcela y Jimena se encontraron mientras exigían justicia por sus hijas, ambas víctimas de la violencia machista, y emprendieron una tarea colectiva: amadrinan el refugio Uguet Mondaca y abrieron un anexo con el nombre de sus hijas. Allí, alojan a cerca de 50 mujeres y sus hijos que están en situación de máximo riesgo.

“Este es un paso muy importante y ejemplificador porque cualquier golpeador hoy sabe que puede terminar de este modo. Es probable que, diez años atrás, este femicidio hubiese sido caratulado como un homicidio simple, con una condena mucho menor, y por eso es fundamental que las familias nos fortalezcamos en la lucha para terminar con el patriarcado”, explicó Jorge Taddei, papá de Wanda, otra víctima de femicidio, quien también presenció la sentencia.

Marcela sintetizó la tarea a futuro: “Estamos satisfechos no sólo por Juli, sino por todas las víctimas. Tenemos que frenar esta ola de femicidios que estamos viviendo. Para que no se repitan, la Justicia tiene que dictar las penas que los femicidas merecen”.

 

Melisa Marturano
Melisa Marturano

Periodista

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada