Perpetua para el femicida que mató a la ex delante de su hija

sofia maier

Cosecha Roja-.

“Si no sos mía, no sos de nadie”, escribió Jonatan Paniagua en su perfil de Facebook. Sofia Maier le contestó en la red social: “Ya está. Simples palabras para el fin”. Ella terminó la relación, dejó la casa en la que convivían y se mudó con su beba Alma al barrio Almirante Brown. El 7 de noviembre de 2013 se juntaron para hablar. Ella fue con la niña pero a Paniagua no le importó: se tiró encima de Sofía, la golpeó y la acuchilló 20 veces. El Tribunal Oral en lo Criminal N°9 de Lomas de Zamora lo condenó a prisión perpetua por el crimen.

***

Sofía tenía 20 años cuando terminó con Paniagua, que tenía 19. Tuvieron una hija y vivieron un tiempo juntos. Él la atacaba y quería pegarle, ella se defendía. En agosto de 2013 se hartó y se mudó la casa de su mamá en Almirante Brown. Hubo tres meses más de idas y vueltas hasta que terminaron la relación definitivamente. “En ese tiempo él planeó cómo asesinarla”, dijo Natalia, la tía de la joven, en una entrevista al portal InfoRegión.

El 7 de noviembre de 2013 él la llamó para invitarla a su casa. Tenían pendiente hablar sobre el régimen de visitas y la cuota alimentaria de la niña, que tenía un año. Esa tarde Sofía llegó con Alma en brazos. Pero Paniagua no quería hablar, tenía otros planes. No sabe cuánto tiempo hablaron pero él la atacó con un cuchillo. A las 16 ella ya estaba muerta.

La sobrina de Paniagua encontró el cuerpo en un cuarto que funcionaba como taller en la casa y pidió ayuda a los gritos. Sofía tenía 20 puñaladas, golpes en la cara y el brazo fracturado. La familia no sabe si Alma estaba a upa cuando él la atacó: la niña apareció al lado del cuerpo de su mamá, con la ropa manchada de sangre.

Después de matarla él se escapó. Dio vueltas por el barrio Ministro Rivadavia. Darío, un amigo, lo encontró cerca de las vías del tren. Paniagua le dijo que se quería suicidar y él le mintió: le dijo que su ex novia estaba internada y así lo convenció de que se entregara. Fue directo a la Policía de Longchamps.

Los familiares de Sofía se dieron cuenta de que tenían una relación violenta después del crimen. “Estaba tratando de rearmar su vida, se estaba poniendo linda y eso pudo ser el detonante”, dijo en una entrevista a Diario Popular Virginia Andino, la abuela de Sofía. Ella volvió a salir con las amigas,  el vínculo no daba para más. Él nunca aceptó la ruptura y creó una cuenta en Facebook para controlarla.

Cuando la policía encontró el cuerpo, los peritos dijeron que Sofía tenía seis puñaladas. Después contaron 16 y en la etapa de alegatos la fiscal Marina Rocovich dijo que eran 20 heridas. Los parientes querían que se juzgara el crimen como un femicidio, pero la fiscal mantuvo la carátula como homicidio agravado por vínculo.

Foto: Diario Conurbano

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada