Argentina: piden juicio político al fiscal que frenó la investigación a los cárteles colombianos

novo

Cosecha Roja.-

En julio de 2008 dos colombianos fueron asesinados en la playa de estacionamiento del shopping Unicenter de Martínez, en el partido bonaerense de San Isidro. Fue el anticipo de la llegada de los cárteles del país caribeño a la Argentina. La Justicia avanzó en la investigación pero el fiscal general de San Isidro, Julio Novo, la frenó. Según dicen, porque tocaba intereses poderosos. Por este caso, el diputado provincial Marcelo Saín presentó en 2010 un pedido de juicio político contra el fiscal que fue rechazado por la Legislatura. Ahora, con las pruebas del juicio a los hermanos Julia en Barcelona y la detención del supuesto narco colombiano Mi Sangre –dos casos que estarían vinculados al doble crimen de Unicenter- el diputado volvió a acusar al fiscal general.

El 24 de julio de 2008, un sicario sorprendió a los dos colombianos en la playa del shopping de Martínez. Disparó decenas de veces y los remató con dos balazos por la espalda a cada uno. Después se fue en moto con un cómplice. Siete meses más tarde, otro colombiano, Sebastián Galvis Ramírez fue asesinado de diez disparos en la puerta de un negocio náutico en San Fernando.

Los fiscales Luis Angelini, de San Fernando, y Diego Grau, de Martínez, se pusieron en contacto con la justicia colombiana. Armaron una lista de testigos para entrevistar en Bogotá, Cali, Ibague, Medellín y Pereyra. El día anterior a tomar el avión para Colombia, el viaje se suspendió.
-Si no pudieron los Marines no vas a poder vos- le dijo el número dos de Novo al fiscal Angelini.

Por su actuación en ese expediente, Angelini acusó en septiembre a Novo de encubrir una red narco. “Los impedimentos opuestos por las instancias superiores”, dice el escrito, “cobraron especial magnitud a partir de mi requerimientos judiciales realizados contra el entorno de quien, mucho después, fuera encontrado con una tonelada de cocaína en España, de apellido Juliá”.

Según denunciaron en San Isidro, el mecanismo que se usó para frenar la investigación por la muerte de los colombianos suele aplicarse a cualquier caso que roce el poder.

En base a la denuncia de Angelini, el diputado provincial Marcelo Saín presentó un pedido de juicio político ante la Comisión Bicameral de Enjuiciamiento de la Legislatura provincial. Además, la presentación de Saín incorpora una acordada de la Cámara de San Isidro de 2007 contra el fiscal, las denuncias de la Asociación Judicial bonaerense por el maltrato a los empleados y otras de 2009, cuando 13 fiscales lo denunciaron por maltratos y omisiones.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada