Por primera vez Scioli recibió a la familia de Luciano Arruga

Cosecha Roja.-

Vanesa Orieta, hermana de Luciano el joven desaparecido hace 3 años y medio en La Matanza, junto a familiares y amigos y referentes de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) fueron recibidos por el gobernador de la provincia de Buenos Aires Daniel Scioli. En la Casa de Gobierno, en La Plata, Orieta exigió la destitución de ocho policías, que el gobernador tenga presencia en la causa y que se devuelva a Familiares y Amigos la casa recuperada donde antes funcionaba el destacamento policial en el que fue visto por última vez con vida el joven.

Comisión Provincial por la Memoria

Familiares y amigos de Luciano Arruga concretaron una reunión con el gobernador Daniel Scioli acompañados por la CPM y representantes de la APDH La Matanza. Participaron la ministra de Gobierno, Cristina Álvarez Rodríguez; el secretario de Derechos Humanos Guido Carlotto; Fernando Espinoza, intendente de La Matanza; Vanesa Orieta, hermana de Luciano Arruga y por la CPM Hugo Cañón (co-presidente) y los directores Roberto Cipriano García y Sandra Raggio; Pablo Pimentel de la APDH La Matanza y Juan Manuel Combi (abogado de la causa).

Las organizaciones solicitaron tres puntos básicos y urgentes: que se aparte de la fuerza a los 8 policías que se desempeñaban en el destacamento donde fue visto Arruga por última vez, que se garantice la participación activa de los familiares y amigos de Luciano en la gestión del espacio donde funcionaba el destacamento de Lomas de Mirador y que se impulse el esclarecimiento de la causa por la desaparición de Luciano Arruga. Además las organizaciones expresaron su preocupación por la violencia policial y persecución de jóvenes en el distrito de La Matanza.

El gobernador, luego de escuchar el relato de la hermana de Arruga, se disculpó por no haberlos recibido antes, expresó su indignación con el hecho y comprometió a luchar por memoria, verdad y justicia. También Además, dijo que hará todo lo posible para garantizar los puntos planteados derivando las gestiones pertinentes en la Secretaría de Derechos Humanos provincial.

Al salir de la reunión, Vanesa Orieta, hermana de Luciano Arruga, comentó: “lo que le pedimos al Gobernador como referente de la provincia es que comience a tener presencia en la causa. Es una causa que hasta el momento mantiene su carátula como “averiguación de paradero” y los 8 policías que desaparecieron a mi hermano están en funciones”.

Hugo Cañón, co presidente de la CPM dijo que “fue una reunión comprometida que puede significar un antes y un después respecto a lo que estamos reclamando, el control civil y político de las fuerzas desmadradas de la policía y del Servicio Penitenciario. El Gobernador escuchó y delegó en el Secretario de DDHH toda la instrumentación de los caminos a seguir. La máxima autoridad política, que es el Gobernador de la Provincia tiene que ser quien comande todas las fuerzas de seguridad de la provincia de Buenos Aires para evitar que sigan con el autogobierno y como corporaciones que se manejan en forma autónoma y que llegan a reclutar chicos para robar, amedrentando, fabricando expedientes judiciales falsos para regular el control social sobre los sectores más pobres y marginados”.

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada