Procesaron a Miguel Del Pópolo por violación

Un año después de la denuncia de Mailén Frías, el ex cantante de La Ola Que Quería ser Chau fue considerado autor penalmente responsable de tres hechos de abuso sexual con acceso carnal. Los delitos fueron considerados agravantes, además, por tratarse de violencia de género.

Hace unos días se cumplió un año de aquella denuncia visceral que dejó patas para arriba al mundo del rock y provocó que comenzara a cuestionarse el machismo y la violencia arriba y abajo de los escenarios. Con la cara empapada de lágrimas, desfigurada por el dolor y la bronca, Mailén Frías contaba ante una cámara cómo el cantante Miguel Del Pópolo abusó de ella. Cómo la maltrató, la golpeó y la forzó a tener relaciones sexuales. La viralización del  video fue la herramienta que encontró Mailén para mover el avispero. Desde entonces le llegaron cientos de mensajes y llamados de chicas que no sólo se solidarizaban con ella, sino que querían aportar a la causa: otras víctimas de Del Popólo y de algún que otro rockstar.

La velocidad de la viralización no se correspondió con la de la Justicia, que tardó un año en expedirse. En ese proceso, Mailén sufrió ataques de pánico, perdió trabajos, tuvo terror a salir de su casa. Pero nada de eso logró doblegarla. Así llegó a esta instancia, en la que el músico es considerado prima facie “autor penalmente responsable de los hechos de los delitos de abuso sexual agravado por haberse cometido con acceso carnal”. Lo resolvió la jueza Fabiana Palmaghini en un escrito de 46 páginas con perspectiva de género. La resolución podría sentar precedentes en casos similares.

Nvard Nazaryan es la abogada defensora de Mailén. Por teléfono cuenta que ambas están felices. Hace un mes, transmitía un sentimiento adverso; ahora está exaltada y camina bajo la lluvia mientras analiza la resolución. “Palmaghini me sorprendió con su resolución porque tiene una mirada profunda sobre esta temática y hace un análisis integral, utilizando normativas nacionales e internacionales. Sus afirmaciones son contundentes”, dijo a Cosecha Roja.

En su declaración indagatoria, Del Pópolo negó los cuatro hechos de los que se lo acusa (tres de abuso sexual y uno de lesiones leves) y en todos los casos aseguró que las relaciones sexuales fueron con consentimiento de las denunciantes. Sin embargo, en los mensajes posteriores que les envió a las tres denunciantes (además de Mailén, lo denunciaron su ex novia Rocío y otra mujer llamada Anabella), el cantante les pidió perdón y aseguró no recordar nada de lo sucedido por los efectos del alcohol.

En esta contradicción se basa gran parte de la resolución de Palmaghini, quien además, destaca la coincidencia de los testimonios de las tres denunciantes que no se conocían entre sí. La jueza tuvo en cuenta la “espontaneidad” de las denuncias, además de la contundencia de los relatos y las pericias psicológicas de las víctimas. De la misma manera, se permitió dudar sobre la objetividad de los testigos aportados por la defensa de Del Pópolo: su padre y su hermana.

Procesado pero en libertad  

La resolución también aclara que el procesamiento no conlleva la prisión preventiva: Del Pópolo esperará el juicio en su casa. Para tomar esta decisión, Palmaghini tuvo en cuenta la actitud y la predisposición del imputado: “(…) habiendo transcurrido un año desde el inicio del proceso, sin observarse ningún acto por parte del acusado que indique que durante ese largo período en que permaneció en libertad, hubiera realizado conducta alguna tendiente a sustraerse de la acción de la justicia, o entorpecer el curso de las investigaciones, es que me autoriza a presumir que al momento de emitir el presente fallo, en caso de continuar en libertad ambulatoria, no habrá de realizar conducta alguna dirigida a frustrar los fines del proceso, no vislumbrándose apropiado su encarcelamiento preventivo”.

“La prisión preventiva es una regla de excepción, no es una norma general: hay que analizar caso por caso”, explicó Nazaryán. “Esto no es una cuestión de venganza, sino una búsqueda de la verdad y la justicia, entonces cuando se dicte una sentencia, se impondrá una pena y se cumplirá”, dijo.

¿Cómo sigue el proceso? La defensa de Del Pópolo puede apelar ante la Cámara esta resolución (y lo más seguro es que lo haga, incluso, esta semana). Y también puede apelar en la instancia de Casación. La clave es que la Cámara confirme el procesamiento. Eso es lo que llevaría más tranquilidad a Mailén, Rocío y Anabella. “Entendemos que esto es un  primer paso y seguiremos aportando las pruebas que nos faltan porque, por ejemplo, Mailén pudo recuperar algunos mensajes de Facebook que faltaban aportar”, dijo Nvard.

Mientras, hay un clima de festejo, de pedacitos de alegría, entre estas mujeres que se animaron a poner en palabras y en acción el padecimiento, sin dejarse vencer por el miedo. Y eso las llena de poder.

Natalia Arenas
Natalia Arenas

Periodista - Diario Popular - Tallerista de la Beca Cosecha.-

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada