Salir a cazar Qom

Un grupo de policías entró de madrugada a la casa de una familia Qom, en Chaco. Hubo golpes, manoseos y torturas. No es un hecho aislado: es el odio, el racismo y la violencia de siempre.

Salir a cazar Qom

Por Cosecha Roja
02/06/2020

La puerta se sacude y una persona intenta que el policía no pase. Otra de las mujeres filma y llora a la vez. La puerta cede:

-No nos hagan nada por favor -se escuchan los gritos del video que difundió Cítrica y que ya se hizo viral.

Fue el domingo a la madrugada en la casa de una familia Qom, en la localidad de Fontana, provincia de Chaco, donde viven varias comunidades originarias. 

Una vez que entraron sin orden de allanamiento y a los golpes, el grupo de policías detuvo y trasladó a cinco personas, tres mujeres y dos varones. 

“La agarraron del cabello a mi hija y la arrastraron y entre seis policías agarraron a mi hija y a mí. El oficial Antonio Fernández me pegó con la 9 milímetros en el rostro”, cuenta en otro video Elsa, la señora que vive en esa casa.

Después vino el alcohol puro: rociaron a las mujeres y amenazaron con que las iban a prender fuego si contaban algo de lo que había pasado.

“Tiraron balazos con posta de goma y de plomo”, dijeron desde la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia, que intervino como querellante en la causa.

El infierno siguió en la comisaría 3ra. Mientras manoseaban a las mujeres, golpeaban a los hombres. 

“Cuando la Secretaría tuvo conocimiento de las denuncias articuló con la Justicia y con el Ministerio de Salud Pública para aplicar el protocolo correspondiente de traslado y atención”, dijo Silvana Pérez, secretaria de Derechos Humanos y Géneros.

A la una de la tarde liberaron a la familia, que fue directo al Hospital.

Liliana Beatriz Irala, fiscal subrogante de la fiscalía de DD.HH, ordenó como primera medida que sean examinados por el instituto médico forense.

“El gobernador dispuso el apartamiento de estos agentes”, anunció hoy en rueda de prensa Gloria Zalazar, ministra de Justicia de Chaco, y anunció que el gobierno provincial también será querellante.


Te puede interesar:

Policías y asesinatos raciales: acá también se consigue


A partir de la pandemia y la cuarentena, dicen que hay una crecida en la violencia. “Estamos muy preocupados por la represión, nosotros habíamos planteado esta problemática a las autoridades hace dos semanas atrás”, dijo en FutuRock Daniel Rolón, integrante del Comité Provisorio Indígena por la Pandemia. “La policía viene persiguiendo a nuestros jóvenes Qom y también a las abuelas y abuelos que salen a vender artesanías”. 

“La policía reprime, sin mediar palabras ni decir por qué, ellos no vienen a mi casa sabiendo que soy el referente de la comunidad a decir “Dani mira pasa esto”. No. Ellos entran a tirar”, dijo Rolón.

Hoy se difundió otro video: dos policías de Chaco detienen a una persona circulando en un horario no habilitado por la alarma sanitaria. Le dicen “andate” y para intimidarlo, mientras se va de espaldas, le tiran con balas de goma.

Según el diario local TAG -que publicó el video registrado por una vecina-, la patente del patrullero coincide con un móvil de la comisaría 7ma.

En Chaco hay tres comunidades originarias: los Qom, Moqoit y Wichi, que viven en permanente tensión con las fuerzas de seguridad. La discriminación a estos pueblos tiene la misma raiz estructural que la persecución a los negros, marrones y pobres en otras ciudades. La matriz del racismo y el odio es el mismo: solo cambian los nombres de quienes reciben la violencia. 

Cosecha Roja

Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales
Cosecha Roja