César Gaviria, un ex presidente por la legalización

Ex presidente César Gaviria

Cosecha Roja.-

El paradigma de la guerra contra las drogas fracasó y el prohibicionismo genera violencia: ese es el consenso que impera en Latinoamérica en los últimos años. “Fueron demasiadas décadas creyendo que se pueden cambiar los hábitos a punta de cárcel”, dijo a Cosecha Roja el ex presidente de Colombia, César Gaviria. “Es una política que no funciona y existen alternativas más inteligentes y que generan menos daño, como la legalización”.

El objetivo es uno: terminar la guerra contra las drogas. “El negocio de las drogas, al ser ilegal, genera necesariamente violencia” explicó Gaviria. El ex presidente forma parte de la Global Comission Drugs Policy, una organización que promueve una discusión más profunda sobre las consecuencias de la droga en la sociedad y reflexionan sobre posibles caminos para resolverlo.

El desafío es encontrar alternativas que no impliquen más paramilitares, más muertos ni más consumidores procesados. “Hay que tratar el tema de una manera no moralista, el consumo de drogas no es un acto criminal”, destacó Gaviria y propuso un enfoque “más inteligente”. La propuesta es reducir los costos que implica la violencia y la represión a consumidores para usar los recursos en prevención, tratamiento e información.

La tendencia a descriminalizar toma cada vez más fuerza. En los últimos cinco años, el tema se instaló en la agenda pública de Latinoamérica: “Logramos quebrar el tabú: la droga era un tema del que no se podía hablar”, relató. En la Cumbre IV de Cartagena de 2012 los principales líderes de la región acordaron que la violencia como forma de terminar con la violencia no va. El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, propuso discutir la posibilidad de legalizar las drogas para luchar contra el narcotráfico. Es similar a lo que había planteado el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y a lo que busca la ley recientemente aprobada en Uruguay. Tras la cumbre, la Organización de Estados Americanos escribió un documento analizando el problema de las drogas en las Américas.

“El prohibicionismo parece tener respuesta para todo pero es ineficaz. Es lo mismo que pasaría si liberamos todas todas las drogas: respondería muchas preguntas pero sería ineficaz”, dijo a Cosecha Roja.

Según Gaviria, cada vez son más las experiencias para rescatar a nivel mundial. “El último impulso fue con la legalización de la marihuana en algunos distritos de Estados Unidos (Washington y Colorado) apoyado por el presidente Barack Obama”. El ex presidente destacó la no criminalización del consumidor de Portugal, en donde en 2001 se eliminaron las sanciones penales por tenencia personal: “Es el mejor ejemplo de lo que se puede hacer: la gente puede acudir sin ningún temor al sistema de salud”, analizó Gaviria.

También festejó el proyecto de regulación por parte del Estado de cannabis en Uruguay: “Yo creo que el presidente (José) Mujica ha hecho lo correcto con coraje y con valor sabiendo que la violencia no se termina si no se resuelve el expendio”. Insistió en que se debe seguir siendo “severo” con los grandes capos de drogas, “cada país tiene que diseñar su propia política, nadie tiene la fórmula perfecta ni la respuesta a todas las preguntas”

Nunca habrá un Pablo Escobar en Argentina

César Gaviria fue presidente de Colombia entre 1990 y 1994. Un año antes de terminar su mandato, tras meses de trabajo de inteligencia, mataron al capo narco Pablo Escobar. “El grado de violencia al que llegó Colombia en el apogeo de Escobar no lo alcanzó ningún otro país”, afirmó.

“No se va a dar en Argentina esa situación y menos con el nuevo enfoque mundial en política de drogas”, dijo a Cosecha Roja. También explicó que las prácticas violentas, como el sicariato, son intrínsecas al funcionamiento de un mercado ilegal, prohibido, y no “un fenómeno específicamente argentino”.

Ni el boom de la detención de El Chapo Guzmán en enero ni el aumento de las agresiones a periodistas en México ni Los Caballeros Templarios ni las tasas de homicidio de Río de Janeiro se acercan a lo que fue la peor etapa colombiana. “Es impresionante lo que pasa en Brasil con las bandas narco”, calificó. Pero aclaró: “Aún así, lo que fue Colombia no es comparable ni siquiera con México”, concluyó.

Foto: Club de Madrid

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada