Un periodista preso en Jujuy

delgado-002

El miércoles 20 de diciembre la policía jujeña avanzó con balas de goma y palos contra los obreros del ingenio azucarero La Esperanza, en Jujuy. Reclamaban por el despido de 338 trabajadores y los sueldos adeudados.

Oscar Delgado, integrante del equipo de la radio Capoma y de la Red Nacional de Medios Alternativos, fue uno de los pocos periodistas que se acercó a cubrir el corte sobre la ruta nacional 34. Mientras filmaba con su celular, un policía le tiró el caballo encima.

—Soy de prensa —gritó.

Lo agarraron tres policías. “No lo podían levantar porque es una persona robusta, entonces le pegaban en el piso y le tiraban el pelo”, contó a Cosecha Roja Martina Montoya, compañera de Oscar en la radio.

Oscar fue uno de los treinta detenidos tras la represión policial. Veintiseis ya fueron liberados. Él y otros tres pasaron la navidad en el Penal de Alto Comedero, en San Salvador de Jujuy. Todavía continúan detenidos.

***

Oscar Delgado

Oscar Delgado nació en Salta hace 47 años. Es alto, barbudo y esconde el pelo largo bajo una gorra verde que lleva a la mayoría de las movilizaciones. Desde hace 11 años vive en Ledesma, Jujuy, donde funciona el Centro de Acción Popular Olga Martínez de Arédez (CAPOMA), un espacio de militancia por los derechos humanos. Oscar integra el equipo de la radio y trabaja en el programa de huertas de la Corriente Clasista y Combativa.

El martes 19 de diciembre a la tarde se acercó junto a su compañero Julio Gutiérrez y una periodista gráfica al corte de ruta que los trabajadores del ingenio La Esperanza mantenían desde el domingo. Los tres se quedaron a pasar la noche en el acampe.

Al día siguiente la asamblea decidió trasladar el piquete al ingreso sur de San Pedro. Avanzaron con tractores y un camión. En el puente los esperó la policía de la provincia. Otro grupo de policías apareció detrás de ellos. “Fue una emboscada”, contó Martina Montoya.

Julio Gutiérrez estaba transmitiendo en vivo para la radio “Bajando Caña”, del sindicato azucarero de Ledesma, cuando empezó la cacería. Las postas de goma rompieron el vidrio de la cabina del tractor e hirieron al conductor. Más de cuarenta trabajadores fueron golpeados y recibieron balazos de goma en el cuerpo y la cara. Los 30 detenidos -26 varones y 4 mujeres, una de ellas embarazada- fueron repartidos en cuatro comisarías de los pueblos de la zona. A Oscar lo llevaron a La Mendieta, a unos 8 km de San Pedro.

Esa misma tarde, la Justicia jujeña ordenó la detención del secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Azucareros (SOEA) de La Esperanza, Sergio Juárez, y el secretario adjunto, Néstor Bautista. Los dirigentes se entregaron poco después de la medianoche tras una asamblea en la sede del sindicato.

Todos los detenidos fueron acusados de daño agravado, perturbación del ejercicio de la función pública e instigación a cometer delitos. “Se está investigando si se trató de una actividad organizada y planificada para suscitar conmoción pública”, dijo el jefe de los fiscales de la provincia, Sergio Lello Sánchez.

esperanza

***

La justicia decretó la quiebra del Ingenio La Esperanza en el 2000, pero la empresa siguió funcionando hasta el 2015 con aportes de los gobiernos provincial y nacional. En noviembre de este año el gobierno provincial anunció la venta del ingenio a un grupo empresario colombiano.

A pesar de que la venta todavía no fue aprobada por la Justicia, 338 trabajadores ya recibieron los telegramas de despido. El ingenio tampoco pagó los sueldos de noviembre ni los jornales de los trabajadores transitorios. Ante esta situación, el domingo pasado los trabajadores salieron a la ruta.

***

Las primeras en ser liberadas fueron las cuatro mujeres. El 24 de diciembre a última hora el juez ordenó la liberación de 21 obreros detenidos después de tomarle declaración.

Los dos secretarios del sindicato, el hijo de un trabajador y Oscar Delgado pasaron la navidad en el penal de Alto Comedero, en las afueras de San Salvador de Jujuy, en el mismo barrio en el que se levanta el penal de mujeres donde Milagro Sala estuvo detenida más de un año y medio.

“No hay una explicación de por que ellos cuatro siguen detenidos. Es una decisión política”, explicó Romina Montoya. “El problema es que en enero comienza la feria judicial, si no los liberan en estos días van a pasar toda la feria detenidos”, agregó.

Sebastián Ortega
Sebastián Ortega

Periodista

Sin comentarios

Comentarios cerrados