Un proyecto oficial elimina la fiscalía especializada en violencia de género

NiUnaMenos6Por Ari Lijalad*

En el marco de una nueva convocatoria bajo la consigna “Ni Una Menos” y del primer Paro Nacional de Mujeres del país, el Gobierno obtuvo dictamen en el Congreso de un proyecto de modificación del Ministerio Público Fiscal que elimina la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM), única en el país dedicada a la investigación de femicidios.

En concreto, el Gobierno busca modificar la ley Orgánica del Ministerio Público, que es la que establece los lineamientos de su política criminal. Se trata de un proyecto compilado por el Ministro de Justicia Germán Garavano y encargado por el presidente Mauricio Macri, cuyo principal objetivo es cercenar las atribuciones de la Procuradora General Alejandra Gils Carbó. En el contexto de un fuerte reclamo social contra los femicidios, la eliminación de la UFEM muestra la escasa preocupación por esta temática. En el proyecto del Gobierno, la palabra “mujer” no aparece mencionada ni una sola vez.

Para Mariela Labozetta, la fiscal federal a cargo de la UFEM, “esta omisión puede tener dos explicaciones: la primera es una actitud deliberada de eliminar la UFEM, lo cual sería alarmante en este contexto social de crímenes contra mujeres, los cuales empiezan a adquirir matices hasta ahora desconocidos, de mayor complejidad, con complicidades de sectores políticos y judiciales. La segunda, un olvido, un descuido del Poder Ejecutivo, que se traduce en que no está en la agenda oficial una política seria en materia de persecución de la criminalidad de género. Igualmente alarmante”.

Para Labozetta eliminar la UFEM puede ser o una actitud deliberada o un olvido, un descuido del Poder Ejecutivo, que se traduce en que no está en la agenda oficial una política seria en materia de persecución de la criminalidad de género. Igualmente alarmante en los dos casos.

La UFEM fue creada por la Procuradora Gils Carbó el 29 de junio de 2015 por la Resolución 1960/15. En sus fundamentos, Gils Carbó planteó: “La importancia de considerar la violencia contra las mujeres por razón de su género en todas sus manifestaciones, se asienta en la urgencia de identificar los patrones que se encuentran más naturalizados pero que sostienen los mecanismos más eficientes de control social y de reproducción de las desigualdades. Se trata de un fenómeno de extrema gravedad, que trasciende el ámbito doméstico y atraviesa todos los espacios en los que se desenvuelven las mujeres en la sociedad, enquistado en la propia raíz patriarcal que la rige”. Y no sólo para las mujeres, ya que el trabajo de la UFEM abarca la violencia contra lesbianas, gays, bisexuales, travestis, transgénero, transexuales e intersexuales.

Desde la UFEM trabajan en la “prevención, investigación, sanción y erradicación de la violencia de género, a través del diseño de una política criminal específica, el desarrollo de herramientas de intervención fiscal y el litigio estratégico”. Es decir, actúa tanto en la elaboración de protocolos como en causas de todo el país. Por ejemplo, la UFEM intervino en la captura del imputado por el doble femicidio de Elizabeth “Romi” Wilson y su hija Estefanía Abril, asesinadas el 20 de febrero de 2015 en el barrio porteño de Constitución. La información de la posible ubicación del imputado provino de unas amigas de las víctimas, que habían abierto una página en Facebook para difundir el caso. A partir de ahí, la UFEM articuló el trabajo con el fiscal Justo Rovira y con las fuerzas de seguridad para atraparlo.

En la resolución que creó la UFEM se ampara tanto la Ley 26.485 de Protección Integral a las Mujeres como los compromisos asumidos por el país en la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer (conocida como Convención de Belém Do Para) y la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer. Entre los motivos de su creación estuvo también la primera y masiva movilización por “Ni una menos”, el 3 de junio de 2015.

En el proyecto que elaboró Garavano, el procurador puede crear unidades fiscales especializadas como la UFEM. Pero a diferencia de como funciona en la actualidad, se trata de una propuesta que debe someter a la Comisión Bicameral Permanente de Seguimiento y Control del Ministerio Público. Si dentro de los 30 días hábiles la Comisión no se expide queda automáticamente aprobada, pero si la rechaza se tiene que elaborar otra propuesta. Así, de aprobarse el proyecto, no solo quedaría desarticulada la UFEM sino que, en caso de que la procuradora quisiera crearla nuevamente, deberá someter esa decisión a esta Comisión, hoy presidida por la diputada del Frente Renovador Graciela Camaño.

La fiscal Labozetta recalca: “La UFEM es la única Unidad Especializada en todo el país que investiga muertes violentas de mujeres por razones de género. En el resto de los ministerios públicos del país existen algunas unidades especializadas en violencia doméstica o sexual, pero ninguna que se esté especializando en la investigación de femicidios como un fenómeno social complejo. Asimismo, tiene una clara política de atender la especificidad que presenta la violencia contra el colectivo LGTBI, el cual ha sido constantemente excluido como sujetos de derecho de las políticas publicas y del servicio de administración de justicia. Es la única estructura fiscal del país con alcance federal, con enlace con ministerios públicos de toda la región y con organismos internacionales de protección de los Derechos Humanos, como la ONU. Es la estructura de alcance federal que hoy está desarrollando política criminal en materia de investigación de femicidios y construyendo herramientas de investigación para la investigación eficiente de estos crímenes, en línea con las exigencias internacionales y sociales”.

La omisión del macrismo resalta cuando otros casos similares al de la UFEM si fueron tenidos en cuenta. Es el caso de la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI), conducida por el fiscal Horacio Azzolin. En su proyecto, el oficialismo pretende crear una Procuraduría de Ciberdelincuencia, o sea, jerarquizarla. La UFECI y la UFEM tienen las mismas características: son unidades fiscales especializadas creadas por Gils Carbó. Sin embargo, el proyecto de Garavano toma en cuenta la UFECI e ignora la UFEM.

El oficialismo ya tiene dictamen de mayoría de este proyecto, gracias al acompañamiento del Frente Renovador y de Progresistas, así como del bloque Justicialista que planteó algunas disidencias. Según la agenda legislativa, el macrismo buscará dale media sanción el miércoles 26 de octubre.

*Artículo publicado en Nuestras Voces

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada