Una chica trans denunció amenazas y la descartaron en un baldío

El cuerpo de Casandra está en la morgue. Lo encontraron 24 horas antes en la Ruta 4. Ella fue estrangulada, degollada, la prendieron fuego y luego la tiraron en un terreno baldío en Camino de Cintura y Seguí, en el límite entre los partidos de Almirante Brown, Lomas de Zamora y Esteban Echeverría.

Casandra había denunciado a la policía por detenciones ilegales y torturas en la Fiscalía de Lomas de Zamora. Desde entonces comenzó a recibir amenazas en su teléfono celular. “A ella y a otras chicas trans de la parada, la policía las reprime constantemente. Las detienen uno o dos días y les pegan con feroz violencia y les roban sus cosas”, dijo a Cosecha Roja Alessandra Luna, integrante de la organización Conurbanos por la Diversidad, de la Campaña Nacional a Favor de Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito y estudiante de Ciencias Políticas y Gobierno en la Universidad de Lanús. “Algunas habían llegado a filmar las detenciones pero cuando los policías se quedaron con sus teléfonos, parece que leyeron sus mensajes y las chicas empezaron a recibir amenazas y comunicaciones raras”, contó.

El cruce de Seguí y la Ruta 4 era la parada de Casandra, el lugar donde la solían encontrar sus clientes, es peligroso. Por eso las chicas que también trabajan por allí formaron un grupo de Whatsapp para estar conectadas y cuidarse entre todas.

La semana pasada hubo otra muerte sobre la Ruta 4. A otra chica trans llamada Rocío la tiraron desde un auto en movimiento contra un puente de hierro.

El 7 de junio, la estación de servicio que queda en Ruta 4 y Seguí fue el punto de encuentro de una manifestación en apoyo a las chicas que se encuentran en situación de prostitución y que sufren persecución policial. La noche anterior habían sido detenidas 19 chicas en una redada.

En la Argentina, en 2016, se registraron 31 crímenes de odio. Los datos no son exactos. Incluyen sólo aquellos casos que fueron relevados por los medios de comunicación o denunciados en la Defensoría LGBT o en las organizaciones de la FALGBT. Del total de las personas de la comunidad LGBT víctimas de crímenes de odio y registradas en el informe, el porcentaje más alto corresponde a mujeres trans, en segundo lugar a las lesbianas y por último los varones cis gays. Según el Observatorio de Femicidios en Argentina Adriana Marisel Zambrano, coordinado por La Casa del Encuentro, y el de las Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLá), hubo 11 asesinatos a personas trans y travestis mientras que en Otrans calculan alrededor de 20.

Cosecha Roja
Cosecha Roja

Cosecha Roja es la Red Latinoamericana de Periodistas Judiciales

Sin comentarios

Responder

Su dirección de email no será publicada